La reforma de la rambla de Piriápolis será "una adecuación urbana a los tiempos que corren"

La reforma de la rambla de Piriápolis será "una adecuación urbana a los tiempos que corren"

    La emblemática rambla de Piriápolis está siendo remodelada. Se estima que para la próxima temporada de verano quedará pronta para que los turistas la disfruten. Según relató el alcalde de Piriápolis, Mario Invernizzi, a En Perspectiva la idea es "adecuar la infraestructura para que sea un lugar más acogedor para la gente". El alcalde también explicó en qué consisten las reformas que se están llevando a cabo, y dejó en claro que la idea será "brindar mejores servicios" teniendo en cuenta "las fortalezas y debilidades" del balneario.

    (emitido a las 8.59 hs.)

    EMILIANO COTELO:
    La rambla de los Argentinos es seguramente la cara más conocida y tradicional de Piriápolis. Su diseño, a grandes rasgos, se mantiene tal cual lo planteó hace casi 100 años el legendario Francisco Piria. Pero es un hecho que el paseo había ido decayendo y perdiendo encanto. Por eso resulta interesante que, después de varios intentos frustrados, hoy esté en plena obra, con la promesa de que el nuevo look se va a inaugurar a tiempo para la próxima temporada de verano.

    Pero la apuesta a la renovación es resistida por un grupo de comerciantes y vecinos, que incluso le han pedido al presidente de la República que interviniera para suspender los trabajos. Y el alcalde de Piriápolis respondió que el presidente Mujica no ha dado ningún paso en esa dirección, y que si lo hiciera, habría un problema serio.

    Vale la pena adelantarnos a lo que se verá en diciembre. Les propongo que nos acerquemos a este proceso en el que está embarcado este balneario, uno de los más importantes de nuestro país. Para eso estamos en comunicación con el alcalde de Piriápolis, Mario Invernizzi.

    ¿Cómo está la mañana allí? ¿Se acomodó el tiempo?

    MARIO INVERNIZZI:
    Sigue nublado, pero paró la lluvia, gracias a Dios. Está agradable, como siempre.

    EC - Se había informado que, a efectos de llegar con las obras prontas para la próxima temporada, los trabajadores continuarían con sus tareas también en sábados y domingos y los días de lluvia. ¿Qué pasó este fin de semana?

    MI - Este fin de semana más que lluvia fue alerta naranja y con viento, no se pudo trabajar. Pero ya están reparando algunos de los pequeñísimos daños y continuando con las tareas planeadas.

    EC - Dejando de lado, entonces, este fin de semana, que fue particular, ¿en general el régimen de trabajo es ese?

    MI - A marcha forzada. Va a sobrar tiempo.

    EC - En general, ¿cuál es el objetivo de esta reforma?

    MI - El objetivo de la reforma es hacer una adecuación urbana a los tiempos que corren. La rambla es un paseo primordial de todo Piriápolis, entonces el objetivo es hacer un parque lineal, que consiste en ampliar las aceras para dar lugar al peatón y enjardinado, lugar de descanso, mejorar el mobiliario urbano, la iluminación. Adecuar la infraestructura para que sea un lugar más acogedor para la gente.

    EC - Con esas referencias alude básicamente a lo que pasará con el pavimento por el que se circula con vehículos, y a la vereda sobre la playa. Pero ¿qué pasará en la vereda de enfrente?

    MI - Va todo en un conjunto.  Y sobre la acera norte, la vereda donde están las edificaciones, no solamente los comercios, sino además edificios habitación y desgraciadamente algunos baldíos impresentables, también se realizan intervenciones. Allí se está actuando en reposición de pavimentos, alumbrado, sitio de descanso, se extiende el sistema tipo deck en los lugares gastronómicos, para dejar la circulación peatonal libre en toda la vereda, también con reposición de pavimento. Ahí se está haciendo una obra muy muy importante, que está prácticamente terminada, que es el entubamiento y reposición de todos los servicios de infraestructura. Servicio de OSE, suministro de agua, que ya está hecho, la reconexión al caño de saneamiento, todo eso por parte de la OSE. Digo esto porque en Montevideo el tema de saneamiento está atado por la Intendencia, y en el interior por la OSE.

