Ott anunció la construcción de la torre circular Artower

Ott anunció la construcción de la torre circular Artower

Vea las imágenes. El arquitecto Carlos Ott llegó a Uruguay para estar presente esta noche, a las 21 horas, en el showroom del Artower, una torre de 23 pisos que comenzará su construcción la semana próxima en Francia y Chiverta, en Punta del Este.

El Artower, que se ubica frente al hotel Conrad, presenta varias originalidades.

“Artower es un edificio importante. Fue un proyecto que comenzó con la idea de construir algo cerca del Conrad, en Chiverta a pocos pasos de la Brava y de la Mansa”, comentó Ott en el programa En Perspectiva.

“La idea surgió luego de juntarnos con Pablo Atchugarry, un talentoso escultor uruguayo y con mi amigo Vito Atijas que tiene una experiencia muy grande en arquitectura y en construcción y que ha construido a medio Punta del Este”, añadió el prestigioso arquitecto uruguayo.

“Esta noche estamos anunciando los comienzos de los trabajos con una compañía de construcción muy importante, que ha cruzado el río, Criba, una empresa de construcción muy importante de Argentina, que va a ha ocuparse de la construcción del edificio”, sostuvo.

“Tradicionalmente, en el Quattrocento italiano, era difícil decir dónde terminaba la labor del arquitecto y empezaba la labor del artista porque quizás el arquitecto era arquitecto y artista al mismo tiempo. Estoy pensando en Miguel Ángel o en Donato Bramante. Integraban arquitectura y arte juntos. Por esa razón, se nos ocurrió -para darle un toque especial a este proyecto- incorporar a Pablo (Atchugarry)”.

“Pablo hace unas esculturas que van a adornar el lobby circular que tiene el edificio y va a hacer el elemento principal del enfoque del proyecto, lo cual nos obliga a Víctor y a mí a hacer una arquitectura más tranquila, más controlada, para dar relevamiento a las espectaculares esculturas que hace Pablo en ese mármol de Carrara tal blanco, tan limpio. Hay un tratamiento de los interiores muy calmo y también en negros y oscuros y grises para resaltar la obra de Pablo”, describió Ott.

Sobre la forma cilíndrica del edificio, Ott explicó: “Se nos ocurrió porque es una zona con vista de 360 grados. Es una zona muy especial donde está ubicado el edificio, está equidistante de la playa Brava y la playa Mansa y, por lo tanto, tiene vistas hacia la Mansa, hacia la Brava, hacia la punta y hacia el bosque. No es un edificio sobre la Mansa o sobre la Brava con una clara orientación hacia el mar. Por esa razón se nos ocurrió hacer una planta circular. Era lo lógico”.

Son ocho apartamentos por piso, de uno, dos y tres dormitorios por planta. Cuatro ascensores y un núcleo central de circulaciones al centro del círculo. Y cada uno de esos ascensores que da a un palier que lleva dos puertas de ingreso a estas unidades.

Si bien la planta es un círculo perfecto, pero las paredes de los apartamentos son perfectamente perpendiculares y rectas. Lo que se va curvando es la terraza que en todos los apartamentos juega un papel fundamental por su bella vista.

Destaca también una piscina circular en la planta alta. “Es un aro de infinito con el borde, por lo tanto, la gente va a estar en el centro de esta superficie circular mirando a un horizonte en 360 grados de circulación”, explicó Ott.

Artower también destaca por las prestaciones: Business Center, piscina climatizada exterior, piscina climatizada interior, piscina para niños, SPA (Hidromasajes - Sauna Seco - Sauna Húmedo), Gym, sala de juegos, 360° de solárium con espejo de agua circular en el piso 23 y salones parrilleros privados.

“El entorno del edificio es muy construido en los últimos años. La forma cilíndrica hace el volumen más esbelto y lo más chico posible. Si fuera una planta cuadrada daría una impresión más grande. Poniendo este elemento cilíndrico en una esquina juega como un pivote en la composición urbana”, informó.

El Artower comienza la construcción en estos días y se espera su finalización en dos años.


Sobre el boom de la construcción que vive Punta del Este, Ott opinó: “Creo firmemente que Punta del Este debe mantener esas dos plantas que fueron tradicionales. Tengo 66 años y conocí Punta del Este cuando era muy chico y era todo bajo. Recuerdo la construcción del Opus Alfa y del Vanguardia. Mi padre arquitecto protestaba porque creía que se iba a desvirtuar Punta del Este, que terminaría como Mar del Plata. Y en efecto, lamentablemente Punta del Este se ha desarrollado en muchas zonas de una forma muy densa. Pero es así. Creo que hay que cuidar enormemente a la punta para que se mantenga como es ahora y no construir en la altura”.

“A mí me toca construir ahora y esa zona ya está construida. En los años 70 Safema construyó gran parte de la Mansa. Creo que hoy el ordenamiento territorial debería permitir ciertas zonas de altura porque ya son. Quizá debería ordenarlas. El Artower se encuentra en una zona muy densa, donde se ha construido mucho, el Conrad es el más alto de todos ellos. En efecto, construir ahí un chalet de dos pisos sería hoy absurdo. Lo mismo que en la Mansa y el la Brava, lamentablemente quizá. Sí hay que controlar la altura”, opinó.

“Hoy estoy aquí en José Ignacio y lo que veo es el pueblo, las dunas y el mar. Lo único que aparece alto es el faro. Creo que tenemos que proteger esta zona. Manantiales y la Barra también debe controlarse. La Mansa, la Brava, el corredor Roosevelt ya son altos. Creo que tenemos que controlar mucho cada proyecto que se hace. Cada proyecto que se haga debe cuidarse de una forma quirúrgica cómo se integra en el medio ambiente”.