botesp.gif (803 bytes)

 

 

 

 

 

 

"La Proclama
del Obelisco", por
Gonzalo Aguirre

(El País,
30.11.98)


A 15 años del Acto del Obelisco
"Por un Uruguay sin exclusiones"


Programa especial
EN PERSPECTIVA
Viernes 27.11.98 - Hora 09.35


La transición hacia la democracia se consolidaba con marchas y contramarchas, con avances y retrocesos. La dictadura militar instalada en 1973 parecía estar llegando a su hora final. Ya se había dado pasos muy sólidos en esa dirección.

Tres años antes, en noviembre de 1980, el pueblo había dicho NO al proyecto de reforma de la Constitución impulsado por el proceso. Un año antes, en noviembre de 1982, los sectores opositores a la dictadura habían triunfado ampliamente en las elecciones internas del Partido Nacional, el Partido Colorado y la Unión Cívica.

Pro.jpg (25278 bytes)Cinco meses antes, el 1º de mayo de 1983, el Día de los Trabajadores había podido celebrarse con un acto masivo en la explanada del Palacio Legislativo organizado por el flamante PIT, el Plenario Intersindical de Trabajadores. Dos meses antes, en setiembre de 1983, otra sigla nueva, la Asceep, que comenzaba a nuclear a los estudiantes de la enseñanza pública, llevó adelante la semana de la primavera, que se cerró con una marcha entusiasta y alegre que recorrió 18 de Julio y Bulevar Artigas.

Pro2.jpg (24059 bytes)Con esos importantes mojones ya recorridos, pero con el Frente Amplio todavía proscripto, con Wilson Ferreira Aldunate requerido por la Justicia Militar y con 1.800 presos políticos en cárceles y cuarteles, hace 15 años, aquel 27 de noviembre de 1983, todos los partidos políticos convocaban al pueblo a concentrarse al pie del Obelisco.

Una era la consigna: "Todos juntos por libertad, trabajo y democracia".


(Grabación:)


PROCLAMA ALBERTO CANDEAU:
"Los partidos políticos uruguayos, sin exclusión alguna, han convocado hoy al pueblo a celebrar la fecha tradicional de la elección de sus gobernantes y a proclamar su decisión irrevocable de volver a ejercer su derecho al sufragio de aquí a un año, el último domingo de noviembre de 1984. Lo hacen al pie del Obelisco a los Constituyentes de 1830, autores del primer código fundamental de la República en el que los orientales ratificamos nuestra voluntad de constituirnos en nación libre y soberana, así como la norma sesquicentenaria que instauró la noble práctica de renovar mediante su voto libérrimo a sus representantes en un día como hoy, el postrer domingo del mes que ya perece".



(Fin de la grabación)


Aquella tarde soleada y calurosa, el pueblo ganó la calle tanto en Montevideo como en el interior del país. En Salto, Melo, Rocha, Paysandú, Florida, Fray Bentos, Mercedes y Artigas miles de personas se reunieron para escuchar la proclama que en nombre de los partidos políticos habían redactado Enrique Tarigo y Gonzalo Aguirre.

En el acto de la capital, la voz elegida para leer aquel histórico texto fue la del hoy fallecido Alberto Candeau. El legendario primer actor de la Comedia Nacional que tantas veces había personificado al general José Artigas, al punto de que su voz casi se identifica con la del padre de la Patria, se enfrentó aquella tarde a la platea más numerosa que jamás hubiera podido imaginar.


PROCLAMA ALBERTO CANDEAU


Pro1.jpg (22539 bytes)Detrás del Obelisco, mirando hacia la fuente del Parque Batlle, se levantó el estrado presidido por una pancarta en la que se leía: "Por un Uruguay democrático y sin exclusiones"

Allí estaban frente a la gente: Juan Pablo Terra, Jorge Batlle, Lili Lerena de Seregni, Hugo Batalla, Federico Slinger, Oscar Brusquera, Eduardo Paz Aguirre, Francisco Rodríguez Camusso, Gonzalo Aguirre, Julio Daverede, Daniel Sosa Díaz, Carlos Julio Pereyra, José Pedro Cardoso, Ulises Pereira Reverbell, Alba Roballo, Enrique Tarigo, Juan Vicente Chiarino, Juan José Crottoggini, Julio María Sanguinetti, Juan Pivel Devoto, Silvia Ferreira, Humberto Ciganda, Luis Hierro Gambardella, Raumar Jude, Dardo Ortiz, Manuel Flores Silva, Sergio Previtalli y muchos otros.

