Juan Máspoli (Ancap): La construcción de la planta de etanol "es un tema claro y no ofrece ningún reparo"

Juan Máspoli (Ancap): La construcción de la planta de etanol "es un tema claro y no ofrece ningún reparo"

    La construcción de una planta productora de etanol en el departamento de Paysandú ha suscitado algunas polémicas. Una empresa brasileña acusa a Ancap de pagar una sobrefacturación, y el ente resolvió denunciarla por difamación e injurias. Los integrantes de la oposición del directorio de Ancap han decidido respaldar la actuación del ente. A propósito de esto, En Perspectiva consultó al director por el Partido Colorado de Ancap, Juan Máspoli, quien destacó que desde la asunción dejaron en claro que las cosas que estaban bien iban a ser acompañadas, "esta es una cuestión que está bien realizada, que no nos merece objeciones", según sus palabras. "Nosotros creemos que esto está bien hecho, que corresponde, que se hizo en forma transparente y objetiva y en ese marco es que lo estamos respaldando" agregó Máspoli.

    (emitido a las 7.47 hs.)

    EMILIANO COTELO:
    El Directorio de Ancap convocó ayer a una conferencia de prensa para anunciar que denunciará por difamación e injurias a Serrana Bioenergía, la empresa brasileña que advierte que se pagó una sobrefacturación por la construcción de una planta productora de etanol en Paysandú que operará Alur [Alcoholes del Uruguay].

    La opción de recurrir a la Justicia había sido manejada este fin de semana por el dirigente frenteamplista Raúl Sendic, presidente de Ancap en la época en que sucedieron los hechos señalados por Serrana Bioenergía, y que aparece como el principal perjudicado por esta acusación, que ya había sido planteada a comienzos del año pasado y que ahora vuelve al tapete en plena campaña electoral.

    En estos días varios representantes de la oposición se hicieron eco de las presuntas irregularidades que Gabriel Pérez Morgan, representante de la firma brasileña, expuso el miércoles pasado en la Comisión de Industria del Senado. Algunos hablaron de un nuevo "caso Pluna" y también reclamaron la necesidad de crear una comisión investigadora en el Parlamento. Por eso mismo llamó la atención que los directores blancos y colorados de Ancap estuvieran presentes en la conferencia de ayer, respaldando lo actuado por el ente.

    De este y otros puntos es que vamos a conversar en los próximos minutos con Juan Máspoli, integrante del Directorio de Ancap en representación del Partido Colorado.

    ¿Cómo observa este episodio que se planteó en este fin de semana a partir de la publicación en El País de lo que había ocurrido en la Comisión de Industria del Senado el miércoles?

    JUAN MÁSPOLI:
    La convocatoria de ayer estuvo dedicada a aclarar cuál es la situación, a darle realidad a una información que no era veraz. Hay un largo proceso que se inicia en 2010 para la construcción de la planta de bioetanol donde califican ocho empresas de reconocida capacidad a nivel internacional. Es un proceso transparente que a lo largo de todos estos años termina con la elección de la empresa seleccionada. El valor de precios presentados por estas ocho empresas de primera línea, como le digo, eran todos del orden de entre 70 y 80 millones de dólares, lo cual tira por tierra lo de los sobrecostos, los precios y la digitación, esa acusación no es verídica.

    Desde que asumimos dijimos que las cosas que estaban bien las íbamos a acompañar, y esta es una cuestión que está bien realizada, que no nos merece objeciones. En definitiva eso fue lo que motivó nuestra presencia en la conferencia de prensa del día de ayer.

    EC – Algunas aclaraciones más con respecto a los números. Usted decía que las empresas que participaron de este llamado ofertaron montos entre 70 y 80 millones de dólares. De todos modos el precio total termina siendo más que eso: 130 millones de dólares.

    JM – Sí, claro, lo que refiere a esta contratación es la planta propiamente dicha, después servicios periféricos, recepción de granos, silos, tanques, calderas, todas obras de ingeniería que no estaban contratadas en lo que era la planta en sí misma.