    EC - Eso que menciona es importante porque implica que una parte de la inversión no se va a ver, está enterrada.

    MI - Por supuesto. Todo eso que fue reposición de cañería, que se está realizando en este momento en todo el microcentro, son los caños y ya se había hecho buena parte el año pasado. Los caños eran viejos, caños de hierro fundido de 4 pulgadas oxidados, en definitiva el agua pasaba por un espacio de 1 pulgada. Todo eso ya se repuso, fueron arriba de 2.000 metros de reposición de tuberías. Eso se hizo el año pasado, igual que las pluviales, que se rectificaron todas. A lo cual se agregan los servicios de UTE, Antel, ya están todas las cañerías y las conexiones nuevas hechas.

    En este momento es una obra que trasciende el límite de la rambla misma, se está colocando toda la cañería nueva, los cables nuevos de UTE, en previsión no solamente de lo que es el alumbrado, sino de todos los servicios a los padrones frentistas de esa zona. Lo cual implica que hay que ir a buscar la luz a una subestación que está a ocho cuadras del entronque de la curva de Colón, pasando el supermercado Devoto y la Petrobras, una cuadra para arriba. Semejante obra está haciendo la UTE.

    EC - Volvamos a las obras que se están desarrollando en superficie, a las que van a terminar observando, disfrutando, utilizando la gente. En el muro de En Perspectiva en Facebook pueden verse algunos de los bosquejos que anticipan se futuro.
    Rosario, tú has revisado el proyecto, has visto esos dibujos. ¿Cómo lo cuentas?

    ROSARIO CASTELLANOS:
    Por un lado tenemos la vereda sur, que da hacia el mar, con una nueva pavimentación pegada al muro que separa de la playa. Luego hay toda una franja verde, un cantero con una línea de palmeras, luego una zona de ciclovía, otro cantero con césped e inmediatamente la calzada, mucho más angosta que la actual.

    EC - O sea: Si venimos del mar, tenemos la vereda, las palmeras, la ciclovía y el cantero con césped. Llegamos luego a la calle, es decir, el pavimento por donde circulan los vehículos, y luego...

    RC - ...Después, la vereda norte tiene un límite desparejo en el que aparecen ensanches donde están los bancos, está la posibilidad de instalar mesas con sombrillas. Y fundamentalmente hay una modificación que creo que es fundamental en lo que tiene que ver con el aspecto de esa zona comercial hoy francamente destratada por los comerciantes y las malas instalaciones: va a haber una marquesina única donde se anuncien los nombres de los locales, en lugar de ese cambalache de publicidad o de carteles anunciantes y sobre todo aquellos toldos de cualquier tipo de color y diseño.

    EC - Ese es un detalle innovador, interesante: una marquesina continua única sobre la cual irán apareciendo las marcas de los distintos comercios. ¿Qué más?

    RC - Eso es lo fundamental. Hay varios dibujos, tú y yo estamos viendo dibujos distintos. Había uno anterior que daba la zona verde como una franja donde se desarrollaba la línea de palmeras. Creo que eso es lo que está planteado. En ninguno de esos croquis está planteado el estacionamiento de automóviles, esa es una de las grandes objeciones que se le han planteado al proyecto, y no la voy a hacer yo por cierto.

    EC - Alcalde Invernizzi, ¿quiere agregar o corregir algo de esa descripción?

    MI - A lo largo del proceso de mejoramiento y adecuación urbana de esta zona tan importante para la ciudad y el balneario, para el Uruguay, hubo varias versiones [de este proyecto]. Tiene que ver con lo que decíamos al principio: esto arrancó por el año 2004, cuando se hizo una gran movida dirigida por Kaufmann y Asociados que se llamó "El Piriápolis 2010". Se planteaba nuevas ideas en la ciudad a los efectos de brindar mejores servicios y empezar a moverse estudiando sus fortalezas y debilidades. Una de las cosas planteadas en aquel estudio fue tener una mascota propia, que se presentó anteayer en la Rural del Prado. Es un leoncito alado con un sol atrás. Todo eso se planteó con un estudio del urbanista Sprechmann también.

