Pemex: Gobierno y Fiscalía no descartan que fuese atentado

Pemex: Gobierno y Fiscalía no descartan que fuese atentado

    Ni el fiscal general de México, ni el Gobierno descartan que la explosión registrada este jueves en la sede central de Petróleos Mexicanos (Pemex), que dejó al menos 33 muertos, fuese un "atentado", como comentó uno de los rescatadores.

    El fiscal general Jesús Murillo Karam, afirmó este sábado que no está descartada ninguna hipótesis sobre la explosión registrada el jueves en la sede central de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la capital del país, ya sea "un accidente, un atentado o sea lo que sea".

    "Estamos trabajando sobre todas las posibilidades, no vamos a desechar ninguna", afirmó Murillo Karam en una rueda de prensa que ofreció en la sede corporativa de Pemex. "La determinación es no dejar nada a la imaginación", insistió.

    Por su parte Jesús Murillo, procurador general de Mexico, afirmó que “el Gobierno va a encontrar las causas del accidente en la sede de petróleos mexicanos, se trate de un accidente, una imprudencia o un atentado”, según informa Mónica Romero, jefe de informativos de W Radio México.

    La hipótesis del atentado cobró fuerza después de que uno de los miembros de los cuerpos de rescate que participan en los trabajos sobre la zona afectada dijese que la posibilidad de que la explosión en las instalaciones de la Torre de Pemex fuese premeditada es “muy alta” debido las condiciones en las que se encuentra el edificio.

    Fue Terra Noticias quien publicó este viernes que un elemento de rescate comentó que la situación en el lugar de los hechos era delicada y que por el tamaño del cráter que dejó la explosión intuía que se trataba de un hecho premeditado.

    Finalmente será un peritaje lo que determinará si la explosión en Pemex fue un accidente o un atentado, informa CNN-Mexico. Equipos de peritos federales y dos empresas internacionales investigaran teniendo en cuenta “todas las hipótesis” de la explosión, dijo el procurador federal.

    Por su parte, la secretaria de Salud informó que la causa de su muerte de los fallecidos fue sobre todo en la cabeza. La explosión dejó un saldo de al menos 33 muertos y 121 heridos.

    El accidente sacudió el corazón de la empresa más importante del país, que genera el 40 por ciento de los ingresos del fisco, al que aporta el 70 por ciento de sus ventas, y que emplea a unas 150.000 personas.

    Foto: EFE.