Aquello era un verdadero cambalache, según lo calificó pocos días después en una enfurecida cadena de radio y televisión el presidente de facto, general Gregorio Alvarez.


TRANSMISION DE RADIO


Hombres, mujeres, ancianos, niños y hasta bebés en brazos de sus madres se agolpaban sobre las avenidas del Parque Batlle, pero también en las veredas y los canteros, tratando de evitar la insolación bajo las copas de los árboles.


TRANSMISION DE RADIO


Las voces de Julio Silveira, Bernardo Gitman, Fernando Villar, Carlos Meireles y Alvaro Alfonso llagaban a todos los puntos del territorio nacional y salían fuera de fronteras relatando el acontecimiento.


TRANSMISION DE RADIO


El semanario Aquí tituló el martes siguiente que aquello había sido un "Río de libertad". La frase ubicada en la contratapa acompañaba una fotografía aérea que luego se haría famosa recorriendo el mundo.

El autor de aquella toma en blanco y negro, Pepe Plá, cuenta los entretelones de su trabajo aquel día.


"PEPE PLA:
Cuando dijeron que iba a haber un acto en ese lugar, desde la semana anterior todos los fotógrafos de todos los diarios y de las agencias que había empezamos a ver los posibles lugares desde donde podía tomarse una buena foto. Porque, además, habían elegido hacerlo hacia el peor lugar; si lo hubieran hecho hacia 18 de Julio, no había ningún problema para tomar la foto. Y se llegó a la conclusión de que el mejor lugar era la azotea del edificio en cuya planta baja había una florería y ahora hay un club de video, justito en la esquina de 18 y Bulevar.

"Pero fueron como 40 fotógrafos que visitaron el lugar. Y entonces, un par de días antes, la asamblea de copropietarios del edificio dijo que no entraba nadie. Y si entraba alguien, tenía que pagar. No me acuerdo cuánta plata era.

"Dio la casualidad de que en mi familia conocían a los dueños del «pent house», que por unos problemas familiares en ese momento estaba desocupado. Pero yo conseguí hablar con la señora de la casa, y me dijo que sí, que no había ningún problema, que ella iba a estar y me iba a recibir.

"Pasó que cuando ella llegó, se dio cuenta de que a su apartamento desocupado el portero le había abierto a la Policía para que tomara fotos desde arriba. Y entonces había ya toda una cantidad de policías de particular, con cámaras fotográficas, teleobjetivos largos, y algún jerarca muy importante... Uno de ellos era el jefe de Policía, que estaba ahí arriba mirando el acto. La señora ésta en planta baja me hizo sacar cualquier acreditación. Entonces entré al «pent house» como invitado.

"El autor del título es Antonio Dabezies, el actual director de la revista Guambia, que en aquel tiempo diagramaba el semanario Aquí, y era un poco el que elegía todos los títulos de tapa y de contratapa. Y es muy importante lo del título, porque es el momento en que salió la foto y el título que tenía que le dio valor a esa foto. Si tú llevás esa foto a un concurso en cualquier lugar, no dice nada. O sea: les dice mucho a los uruguayos por todo lo que iba cargado en esa foto de expectativas y de festejo por lo que se había logrado, la cantidad de gente que había ido y todo eso.

"Ningún otro fotógrafo tuvo acceso a ese «pent house», salvo los de la Policía. En la Jefatura debe de haber un «Río de libertad» igual al mío sacado por ellos".


