Entrevistas Radio El Espectador Uruguay


La competencia hacia las elecciones
municipales en Canelones (2):
Tabaré Hackenbruch (Partido Colorado)

 

Montevideo Shopping

EN PERSPECTIVA
Jueves 13.04.00 - Hora 09.10


EMILIANO COTELO:
Continuamos con las entrevistas a los candidatos a intendente de Canelones, hoy con Tabaré Hackenbruch, del Partido Colorado.

Hackenbruch ha sido intendente de Canelones en dos oportunidades, la última en este período que está por terminar, y por lo tanto está intentando una reelección y su tercer mandato.

Usted tiene 71 años.


TABARE HACKENBRUCH:
Exactamente, nací el 26 de noviembre de 1928.


EC - Nació en Canelones.


TH - Nací y viví en Canelones; vivo en Las Piedras y cuando voy a la playa voy a La Floresta. Me casé en Canelones, tuve a mis hijos en Canelones; mi señora fue directora rural en Canelones, en la Escuela Artigas de Las Piedras, en escuelas de barrios y en la escuela de La Paz. Somos gente que conocemos, queremos, estamos, nos criamos y compartimos el deporte, el supermercado, todo, con la gente de Canelones.


EC - Usted ha puesto mucho énfasis en esto en la campaña electoral.


TH - Exacto.


EC - ¿Es un tiro por elevación a algunos de sus competidores?

 

"Nosotros no tenemos nada que debatir. Nunca hemos estado ante una elección tan tranquilos como ahora. Vamos a exponer al pueblo lo que hicimos, cómo nos comportamos, por qué no queremos a la gente de afuera"

TH - No, lo que sucede es que el hecho de estar con el club deportivo y conocer las actividades sociales, eso no se hace viniendo ni con que a uno le soplen al oído lo que hay que decir porque alguna gente esté disconforme. Eso lo ve usted, lo conoce usted. Usted conoce cada lugar, cada carretera de Canelones, cada rincón, y recuerda siempre, con mucho afecto, con mucho cariño y con mucho sentido solidario lo que le pasa a la gente. Es lo que hemos hecho. Creo que la gente que no está permanentemente como sí estamos nosotros, que salimos y nos encontramos con el ciudadano, el vecino, que nos expresa sus problemas, sus inquietudes y las cosas que no hemos hecho. No es lo mismo que un intendente que vaya, se siente en su despacho, le pidan audiencia -yo doy muy pocas y no me gusta-; en definitiva, si usted lo hiciera sería el que gobernaría Canelones. Por eso destacamos que a la gente que no es de Canelones le va a costar mucho trabajar en Canelones.


EC - Estas son alusiones tanto a Angel Spinoglio como a Julia Pou.


TH - Me refiero a los que no viven en Canelones...


EC - El otro candidato colorado, Eduardo Chiesa, también ha hablado de esto. Ayer dijo que sólo debatirá con canarios y por eso planteó un debate con usted, que casualmente es del mismo partido.


TH - No. ¿Sabe por qué no quiero debates?


EC - ¿No va a debatir?


TH - Con nadie, porque no puedo andar todos los días repitiendo lo mismo, cuando todos los días nos traen cosas distintas. Nosotros no tenemos nada que debatir. Nunca hemos estado ante una elección tan tranquilos como ahora. Vamos a exponer al pueblo lo que hicimos, cómo nos comportamos, por qué no queremos a la gente de afuera.


EC - Entonces, no hay polémicas ni siquiera con Chiesa.


TH - Todos estos buenos ciudadanos -por supuesto, tenemos un país hermoso, en el que todos podemos aspirar a los cargos políticos- estuvieron en cargos de gobierno o administrativos, entonces vienen a buscar lo que habría que hacer, como si nosotros no lo supiéramos. Nosotros venimos a decir qué fue lo que hicimos.


EC - De estas cosas vamos a hablar a lo largo de la entrevista; ahora vamos a continuar con su trayectoria. Usted inició su carrera política a los 15 años en el comité de la Juventud Batllista de Canelones.