    La planta en sí misma se le contrata a las empresas que a nivel mundial tienen calificación para eso; después hay muchas empresas a nivel nacional que tienen capacidad de realización de los periféricos. El criterio fue desarrollar los periféricos a nivel nacional, porque son obra civil, plantas, silos, tanques, calderas, todos emprendimientos que pueden desarrollar empresas locales.

    EC – En su comparecencia en el Parlamento Pérez Morgan manejó cifras de referencia. Dijo: "Los precios estimados para una planta como la de Alur, de 70 millones de litros al año, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, se ubican entre 23 y 36 millones de dólares; según el Departamento de Energía de Estados Unidos, entre 36 y 40 millones de dólares; según el Instituto Internacional de Desarrollo Sustentable, que es un organismo prestigioso a nivel internacional, está entre 30 y 40 millones de dólares, y para las universidades de Cornell, Georgia o Illiniois los valores también están entre esas cifras". ¿Cómo se entiende entonces esta disonancia?

    JM – Eso no se ajusta a la verdad. El hecho concreto es que yo le estoy hablando de ocho empresas, dos de Estados Unidos, dos de España, otras de Francia, Bélgica, India, en fin, cuando todas cotizan lo hacen en el mismo orden. Habría que ser demasiado maquiavélico para pensar que hay un acuerdo entre todas estas empresas para poner una cotización con sobreprecio. No seamos "giles", esto cae por su propio peso, se puede decir cualquier cosa, porque basta tener la boca para hacerlo, pero los hechos son los hechos y lo cierto, lo que nosotros respaldamos con nuestra presencia, es que el precio de la planta es ese que está allí.

    EC – El precio termina siendo 86 millones de dólares en el caso de Abengoa.

    JM – Exactamente.

    EC – Más las otras obras de los periféricos.

    JM – Sí. Pero lo que se critica del sobreprecio, de que esto vale tanto o cuanto aquí y allá, esto vale lo que vale y es el precio de referencia que han dado todas estas empresas. Nuestra presencia estaba destinada a respaldar este proceso transparente, es objetivo, y que está allí, claramente demostrado en el comunicado. Las cosas que están bien, vuelvo a reiterar, las vamos a acompañar. Las que veamos o entendamos que están mal, lo vamos a señalar, como lo hemos hecho reiteradas veces en forma pública respecto a los combustibles, de las tarifas, en fin, de tantas cosas sobre las que nos hemos ido pronunciando a lo largo de este tiempo. Pero esto en particular es una cuestión que no nos ofrece reparos, creemos que va por la vía que corresponde. Y además es una buena obra para Uruguay.

    ROMINA ANDRIOLI:
    ¿En qué momento las autoridades de Ancap toman conocimiento de la propuesta que tenía Serrana Bioenergía? ¿Fue antes de que se iniciara la licitación? ¿Fue a posteriori? Se lo consulto porque el empresario Pérez Morgan dijo en el Senado que la idea le fue robada.

    JM – Eso también es una ligereza. Uruguay produce bioetanol desde hace 50 años, no hay ningún robo, ¿qué idea van a robar ocho empresas de primera línea del mundo que ya tienen instaladas plantas de estas en muchísimos países? Eso es una ligereza.

    EC – Repaso lo que dijo Pérez Morgan en el Parlamento. Dijo que en el Gobierno de Tabaré Vázquez le entregó a quien entonces era ministro de Ganadería, José Mujica, un proyecto para construir una planta de etanol en base a sorgo que se complementaba con la producción de Alur. Según Pérez Morgan, Mujica se interesó y los derivó con el presidente de Ancap de la época, Daniel Martínez, quien a su vez les indicó que el tema recaía sobre la órbita del vicepresidente, Raúl Sendic. "Se intentó fijar día y hora para una reunión pero nunca se concretó. Nos quedó la sensación de que desde la vicepresidencia de Ancap no había interés en el proyecto", dijo ante los senadores. Pero claro, en 2011, ya en el Gobierno de Mujica, Alur anunció su intención de construir una planta para producir 70.000 litros de etanol anuales. "Nos dimos cuenta que el proyecto era exactamente igual al que le habíamos acercado a Mujica. Como disponíamos de todos los datos, inmediatamente nos abocamos a la actualización del costo", indicó el empresario.

