Día de ira

Día de ira

    Un himno latino del siglo XIII que describe el Juicio Final, la novela “I promessi sposi”, y la muerte de Alessandro Manzoni -el autor de la novela- componen la historia del Réquiem de Giuseppe Verdi.

    El martes 25 de julio, el Teatro Solís inicia su temporada lírica con el Réquiem de Giuseppe Verdi, uno de cuyas partes más conocidas y escuchadas es “Dies irae”, “Día de ira”.

    En su columna, Fernando Medina contó la historia de la obra, que comienza en 1868, con la muerte de Gioachino Rossini. Verdi había convocado en ese momento a un número de músicos italianos para componer entre todos una Misa de Réquiem en memoria de Rossini. El maestro se ocuparía del final, y de inmediato se puso a trabajar, pero la obra en colaboración no llegó a concretarse. Verdi escribió su parte, el “Libera Me”, y la guardó. Por ese tiempo, luego de la muerte de su mujer y de su hija y luego de la colosal “Aída” (1871), había dejado de componer, y hasta había considerado la posibilidad de no componer más. Un solitario -y totalmente atípico del músico- cuarteto de cuerdas, es todo lo que escribe en los dos años siguientes. Una nueva muerte, la del poeta y novelista Alessandro Manzoni, el héroe de Verdi, autor de “Los novios”, el 22 de mayo de 1873, sin embargo, lo sacude profundamente y lo devuelve a la música. Diez días después del funeral del escritor -al que Verdi no asistió, porque presenciar el entierro de su amado poeta lo hubiera devastado, según declaró- comenzó a entrever, nacida de lo profundo de su dolor, su nueva obra maestra, de la que ya tenía el final.

    Los libros citados en la columna:

    Verdi, una biografía. De Mary Jane Phillips-Matz. Barcelona, 2001. Paidós, Ed.

    Los novios. Novela de Alessandro Manzoni. Traducida por Florencio Sebastián Yarza. México, D.F., 1955. Cumbre, Ed.

    Fragmentos del Réquiem de Verdi:

    Orquesta Filarmónica de Berlín. Coro de la Radio Sueca. Claudio Abbado, Dir. EMI Classics, 2001.