TH - Exacto: Néstor Amaro Castro.


EC - A los 18 fue electo convencional departamental, cargo en el que ha sido reelecto desde entonces hasta hoy.


TH - En esa época fueron las elecciones de don Tomás Berreta, que fue electo presidente en noviembre de 1946, cuando yo cumplía 18 años de edad. Fui delegado del sector de don Tomás Berreta, que integraba junto a mi padre, en el Cerrito de la Victoria, en la calle Chimborazo. Siempre hubo elecciones internas, siempre existieron luchas y por suerte van a seguir existiendo, porque si no hay luchas es porque hay un mandamás, y no queremos un mandamás.


EC - En el año 54 integró la Junta Electoral de Canelones, entre el 59 y el 63 fue edil departamental de Canelones; en el año 59 se integró al diario Acción y allí trabajó junto al ex presidente Julio María Sanguinetti.


TH - Me integré en el año 53.


EC - En el 66 usted fue electo diputado, fue reelecto en el 71 y permanece como tal hasta el golpe de Estado, cuando es proscrito. En los años 80 trabajó en forma clandestina apoyando la campaña por el "no"; en el 82 fue electo secretario general del Partido Colorado en Canelones; en noviembre del 84 fue electo intendente municipal de Canelones; en el período siguiente, entre los años 93 y 94, fue senador. Y en las elecciones del 94 fue electo nuevamente intendente de Canelones, cargo al que renunció hace pocas semanas para intentar el tercer mandato, ahora por la vía de una reelección.


TH - Esa ha sido mi trayectoria política, en la que siempre fui acompañado por mi familia. Es una familia colorada y batllista de toda la vida que por suerte me da un gran apoyo. Entre ellos está mi señora, que me ha acompañado desde los 15 años.


EC - Según la encuesta de intención de voto realizada por Factum, usted recoge la mayoría de la intención, en una proporción de dos a uno con Eduardo Chiesa. La última encuesta con datos cerrados al 26 de marzo ubica primero en intención de voto al Encuentro Progresista-Frente Amplio con 36%, luego al Partido Colorado con 33%, más lejos al Partido Nacional con 16% y, finalmente, al Nuevo espacio con 1%, mientras que indefinidos y en blanco suman 14%. ¿Cómo observa usted esta competencia tan reñida con el Encuentro Progresista?


TH - La vemos con un gran optimismo. Si vemos hacia atrás el tema de las encuestas o de los sondeos de opinión vemos que el Partido Colorado venía mucho más atrás, siete u ocho puntos, incluso nueve más atrás en determinado momento. Este no es un tema de partidos sino de candidatos.


EC - ¿Para usted no es una elección de partidos?


TH - No, es una elección de candidatos; esto es lo importante que introdujo esta Constitución y que muchas veces se discutió en el seno de los partidos políticos. Los candidatos a intendente son el vecino que la gente quiera elegir, que no deben estar ligados a los candidatos a presidente y a la estructura nacional de los partidos.


EC - La pregunta podría ser por qué, si ésta es una elección de candidatos, en el caso del Partido Colorado hay dos que van sumando votos.


TH - Porque son dos candidatos; eso está previsto en la Constitución.


EC - Está bien, pero quizás deberían ir por separado, para que cada uno recoja la intención de voto por sí mismo.


TH - Pero en realidad existe un concepto de partido que tiene que estar siempre presente. Nosotros vamos con el lema Partido Colorado, el señor Chiesa también; ahí sumamos los votos. Se cambió mucho en la lista de diputados; evidentemente, el constituyente y los partidos políticos entendieron -yo luché mucho por la reforma constitucional- que en los departamentos todavía no se puede hacer una separación total, hasta que ésta llegue, dentro de 10, 15 o 20 años. En ese caso habrá que hacer otro tipo de elecciones internas, porque eso puede traer aparejado lo que sucede en Estados Unidos, donde el que perdió perdió y no se puede presentar.