    RA – ¿Ustedes tenían conocimiento del proyecto de Bioenergía?

    JM – No, nunca se presentó, yo en realidad no tengo la más mínima idea de lo que se trata. Pero estos eventos empezaron en 2010, cuando se empieza todo el proceso para la construcción de la planta. Sobre otros asuntos, no me puedo expedir porque en realidad los desconozco. La realidad es que fue un proceso largo, abierto, transparente, objetivo, y en ese marco es que se desarrolló.

    Reitero: la sustancia en este asunto es si hay sobreprecios o no, ese es el tema clave. Cuando le insisto en que hay ocho empresas a nivel mundial, de primera línea, que todas dan el mismo valor, el tema de los sobreprecios cae por su propio peso.

    EC – Ahora, ¿cómo se entiende que usted por el Partido Colorado y que su colega en el Directorio de Ancap por el Partido Nacional estén en esta postura cuando, por otro lado, legisladores de la oposición o han participado a la invitación al empresario Pérez Morgan para que compareciera en el Parlamento, o ante sus denuncias han planteado su sorpresa y preocupación, y han dicho que hay que crear una comisión investigadora o que esto podría ser un nuevo caso Pluna?

    JM – A esas expresiones no me voy a referir, porque eso es competencia de los legisladores. Usted me pregunta cuál es mi opinión y mi posición y yo le digo que este es un tema claro, transparente, que no ofrece ningún reparo, que se hizo de acuerdo a las normas de la buena administración. En ese marco, como hemos dicho desde siempre, fue la actitud que reclamamos a la oposición cuando estábamos en el Gobierno: las cosas que son buenas para el país hay que apoyarlas. Nosotros seguimos manteniendo la misma actitud, creemos que esto está bien hecho, que corresponde, que se hizo en forma transparente y objetiva y en ese marco es que lo estamos respaldando.

    EC – Por ejemplo, ¿qué diálogo mantiene con el senador José Amorín, del Partido Colorado? Porque él fue uno de los que cuestionó a Ancap a partir de la información brindada por el empresario en el Parlamento.

    JM – Tenemos excelente diálogo con José Amorín Batlle, el fin de semana conversamos largo y tendido sobre el asunto, le transmití cuáles eran los hechos objetivos y sobre ese punto quedamos entendidos que era una cuestión que se había realizado de manera transparente.

    EC – ¿Usted entiende que después de que Amorín manifestó su preocupación públicamente el diálogo que usted tuvo con él le permitió aclarar la historia?

    JM – Hemos conversado y le he dado todos los datos que corresponden a este asunto y resulta claro. A veces cuando uno no tiene la totalidad de la información puede haber una visión parcial de estos acontecimientos, pero acá hay una completa información que fue sobre la que conversamos y el camino allí está aclarado. El proceso es absolutamente transparente. Si hubiera algún asunto mínimo de duda nuestra posición hubiera sido otra, está claro, pero sobre este hecho particularmente no tenemos nada que objetar.

    RA – ¿Por qué desde el Directorio de Ancap se decidió salir de forma tan contundente a responder sobre este tema haciendo una conferencia de prensa y anunciando la denuncia por las difamaciones que se habían realizado por parte de este empresario? Se lo consulto porque no es la primera vez que desde una empresa que no resulta beneficiaria en una licitación se cuestiona el proceso de adjudicación, pero en este caso parece que se salió de forma contundente por parte de Ancap.

    JM – Lo que pasa es que hay una cuestión de tono. Para empezar, sobre el tema de la denuncia, eventualmente será Alur quien la lleve adelante, pero lo que se denunció hace algunos días no es una discrepancia menor, es un señalamiento grave al que había que responder porque si no las cosas quedan en el aire. Por eso le digo que para mí la sustancia de la conferencia de ayer es básicamente la información que da sobre todo el proceso claro y transparente, eso es lo que me interesaba a mí que se pusiera arriba de la mesa para conocimiento de los actores políticos, sin duda, pero también de la ciudadanía.

    ***