Informe: A 25 años de las elecciones que marcaron el fin de la dictadura

    Por Javier Castro


    Esta semana se cumplieron 25 años de un mojón fundamental en la historia de nuestro país.

    Once años y cinco meses después del golpe de Estado, y todavía en dictadura, el domingo 25 de noviembre de 1984 se celebraban por primera vez elecciones nacionales.

    En aquella jornada de 1984, la fórmula colorada, integrada por el doctor Julio María Sanguinetti y el doctor Enrique Tarigo, fue la que triunfó en las urnas.

    El veredicto popular colocó como triunfadora a la fórmula integrada por el Dr. Julio María Sanguinetti y el Dr. Enrique Tarigo.

    Al caer la noche, y cuando el resultado ya era un hecho, Sanguinetti realizaba su primer mensaje a la población…

    A esta altura, entonces, de la noche y del proceso electoral, en esta histórica sala de la Convención del Partido Colorado, esta colectividad que gobernó el país a lo largo de lo mayor de su trayectoria nacional, que construyó el pluralismo de su democracia y que construyó en los albores de este siglo una democracia social, luego de 11 años de dictadura se dispone nuevamente a reemprender, de acuerdo a sus viejos principios y valores que son los del país, nuevamente una etapa de reconstrucción nacional”, agregaba.

    El Partido Colorado resultó ganador con el 40,28% de los votos, seguido por el Partido Nacional, con el 34,22%, y el Frente Amplio, con el 20,77%.

    Dentro del Partido Colorado, la fórmula más votada fue Sanguinetti-Tarigo, del Batllismo Unido, integrado por la histórica lista 15 (que tenía a Jorge Batlle aún proscripto) y dos movimientos nuevos: Libertad y Cambio y la Corriente Batllista Independiente.

    La otra fórmula colorada que se había presentado entonces era la que encabezada Jorge Pacheco Areco, con Carlos Pirán como candidato a la vicepresidencia.

    Entre los blancos, la fórmula más votada fue Alberto Zumarán – Gonzalo Aguirre, que representaba al Movimiento Por la Patria y el Movimiento Nacional de Rocha, que habían comparecido a la elección con Wilson Ferreira Aldunate todavía preso en el cuartel de Trinidad.

    Además, también se presentaron otras dos fórmulas: Dardo Ortiz – Conrado Ferber y Juan Carlos Paysée – Cristina Maeso.

    Por el Frente Amplio, que compareció bajo el lema Partido Demócrata Cristiano y con el general Líber Seregni libre pero proscripto, el candidato presidencial  era Juan José Crottogini, que tenía como compañero de fórmula a José D’Elía, el histórico dirigente sindical, fundador de la CNT.

    La Unión Cívica, con Juan Vicente Chiarino y Federico Slinger en la fórmula, fue el más votado de ellos.

    También participaron de las elecciones de 1984 el Partido de los Trabajadores (cuyo candidato fue Vital Andrada), la Unión Patriótica (con Néstor Bolentini encabezando la fórmula) y el Partido Convergencia (con Carlos Ceriotti como candidato).

    * * *

    En aquella noche del 25 de noviembre de 1984, durante su discurso que brindó en la Casa del Partido para anunciar la victoria colorada, el presidente electo, Julio María Sanguinetti, se detuvo en el momento histórico que los uruguayos estábamos viviendo, destacó la salida que finalmente había encontrado el país luego de 11 años de dictadura y subrayó que esas elecciones habían sido posibles gracias a los acuerdos que se habían alcanzado con las Fuerzas Armadas en agosto de 1984, en el llamado Pacto del Club Naval.

    No hay ninguna duda de que el resultado de la elección muestra claramente que aquellas tendencias políticas del país que elaboramos y suscribimos el acuerdo del Club Naval, hemos obtenido el apoyo de la ciudadanía, de alrededor del 70% que ratifica claramente el valor político de esa negociación, y la elevada significación nacional de ese acuerdo histórico que con toda convicción y con toda responsabilidad llevamos a cabo, hombre del PC, del FA y de la UC y que contó también con el apoyo de hombres y tendencias del PN”.