EC - Todo esto venía a cuento de cómo se viene dando la competencia en esta campaña electoral, que además tiene como antecedente el triunfo del Encuentro Progresista en octubre en el departamento de Canelones.


TH - Exacto. Por esa razón esta elección no es entre el Encuentro Progresista, el Partido Colorado y el Partido Nacional. No cabe ninguna duda de que quienes van a apoyar al señor Spinoglio ya están decididos, ya lo expresaron. En ese 14% de indecisos creemos que quedan muchos nacionalistas y mucha gente que ya ha decidido su voto pero no lo expresa. En la campaña electoral estamos percibiendo -vamos a los barrios, las zonas rurales, caminamos por todo el departamento- que hay muchos blancos que nos van a acompañar. Pero no sólo lo van a hacer los nacionalistas, sino también algunos votantes del Frente Amplio, que me dicen que son frenteamplistas pero que van a votar por quien está en el departamento y va a administrar el departamento.


EC - La pregunta era por qué entiende usted que se ha dado este crecimiento del Encuentro Progresista, al punto de que llega a disputar esta carrera de una forma tan pareja.


TH - El tema es muy claro: estamos cerca de Montevideo, tenemos a mucha gente de Montevideo que Montevideo rechaza -no Arana: Montevideo-, o mejor dicho no puede absorber, y se viene a Canelones. Es gente que viene de Montevideo, donde el Frente Amplio tiene una gran aceptación, esencialmente el señor Arana. Nosotros tenemos que trabajar mucho y superar todas las deficiencias que tuvimos. Por eso creemos que podemos ganar y estamos tranquilos, porque hemos superado muchas cosas en las que Canelones tenía un déficit muy importante.


EC - ¿Por qué usted y sus seguidores están presentando la elección en Canelones como un balotaje entre Hackenbruch y Spinoglio?


TH - No cabe ninguna duda de que nosotros no queremos que nos anexen a Montevideo desde el punto de vista político e ideológico. Ya lo expresaron; lo que pasa es que -como hacen cierto tipo de candidatos- cuando vieron que la presencia de Arana en Canelones no resultó, el tema desapareció. Pero dijeron que iban a hacer lo mismo que en Montevideo, que iban a hacer un conjunto político y económico con Montevideo. El tema es: ¿Canelones mantiene su identidad o la pierde? Canelones va a seguir su identidad, con todos los canarios y todos sus lugares. Ese es el gran tema, aparte de los otros que luego se discuten en la campaña política.


EC - A propósito de esa interpretación, el diputado Luis Gallo, del Frente Amplio, ha respondido: "Cuando hablamos de coordinar políticas en el área metropolitana hacemos referencia a una realidad insoslayable: es absolutamente necesario planificar ese espacio metropolitano, entre las intendencias de Canelones, Montevideo y San José, porque hay que coordinar políticas comunes para problemas comunes. No puede ser que el Arroyo Las Piedras separe por una cuadra los problemas comunes de transporte y alumbrado. Pero el discurso de Hackenbruch engaña al parangonar una política metropolitana con una anexión".


TH - Es una anexión directa o indirecta que hace muchos años se quiere realizar, también con nuestro Partido Colorado hace muchos años. Canelones es un departamento muy importante y yo rechazo lo de "área metropolitana": es "región metropolitana". Canelones es el pulmón de Montevideo, es mucho más grande que Montevideo y es el que abastece de alimentos y de lo que precisa a la capital. Entonces, área metropolitana no; región metropolitana. Habrá que conversar dentro de ella, cómo no, con San José, con Florida, pero no venir con paso de conquistadores.


EC - ¿Qué acuerdos han hecho usted y los grupos que lo respaldan con sectores del Partido Nacional?