    En el proyecto definitivo, de sur a norte, desde la vereda sur, desde la balaustrada, hay un cantero en la zona de las palmeras, una bicisenda –bicisenda, no ciclovía, porque las ciclovías permiten desarrollar cualquier tipo de velocidad, mientras que la bicisenda es para que ande la bicicleta tranquila–, otro cantero verde con bancos y cosas, después la calzada por donde circulan los autos en los dos sentidos y en la acera norte la repavimentación con los ensanches.

    El estacionamiento queda en la acera norte y quedan estacionamientos transitorios en la acera sur. Estacionamientos que permiten bajar, bajar las cosas a la playa y después la persona habilitada para manejar estacionará en otro lado, en frente o a tres o cuatro cuadras, no queda más lejos que tres o cuatro cuadras la zona de estacionamiento. En la acera norte, en toda la zona que no tiene ensanche permanecen zonas de estacionamiento.

    EC - Ese es uno de los puntos críticos, según sostienen los que discrepan con este rediseño, desaparecen 250 plazas de estacionamiento.

    MI - Ese es un número que llevamos y traemos. Son 250, 220, 370, depende de quién lo diga. La realidad es que desaparecen unas 200 plazas de estacionamiento.

    EC - A partir de esa denuncia, plantean su preocupación por el impacto que este cambio en el diseño de la rambla puede tener en el movimiento comercial, en el funcionamiento de los hoteles de la rambla, incluso de los apartamentos que se alquilan y que tienen vista al mar.

    MI - Efectivamente, es así. Pero, primero, en la playa céntrica, en esa zona afectada, caben según las estimaciones de Prefectura, Policía, salvavidas, entre 8.000 y 9.000 personas. A cuatro personas por auto, 250 autos son 1.000 personas. Si van 8.000 personas, menos 1.000, son 7.000 personas que llegan caminando a la playa o que dejan su auto a una, dos, tres, cuatro cuadras de la rambla. Cuatro cuadras las hace cualquiera caminando. O sea que hay 7.000 que van a pie.

    EC - Hoy ya hay 7.000 que van a pie.

    MI - Hoy ya hay 7.000 que van a pie. Y una cosa muy interesante sobre el tema de la marquesina, la marquesina es obligatoria en todas las construcciones sobre la rambla, pero a lo largo del tiempo por falta de control o permisos mal dados o formas irregulares de construcción no se ha hecho ese paseo continuo que protege del sol. Y ahí aparece la explotación comercial de la pasiva. La pasiva o la marquesina es propiedad privada liberada al uso público, por ordenanza. Esa ordenanza prohíbe la actividad comercial bajo la pasiva, y estamos tratando de modificar eso, nos parece muy interesante que la pasiva tenga un uso comercial a su vez, que no sea un lugar vacío sino que sea allí también se realice actividad comercial. Pero actividad comercial en forma totalmente regulada, no como en este momento, que hay un vacío legal en ese asunto. Estamos teniendo una serie de reuniones a los efectos de generar una ordenanza al respecto.

    EC - Se busca evitar el "campamento".

    MI - Sí.

    EC - Toda esa zona de la rambla arrastra desde hace años problemas serios en su presentación. Por un lado eso que usted mencionaba, la instalación de puestos temporales sin criterio estético uniforme y además en muchos casos directamente irregulares. Pero también un cuidado muy menor o poco extendido de las fachadas de los edificios formales. Hay de todo, lo que ha determinado que la rambla de Piriápolis, para muchos, sea una especie de cambalache, y por lo tanto una pena, porque allí hay valores muy interesantes que destacar.

    MI - Hay valores arquitectónicos de la época del art déco. La propia balaustrada de Piria, que se fue deteriorando a lo largo de 40 años, se recuperó durante el período pasado. Los jarrones redondos clásicos, con los brazos al costado, con plantitas arriba, fueron sustituidos por elementos prefabricados, sin identidad. Eso ya se recuperó en el período pasado, ahora es una lucha permanente mantenerlo, porque es una obra de siete kilómetros de longitud.