MUSICA: "Libertad sin ira"


Jarcha.jpg (27201 bytes)Esta canción del grupo andaluz Jarcha, fue el leit motiv de aquella tarde del 27 de noviembre de 1983 en el Obelisco. "Libertad sin ira" se escuchó una y otra vez por los altoparlantes, antes y después de la proclama.

Con ansiedad y fervor, los uruguayos recibieron con aplausos todas y cada una de las adhesiones leídas, entre las cuales se destacaban la del líder sindical polaco Lech Walesa, la del arzobispo de Montevideo monseñor Carlos Partelli, la del Partido Socialista Obrero Español y la del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.


PROCLAMA ALBERTO CANDEAU


La ola democratizadora no pasaba sólo por Uruguay, sino que se extendía por todo el Cono Sur. En Argentina terminaban de realizarse las primeras elecciones que consagraron presidente al doctor Raúl Alfonsin. En Chile, el 18 de noviembre el Parque O' Higgins de Santiago había sido escenario de "La Concentración por la Democracia". Un millón de personas convocadas por la opositora Alianza Democrática exigieron el término del gobierno dictatorial del general Augusto Pinochet.

El domingo 27 de noviembre de 1983, convocados por todos los partidos políticos, los habilitados y los todavía proscriptos, casi 500.000 ciudadanos se concentraron en torno al Obelisco de los Constituyentes aquí, en Montevideo, mientras en las capitales del interior del país se efectuaban manifestaciones similares.

Hoy se cumplen 15 años de este acontecimiento político, hasta hoy el más grande de la historia uruguaya, que es recordado como el Acto del Obelisco.


"DANILO ASTORI:
Yo todavía tengo muy frescas en la memoria las hondísimas emociones de aquel día, que en realidad empezaron varios días antes. Porque todos los preparativos del acto estuvieron rodeados de esa conmoción que sentíamos los uruguayos por lo que presumíamos iba a ser una enorme demostración popular contra el autoritarismo y en favor de la convivencia democrática, después de haber vivido años muy negros aquí, en el país, donde el diálogo estaba prohibido y la intolerancia reinaba".


Quien habla es el contador Danilo Astori, hoy senador de la República, entonces ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas.


"DANILO ASTORI:
Y llegó el gran día, ese gran día que palpitamos todos desde sus primeras horas. Nos íbamos arrimando de a poco al Obelisco. Muchos fuimos -entre ellos me cuento- con una anticipación enorme a la hora en que estábamos convocados.

"Y ya cuando íbamos llegando -en realidad, desde mucho tiempo antes, desde muy lejos en la distancia- se veía la ciudad muy movilizada. Algo raro estaba pasando. Algo distinto -en 10 años, desde 1973 en adelante- estaba pasando en la ciudad de Montevideo.

"La gente pululaba por todos lados. Ya no se caminaba por la vereda: se caminaba por las calles. Y, reitero, desde mucha distancia del Obelisco.

"En mi caso particular, la emoción de que el Frente Amplio estuviera allí representado... El Frente Amplio estaba proscripto, no lo habían dejado participar en las elecciones internas del 82. Nosotros habíamos marcado nuestra presencia con el voto en blanco, y estábamos en el estrado del 27 de noviembre".



PROCLAMA CANDEAU


Pro4.jpg (68614 bytes)Al bajar del estrado, al pie de la escalera, los periodistas de Radio El Espectador entrevistaban al doctor Julio María Sanguinetti, entonces secretario general del Partido Colorado, que un año antes había encabezado la lista más votada en las elecciones internas de su colectividad.


"JULIO MARIA SANGUINETTI:
La voz de Candeau, esa voz grave y maravillosamente timbrada, que desde niños hemos oído, le ha puesto su acento a esta proclama de los partidos que ha rubricado este acto.

"El acto en sí no sólo es una demostración: es una decisión política, es una decisión irrenunciable, es un paso histórico indudable que ha protagonizado nuestro pueblo. Igual al plebiscito del 80, igual a la elección interna del año pasado, el pueblo uruguayo hoy ha expresado y decidido que en noviembre del año que viene, el último domingo de noviembre, festejará también como hoy".