 

"El 14 de mayo colorados y blancos naturalmente tendremos un balotaje contra el señor Spinoglio. (En realidad,) no contra el señor Spinoglio, (sino) contra el Frente"

TH - Es un acuerdo programático muy importante referido a cosas que faltan en Canelones, para trabajar por el desarrollo de nuestro departamento y mantener nuestra identidad canaria. Por ejemplo, está el tema del saneamiento en la costa, hay temas y elementos en todo Canelones. Yo creo que no sólo Montevideo puede tener el privilegio -los hechos se dieron así con el tiempo- de tener todo centralizado. Aclaro que me encanta la ciudad capital: me gustan el puerto, el Cerro, yo disfruto Montevideo. ¿Por qué Canelones, que viene teniendo un crecimiento poblacional tan importante -hace 25 años tenía 200.000 habitantes, hoy tiene 450.000 y cuando terminemos el 2005 vamos a tener 500.000- no puede contar con el apoyo del gobierno nacional para tener las posibilidades del aval de un crédito de 200 millones de dólares para realizar todo o parte de lo que el departamento precisa con préstamos a 30 años, con cinco años de gracia? Son decisiones políticas. Hemos hablado con el señor vicepresidente de OSE, el doctor Möller, para saber si tienen, en el presupuesto que está por salir en estos días, más de 100 millones de dólares para invertir en el saneamiento en Canelones.


EC - Yo le preguntaba a propósito de acuerdos con sectores del Partido Nacional.


TH - Los acuerdos son para eso, para gobernar Canelones, para trabajar con un mismo concepto del desarrollo del departamento.


EC - ¿Con qué sectores del Partido Nacional?


TH - Con varios sectores. Ayer, en una asamblea muy linda, muy buena, numerosa y muy agradable, que tuvimos en San Jacinto, había tres dirigentes blancos, uno de los cuales, el señor Ferraro, de Tapes, habló. Estaban también el edil Suárez, de Sauce, y el edil Sergio Díaz, de Ciudad de la Costa. Hemos conversado con muchos sectores del Partido Nacional y cada día vamos recibiendo un apoyo mayor. Ayer estaban en el estrado y además estaba presente el doctor Julio María Sanguinetti. Es decir que acá no estamos escondiendo nada; estamos trabajando para un departamento que va a tener 500.000 habitantes, que hace 25 años tenía 190.000 o 200.000. Los temas han cambiado y los tenemos que afrontar en comunidad colorados y blancos. El 14 de mayo colorados y blancos naturalmente tendremos un balotaje contra el señor Spinoglio. (En realidad,) no contra el señor Spinoglio, (sino) contra el Frente. En este país no estamos contra nadie. Algunos están en contra de nosotros, lo que nos parece muy bien; nosotros no estamos contra nadie, venimos a exponer nuestras ideas.


EC - ¿Por qué el doctor Sanguinetti tiene un papel tan protagónico en esta campaña?


TH - Tenemos amistad desde hace 47 años, desde el año 1953 en Acción. Siempre tuvimos una comunión de trabajo político que empezamos al lado de Luis Batlle; yo al lado de Berreta y luego de Luis Batlle. Esa comunión nos llevó, a través de 47 años, perdiendo o ganando o haciendo cosas en el Parlamento, a una comunidad de acciones a favor de muchas cosas que este país viene haciendo con muchas dificultades. Con el doctor Sanguinetti nos encontramos en una correspondencia de amistad, porque nosotros y la ciudadanía perdimos las elecciones del año 89 y fuimos muy criticados. A quien habla se le ofreció un ente autónomo que no aceptamos porque habíamos sido muy criticados, no podíamos quedarnos callados y desde un ente autónomo no se puede hacer política o al menos expresar las ideas que no concuerden con las de otros. Así me quedé cinco años afuera -no yo solo, nuestro sector político-, para luego salir, como salimos ahora, con mucha tranquilidad, a decir: ciudadanos, sabemos lo que falta, venimos a decir lo que hemos hecho. Hoy todos los canarios juntos vamos a llevar este Canelones al sitial que merece y dejaremos el futuro para la gente joven.


EC - ¿Por qué los habitantes de Canelones deberían reelegirlo a usted como intendente?