    Voy a quebrar una lanza por inversores, comerciantes, distintos actores que además generan muchos puestos de mano de obra y generan un atractivo también en el paseo comercial, donde sus edificios están puestos en orden también. Hay otros que generan una ocupación exhaustiva del espacio público. Nosotros estamos para defender aquellos que hagan una imagen concordante de calidad con el resto del balneario.

    EC - Rosario, tú querías agregar algo sobre la vereda norte.

    RC - Usted dice que ahora se está controlando, pero me preocupa lo que durante años se hizo en forma descontrolada. Creo que hay una baja de calidad en las propuestas nuevas en materia de arquitectura y que los agregados devaluaron todo ese frente marítimo que para mí es fantástico tal cual lo concibió Piria. Entonces, ¿en qué medida se empieza a controlar que no se siga actuando de cualquier manera y que lo que se proyecte tenga cierto respaldo de un diseño arquitectónico evaluado?

    MI - Hay una ordenanza vigente, que incluso se transformó en un trabajo muy importante realizado acá. Lo hicimos en el Consejo, con la participación de la Dirección de Planeamiento Urbano, con consultas a empresarios de la construcción, a hoteleros. Todo este proceso fue muy dialogado. Hay gente que no participó o no le gustaron los consensos y patalea después, pero esto lleva mucho tiempo de conversación, mucho tiempo de ponernos de acuerdo, mucho tiempo de ir viendo.

    EC - ¿Qué va a pasar entonces con esa ordenanza ahora?

    MI - La ordenanza fue cambiada. Antes se permitía la construcción solamente de dos pisos, ahora –cuestión de atraer inversión– se admite que los terrenos frentistas puedan llegar hasta cuatro pisos. También se protegen las visuales de los cerros, las visuales paisajísticas. La ordenanza implica la construcción de la pasiva, todo, el edificio nuevo que se realice tiene que hacerla. Y estamos en pleno proceso de revisar uno por uno los padrones para ir transformándolos de a poco. Es un proceso que no es de un día para el otro, llevamos mucho tiempo de "control descontrolado" al respecto. Pero se está estableciendo ese proceso.

    ***

    EC - Usted despachó relativamente rápido la pregunta que yo le hacía a propósito de las críticas a la reducción de la cantidad de plazas de estacionamiento en la rambla. Señalaba que hoy mismo de la cantidad de gente que va a la playa habitualmente (8.000, 9.000 personas) solo 1.000 -en una hipótesis muy generosa- provendrían de autos que estacionan ahí mismo, cerca de la arena. De todos modos, ¿cómo se piensa canalizar el estacionamiento? ¿Qué alternativas va a haber para quienes tenían la costumbre de estacionar allí?

    MI - Estamos haciendo llamados para la administración de espacios de estacionamiento controlados a no más de 150 metros de la playa. Piriápolis tiene 27 kilómetros de costa, de playa, todo accesible desde la ruta. La zona céntrica misma, desde la playa del Inmigrante hasta el Hotel Colón, lo que se llama la rambla de los Argentinos, tiene 3.500 metros. De estos, se afectan 750 metros. Hacia el otro lado, saliendo de la zona céntrica, vamos a contar que en el Hotel Argentino va a haber estacionamiento de los dos lados, el resto del estacionamiento se mantiene en el resto de la playa, y vamos a permitir el estacionamiento en otras zonas sobre la rambla. Todo eso está en estudio.

    Solamente alrededor de la plaza Artigas, un lugar donde no se estacionan autos en general en verano, y estamos frente al Municipio, en la plaza céntrica, hemos contado 100 autos por ejemplo los días de la Doble San Antonio, cuando se prohíbe todo estacionamiento sobre la rambla. Y desde la esquina de la plaza Artigas hasta la calle Piria, por la calle doctor Héctor Barrios, caben otros 100 autos más. Ahí tiene 200 autos. Más 50 que entran en el estacionamiento que generalmente está deshabitado y ocupado por ómnibus y casas rodantes, etcétera, en la plazoleta Porto Alegre. Ahí están los 250 estacionamientos a 100 metros de la playa.

