Los riesgos que tiene beber agua embotellada

Los riesgos que tiene beber agua embotellada

    Una investigación publicada por la revista de divulgación científica In Future deja ver que consumir este elemento en botellas de plástico puede ser perjudicial para la salud.

    Científicos realizaron un análisis químico de agua embotellada, en el cual encontraron que esta presenta un alto contenido en desinfectantes para agua, restos de productos farmacéuticos y otros productos químicos, lo que hace que beber de este tipo de envases pueda causar más daños a la salud que los que provocaría tomar agua de la canilla.

    De acuerdo al profesor de toxicología de la Universidad Católica Australiana, Chris Winder, los estudios realizados en animales concluyeron que el monómero utilizado para hacer el plástico, Bisfenol- A (BPA) puede generar diversos problemas de salud, como trastornos en el sistema reproductivo, en el sistema nervioso central, tiroides, así como provocar obesidad o causar hipertensión y diabetes.

    En tanto, otro estudio realizado en Estados Unidos reveló que en la orina del 95% de las personas que bebían agua embotellada, presentaban restos de BPA.

    Por otra parte, el uso de botellas de plástico contribuye a la contaminación del medio ambiente, ya que para realizar el envasado de agua se producen alrededor de 1.5 millones de toneladas de plástico al año.

    Además del daño a la salud y al medio ambiente, también puede afectar tu bolsillo ya que el costo del agua que se consume de una botella, corresponde más al proceso de embotellado, el envase, la etiqueta y la tapa: Sólo 10% de lo que se paga por el agua embotellada corresponde al líquido.

    De acurdo a cifras de la UNESCO, un litro de agua embotellada puede costar hasta 1,000 veces más que si se toma de la canilla, dependiendo de la región en que se comercialice.

    Especialistas recomiendan beber agua de botellas reusables de acero inoxidable, con el debido cuidado de lavarla con agua y jabón cada vez que se llene de nuevo, para evitar la proliferación de bacterias.