    Ya sobre el final de su alocución, Sanguinetti reflexionó sobre la responsabilidad que asumiría el 1º de marzo de 1985 y por los cinco años siguientes.

    No sentimos hoy esta victoria electoral como una prerrogativa, sino simplemente como una asunción de mayor responsabilidad aún. Sentimos la victoria como una expresión de responsabilidad que nos impone más obligaciones que nunca. Estamos dispuestos a asumirlas y llamaremos a todos a asumirlas colectivamente para que este país que ha atravesado esta etapa con la dignidad que lo ha hecho vuelva a mirar hacia el futuro con la alegría y con la esperanza con la que lo hizo siempre”.

    En ese momento, y mientras Sanguinetti avanzaba en su exposición, el público comenzaba a vitorear al candidato blanco, Alberto Zumarán, que estaba ingresando a la sala de la Convención de la Casa del Partido Colorado a reconocer la victoria de su contrincante y saludarlo personalmente.

    Así lo relataba el periodista Rubén Dirón, por Radio El espectador.

    Público: “¡Uruguay! ¡Uruguay! ¡Uruguay! ¡Uruguay!".
    RD: "El grito de Uruguay ahora para los dos candidatos del PC y del PN. Está haciendo ingreso ahora con dificultades el doctor  Alberto Zumarán. Vamos a ver, Mansilla, si usted puede ver si viene acompañado de algún otro dirigente el doctor Zumarán. CX14 El Espectador y CX18 Radio Sport. Vamos a procurar una mejor ubicación a los efectos de poder observar la presencia del doctor Zumarán que viene ingresando. Ahí se estrecha en un abrazo con el doctor. Julio María Sanguinetti que bajó a recibirlo…"
    Público: "¡El pueblo unido jamás será vencido! ¡El pueblo unido jamás será vencido!".
    RD: "Esto es realmente tocante. La escena es emotiva. El doctor Zumarán está estrechándose en un abrazo con el señor Washinton Cataldi, que está allí. Está saludando uno por uno a los integrantes de la mayoría del Partido Colorado. Ahora levanta la mano el doctor Zumarán saludando a la multitud aquí en la Casa del Partido Colorado con una sonrisa en su rostro. Esto es realmente algo que podríamos llamar como `broche de oro´”.

    Ya instalado en el escenario junto a los dirigentes colorados, Zumarán también habló al público presente en la sala y a todos los uruguayos que seguían los hechos a través de las trasmisiones de radio y televisión.

    Reciban pues mis felicitaciones y que todo sea lo mejor para el Uruguay, para nuestro pueblo que tanto ha sufrido durante todos estos años y que precisa indispensablemente que todas las voluntades nacionales nos dediquemos a la reconstrucción material y moral de la República. Muchas gracias”.

    En el Frente Amplio, el candidato natural era el Gral. Líber Seregni. Si bien había sido liberado en marzo de aquel año, 1984, de todos modos la dictadura le mantuvo la proscripción y eso le impidió participar en aquellas elecciones. De todos modos, Seregni intervino activamente de aquella campaña asistiendo a actos de todos los sectores que integraban la coalición de izquierda.

    Así, por ejemplo, finalizaba un acto de Democracia Avanzada.

    Para alcanzar la Democracia, para afirmar la Democracia, para profundizar la Democracia, para avanzar en la Democracia, para asegurar la liberación de nuestro pueblo y de nuestra Patria debemos obtener el mayor de los éxitos el 25 de noviembre. Esa es la tarea compañeros y a esa tarea los convoco”.

    En lugar de Seregni, entonces, el FA eligió como candidato a quien había sido su compañero de fórmula en 1971: Juan José Crottogini, un médico de profesión, que había sido Rector de la Universidad de la República entre 1964 y 1966, y que en 1984 tenía ya 76 años.

    Pacificación para el cambio y cambio para la paz. Orientales, el 25 de noviembre elijamos nuestro destino. Votemos por la democracia. Votemos por la Libertad. Elijamos la Paz. Viva el FA”.


    * * *

    Material de Archivo: Oscar Romero y Mauricio Almada.