También opinaban el escribano Dardo Ortiz, del Partido Nacional, el ex senador Raumar Jude, del Partido Colorado, el periodista Manuel Flores Silva y el dirigente nacionalista Alberto Zumarán.


"DARDO ORTIZ:
Creo que esto es una lección para todos: para los políticos que nos estamos reintegrado a la actividad, para comprender una vez más que el pueblo es la cuna de todos los poderes, y para los gobernantes, que adviertan que no se puede ir contra la voluntad del pueblo en este país ni en ninguno".


RAUMAR JUDE:
"Me parece que hoy se procesa un acto histórico y que si bien la oratoria del actor Candeau ha sido magnífica, entusiasta, portadora de un mensaje que integra el pensamiento uruguayo, no menos importante ha sido la comparecencia a un acto histórico sin precedentes en el país, que da claramente el mensaje de que sin el protagonismo del pueblo no tiene sentido ninguna otra aventura más. Por consecuencia, creo que ha sido una victoria de la soberanía, del regreso a las instituciones y del país, fundamentalmente, en un acto de unidad, de lucha por el regreso a las libertades públicas y a la democracia nacional".


"MANUEL FLORES SILVA:
Estoy todavía emocionado -erizado, diría- por lo que ha sido la reacción popular frente a la palabra de los partidos que se han expresado con claridad. Ha sido total la simbiosis popular. El pueblo ha exigido ahora, ha gritado permanentemente ahora porque el país exige ahora legitimidad y ahora democracia. Esta exigencia popular va a determinar inexorablemente el proceso histórico nacional. La proclama es meridianamente clara: no queremos una sociedad con exclusiones, con proscripciones, con arbitrariedad. Esto es lo que ha dicho la proclama y es en resumen la vocación democrática nacional".


"ALBERTO ZUMARÁN:
Pienso que fue el acto más grande en la historia política del país, un acto de reafirmación de la democracia pero algo más. Surge de la proclama que todos los partidos políticos asumen una serie de compromisos para el futuro de carácter fuertemente unitario, para luchar ahora para reconquistar la libertad pero, además -me parece muy importante destacarlo-, para reconstruir todos juntos el país".


PROCLAMA CANDEAU


Uno de aquellos uruguayos que padecían la amargura de la prisión era el general Líber Seregni, recluido en la Cárcel Central junto a un grupo de militares opositores a la dictadura. Representándolo en el acto del Obelisco, ocupaba una silla en el estrado su esposa, Lilí Lerena de Seregni, que evoca de esta manera lo ocurrido aquella tarde.


"LILI LERENA DE SEREGNI:
Estábamos tan acostumbrados a manejarnos personalmente de a uno, de a dos, de no unirnos nunca para formar grupos en ningún momento por la situación que estaba transcurriendo, que ese día recorrimos Bulevar encontrándonos todos los conocidos pero haciendo de cuenta que pasábamos, nada más. Fue un día emocionante, íbamos con temor y al mismo tiempo con una gran esperanza. En esa fecha pudimos demostrar que las diferencias habían desaparecido por el momento difícil, de crisis, en que podía suceder cualquier cosa. Los uruguayos nos olvidamos de todas nuestras diferencias y estábamos juntos con una misma esperanza: de que la luz, la libertad, la forma de vida natural que habíamos tenido los uruguayos volviera a ser la de siempre. Yo tengo muchísimos recuerdos, pero creo que ése es el que más me emocionó y el más profundo".



TRANSMISION DE RADIO



PROCLAMA ALBERTO CANDEAU
(Fin de la Proclama)

--------------------------
Basado en el programa conmemorativo de los 10 años del acto, elaborado originalmente por Alejandra Borques y Diego Barnabé.
Guión: Erika Hoffmann
Edición de audio: Mercedes Cardona y Mauricio Williman


--------------
Transcripción: Fernando Iglesias y María Lila Ltaif
Edición: Julieta Sokolowicz