    EC - El otro aspecto que también ha aparecido en el debate es si esta reforma mantiene o no el espíritu general de la rambla creada por Piria…

    MI - ¡Pero por favor!

    EC - … Varios comerciantes y vecinos entienden que se altera la mística que impuso en su momento el fundador del balneario.

    MI - ¡La mística de Piria, por favor! La mística de Piria era generar un lugar donde se disfrutara del paisaje. Uno ve las fotos viejas… habla de un lugar abierto para la apreciación del paisaje, recuperación del aire marino. Recuperación del aire que baja de los cerros, recuperación del sol, tener un lugar donde la naturaleza se disfrutara a pleno. Si cambiamos el aire marino por el caño de escape de los autos, del Uruguay Natural tenemos poco.

    RC - Me sorprende el argumento, porque esta rambla es de 1910, cuando en Montevideo empezaban los primeros automóviles. Así que Piria nunca pudo haber pensado o imaginado –más allá de su capacidad para adelantarse– que este argumento en algún momento se pondría sobre la mesa para defender su obra. Creo que todo lo que se está procurando, que es priorizar el andar, el caminar, el paseo para el peatón o el ciclista, está dentro del espíritu de disfrute del paisaje que Piria imaginó para ese lugar. Y por otro lado tiene ventajas únicas en el paisaje uruguayo.

    EC - Y en cuanto al aspecto, ¿los balnearios de la riviera francesa sobre el Mediterráneo, por ejemplo Niza y su paseo de los Ingleses, son una referencia en esta remodelación?

    MI - Uno de los urbanistas que vinieron hizo una frase que anda en boga por ahí: Piriápolis se había transformado en la feria de Tristán Narvaja o la calle Uruguay del Chuy puesta en la mitad de Niza.

    EC - Había algo de eso, sí.

    MI - Algo de eso hay. Pero vamos a aclarar, todo el tema de las tolderías con distintas chapas, las tolderías son necesarias, la protección del sol es necesaria, sobre todo en aquellos lugares donde el no cumplimiento de la ordenanza hace que haya una zona de sol. Hay un momento en que pega mucho, dos horas en la tarde, cuando el sol se clava frente al mar en esos atardeceres únicos que tenemos acá en Piriápolis, que invade la zona comercial. Entonces el comercio que se desarrolle ahí es muy importante. Se buscan alternativas para eso.

    Pero el espíritu de Piria… Piria fue un gran emprendedor. Si uno lee "Lo que será mi país dentro de 200 años" –también llamado "El socialismo triunfante"–, en que hace un viaje imaginario en el tiempo, tenía una visión de Piriápolis en la cual de su obra lo único que permanecía… todo lo demás se había cambiado, todo, todo, todo, si había algo que hacía Piria era no detenerse. Piria hizo un hipódromo en una cancha de golf, y así como lo hizo, lo fraccionó y lo transformó en nuevos lugares para vivir. Lo de Piria siempre fue innovar, defendiendo las características esenciales. Nosotros estamos para defender el paisaje y la gente.

    EC - ¿Cuál es la fecha prevista para la terminación de las obras?

    MI - Hay tres fechas previstas. [Se ríe.] La fecha prevista por pliego de licitación es febrero, pero se ha trabajado mucho con el cuerpo técnico y los coordinadores de la obra y la empresa, que realmente, tanto esta como la anterior…

    EC - ¿Y usted qué fecha anuncia?

    MI - Nosotros estimamos y anunciamos 15 de diciembre como plazo máximo.

    Quiero dejar en claro dos cosas, porque se dicen cosas por ahí. La obra dura ciertamente va a estar terminada y se mantiene la circulación en doble sentido. Esa es una duda que está en el aire, ahora tenemos la circulación en un solo sentido por el desarrollo de las obras. El 15 de diciembre están invitados para venir a disfrutar esto.

    ***

    Transcripción: María Lila Ltaif