Sistema carcelario ha cambiado de "manera dinámica"

Sistema carcelario ha cambiado de "manera dinámica"

    El comisionado parlamentario para el sistema carcelario, el doctor Álvaro Garcé, presentó ante la Comisión Especial para el Seguimiento de la Situación Carcelaria el informe de Actuación y Evaluación del Sistema Penitenciario Nacional referente al año 2012.


    Los datos que surgen de este informe no son alentadores. En primer lugar Garcé afirmó que el sistema carcelario uruguayo superó los 10.000 reclusos y presenta un nivel de hacinamiento del 68%.

    De 2006 a 2012 la población carcelaria aumentó un 44%, creciendo 75% la población femenina.

    El propio Garcé lo viene anticipando, por ejemplo, en el mes de marzo, en lo que fue la primera Asamblea de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo dijo que pasaríamos la barrera de los 10 mil.

    Según el comisionado en Uruguay no se aplican suficientes medidas alternativas a la prisión y esto contribuye al aumento de los presos. A su vez, subrayó que estas cifras comprometen el futuro y representan un récord:

    “Este es uno de los aspectos que hemos destacado con mayor énfasis porque mientras hay un esfuerzo real de inversión esta tendencia constante al crecimiento de personas encarceladas anula buena parte de ese esfuerzo o, al menos, lo compromete de futuro”.

    Por su parte la licenciada Gabriela Fulco, asesora del Ministerio del Interior para el sistema penitenciario, dijo a En Perspectiva que, si bien desde la cartera no han recibido el informe completo, consideran que el mismo representa una “foto” del sistema carcelario del año pasado.

    El 2012 fue un año convulsionado para el sistema carcelario en parte por los motines que dejaron como resultado la destrucción de dos módulos del complejo carcelario Santiago Vázquez y luego la reacción de las autoridades que también generó cuestionamientos.

    Actualmente hay reclusos que están durmiendo en el patio del módulo ocho según declaraciones de Garcé. Fulco al respecto aclaró que no son los mismos que estuvieron durmiendo a la intemperie cuando se destruyeron los módulos, estos fueron trasladados a Maldonado, lo que está ocurriendo es una rotación mientras reparan los daños.

    Al día de hoy las cárceles que se encuentran con una situación más crítica, según el informe, son las de Artigas y Soriano. En ambos lugares se están llevando a cabo obras. Y en Soriano Fulco explicaba que en octubre inaugurarán 200 lugares nuevos, dos barracas con 40 plazas y otro sector para mujeres.

    Fulco aseguró que hay que tener en cuenta que este año se han realizando construcciones y se viene trabajando para aumentar las plazas:

    "La cantidad de procesos de construcción que se han puesto en marcha para solucionar este tema y que en el último semestre han sido significativas en el sentido del aumento de plazas. Por ejemplo, a la hora de ese informe aún no estaba ocupado el módulo 3 del Comcar, que tiene 336 plazas y hoy en día está ocupado, tiene aún un excedente de 20 plazas por ocupar, que eso depende un poco de la marcha de la clasificación y de la posterior ubicación que se está haciendo”.

    En Florida, Tacuarembó y Colonia también se están llevando a cabo trabajos de ampliación y mejoramiento.

    Ante la pregunta de en cuánto estima que se podrá solucionar la situación de hacinamiento Fulco dijo:

    "En el corto plazo se está solucionando de manera significativa; en el largo plazo el remate lo va a dar la construcción pública-privada que comienza el año que viene, recuerden que es de 1.960 plazas, que pienso que con eso ya el país va a tener un excedente de plazas en todo el sistema".

    Vale la pena subrayar que dos de cada tres presos no tiene condena, y el 60% de los reclusos son reincidentes. En este sentido Garcé se preguntó “cuánto más se puede encarcelar”, cuántos reclusos podrán seguir ingresando a los centros penitenciarios.

    En tal sentido llamó a  una rápida aprobación de las reformas en el Código del Proceso Penal:

    “Es el gran objetivo que debe encarar el Parlamento para lo que le queda a este período y hay que repensar las política criminal, como resolver la criminalidad en el país. Si tuviéramos los mismos niveles de encarcelamiento que Argentina o Brasil deberíamos tener a lo sumo 7 mil”.