Mujeres de Cháchara

Mujeres de Cháchara

    Con la coordinación de Rafael Cotelo, este viernes se estrena en el Undermovie Mucha Cháchara, el stand up con Manuela da Silveira, Emilia Díaz, Verónica Perrotta y Angie Oña.


    Con el fin de imprimir una risa durante una hora y 10 minutos en los espectadores, comienza este viernes 15 la comedia de pie femenina.

    Estas comunicadoras uruguayas (Manuela da Silveira, Emilia Díaz, Verónica Perrotta y Angie Oña) atravesarán el telón del Undermovie para deleitar con sus monólogos.  

    Las funciones de Mucha Cháchara serán los viernes y sábados a las 22 horas y contarán con la coordinación de Rafael Cotelo, quien ya hizo dos temporadas del stand up masculino, junto con Gonzalo Cammarota, Ignacio Alcuri y Pablo Aguirrezábal.

    Así se presentan cada una de las protagonistas:

    MANU: “Nací en 1982 y se partió la tablita, pero les juro que no tuve nada que ver. Soy la segunda de tres hermanos. Cuando mi mamá me contó que iba a tener otro hijo, le dije que yo también. Tuve un almohadón en la panza durante nueve meses, o sea: estuve embarazada al mismo tiempo que mi madre, cosa que no cualquier mujer puede decir.

    Me llamo María Manuela; María porque es lindo y Manuela por una canción de Julio Iglesias que le gustaba a mis padres.  Mi nombre era un nombre raro cuando yo era chica. Las compañeras de clase me pedían permiso para ponerle Manuela a sus mascotas.  

    Estudié Ciencias de la Comunicación, me fui a vivir a México y me hice experta en putear en mexicano.  Volví a Uruguay y después de un breve, pero infructuoso pasaje por el mundo de la publicidad, empecé a guionar para tele. Ahí me volví experta en putear en uruguayo.

    Súper poderes: Hija del Toto. Experta en salsas para los tallarines. Muy buena haciendo danza árabe.

    Talón de Aquiles: Hija del Toto. Severos problemas de lumbago pese la edad... no me puedo subir a montañas rusas ni tomar alcohol. Soy adicta al Migra Perifar...”


    EMI: “Estudié arte dramático en Maldonado. Teniendo en cuenta la historia de la dramaturgia fernandina, equivale a decir que estudié oceanografía en Asunción del Paraguay. Mi debut artístico fue en teatro en 1994 (N. de R.: negritas agregadas).

    Me he despempeñado como actriz en más de 28 espectáculos, de los cuales usted seguramente no recuerde ninguno. Si no, haga la prueba. A ver... ¿vio?

    También trabajé en “Plop!” y “El Teléfono”, con Ruben Rada, lo que me convierte en la joven más vieja de los medios. Conduje “Pasión de Carnaval” y “Consentidas”, compartiendo panel con figuras de nuestra cultura como: ... (N. de R.: acá decía María Gomensoro y el Payaso Pelusita, ¿a usted le parece?)

    Salí en Carnaval en los años 2001 y 2002, en la Murga Curtidores de Hongos, y  mi desempeño en la bañadera me valió la distinción de Mejor Actriz de Reparto, Actriz Revelación y Mejor Actriz Protagónica. En ese orden. De atrás para adelante.

    De la bañadera. no es por pillarme, pero es muy difícil en este breviario atender todas mis distinciones. Sin despreciar, no quiero olvidarme del Joven Sobresaliente que me gané en 2003. Se llamaba Luis, tenía 16 años y después de repetir cuatro veces sexto, pasó con Sote al liceo”. (N. de R.: Acá se cortó le biografía, créame que la comediante profundizaba sus investigación sobre el humor picaresco).


    ANGIE: “Tengo 27 años y ya soy actriz, dramaturga, directora y docente. ¿Eso no lo hace sentir a usted un fracasado? ¿No? Es sólo a mí entonces. Ejerzo (la docencia) en la Escuela de Comedia Musical, pero no me imagine con plumas, y eso que gané un premio a mis atributos (artísticos) (N. de R.: paréntesis agregados)

    Egresé de la EMAD y estrené numerosos espectáculos en cartel desde 2003, lo que habla muy bien de mi capacidad de trabajo y muy mal del éxito de dichos espectáculos.

    Me parece horrible lo que hicieron mis compañeras de ponerse a enumerar sus cocardas; sería muy feo que yo hiciera lo mismo, y eso que algunos valen la pena, como el Florencio a Actriz de Reparto y a Revelación, la beca Luis Cerminara, el Joven Sobresaliente, la Mención Especial del Conta, y varias veces la distinción en los Encuentros de Teatro Joven. Tomá pa vos!

    No salgo en la tele, ni salí, y probablemente no salga nunca. No me importa. Mentira, me importa sí. Ah!

    Viví algunos años con Emilia, así que eso me acerca a ser famosa. Podría contar muchas cosas de ella, ¿le interesa? ¿Le puedo dejar mi celular? En serio, no dude en llamarme, no tengo escrúpulos y estoy desesperada por ser famosa; soy capaz de hacerme un stand up en la cara”.


    VERO: “Nací en Montevideo en el seno de una familia que siempre me estimuló el contacto con otros senos. Soy la coautora de “Qué pasó con B.N.?” y “El Gyoji”, obras tan complejas en sus nombres como en su contenido. Asistí a José Sanchis Sinisterra en la dirección de “Cartas de amor a Stalin”, de Juan Mayorga, en Barcelona, en el año 2000. (N. de R.: Ítem incomprobable).

    En el año 2006 escribí y dirigí “Quemadura China”, obra brutalmente naturalista que proponía al público una tortura similar con sólo presenciarla. En 2007 escribí e interpreté “Harold y Bety”, apostando siempre a personajes bien orientales.

    Actué en las siguientes películas: La Espera, Whisky, Acné y Flacas Vacas. Esta última con guión y referencia propia. Se estrenará en la Expo Prado 2010.

    Recibí varios premios Florencio y Premios Anuales de Literatura del MEC (Ministerio de Educación y Cultura), que representaron un reconfortante halago (económico).

    Desde hace dos años estudio en la Maestría de Dramaturgia del Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA), Buenos Aires, lo que me permitió, entre otras cosas, haber pasado el 30% de mi vida subida en la Cacciola.

    Espero que este espectáculo de Stand Up me permita cumplir un sueño: conocer a Manuela y que me consiga un trabajo en la tele”.