"Canelones, aún trabajando como lo está haciendo, es el departamento que tiene menos funcionarios por habitante de todo el país"

TH - Nosotros hemos trabajado muchísimo, hemos cambiado mucho a Canelones. Atacan a Tabaré, pero el único Tabaré que hay en Canelones soy yo, y empecé hace muchos años más que los demás. La gente ya sabe a qué Tabaré se refiere. Todo eso nos ha llevado a decir muy claramente: señores, hemos hecho esto. ¿Atacan lo que hicimos en educación y cultura, lo que hicimos en deporte, lo que hicimos en las zonas rurales, las obras que hicimos -todas absolutamente necesarias- en 70 kilómetros de costa en condiciones muy inaceptables? ¿Nos atacan diciendo que tenemos basurales, o las calles sucias, o las plazas no limpias? No, atacan a Tabaré. Hay que mejorar: y sí, yo no digo que no, pero no hay ningún ataque desde ese punto de vista. Alguna persona trasnochada habla del hipódromo de Las Piedras.


EC - Usted se está refiriendo a lo que dijo Angel Spinoglio en la entrevista que realizamos ayer.


TH - Son cosas tremendas.


EC - Spinoglio dijo: "Desde el punto de vista político-administrativo hay ya un consenso nacional -salvo las opiniones que salen del Foro Batllista- en cuanto a que en Canelones se practican las más viejas y perversas formas de política y administración para llevar adelante la gestión municipal". Cuando le preguntamos a qué se refería citó, por ejemplo, dichos del doctor Jorge Batlle del 4 de abril de 1999, cuando señaló: "Me parece que es muy malo que se utilice el poder para influir de alguna manera no muy adecuada sobre las actitudes políticas de la gente, dándole empleo, tratando de que de una u otra forma esté en tal o cual lugar, según a dónde se la mande. Estas cosas las sabe todo el mundo en el departamento y sería bueno averiguar todo este tipo de cosas, porque no sólo le hacen mal al Partido Colorado sino también a todo el sistema político".


TH - Empiezo con el doctor Batlle, el señor presidente de la República. Lo expresó, con el entorno que tiene en Canelones, con viejas reminiscencias de quienes ya no están administrando; fue una traición del subconsciente. Canelones, aún trabajando como lo está haciendo, es el departamento que tiene menos funcionarios por habitante de todo el país. Lo que pasa es que, cuando le dicen este tipo de cosas, las tiene que estar aclarando todos los días. Los primeros 250 funcionarios que entraron en la Intendencia de Canelones lo hicieron por sorteo, y lo hicimos en los barrios, en las capillas, en los clubes deportivos, no en la Intendencia o en la Junta de Canelones. De ese modo hubiéramos tenido una gran cola. No saludé a ninguno, yo sé exactamente que mucha de esa gente, que debe ser colorada, blanca o frenteamplista, está trabajando porque precisaba trabajar, padres de familia sin trabajo, y algún nieto que estaba a cargo de su abuela; a veces las familias se desintegran. Eso fue lo que hicimos, porque precisábamos a esa gente, teníamos que limpiar nuestra ciudad y tenemos que hacer trabajar a la gente para ir saliendo del estancamiento.


EC - En aquellas declaraciones del año pasado, el doctor Batlle dijo también que la forma de actuar de la Intendencia de Canelones era aquello de "te arreglo el camino si me ponés un club".


TH - Conozco toda la información. Son viejas reminiscencias y el subconsciente traiciona a muchos. Yo no doy audiencias, o las doy muy limitadamente; prefiero hablar con la gente en la calle, en el momento, en el lugar. ¿Usted cree que yo sé dónde se hizo los 35 puentes en Canelones? No los conozco. Sé que era necesario hacerlos, que teníamos que conectar a gente que estaba aislada. Construimos 35 puentes en este período. La primera vez que estuvimos construimos muchos más puentes que los construidos en toda la historia del departamento de Canelones. Lo que pasa es que antes, para construir un puente, hacían una comisión y tenían que ir a ver al intendente, quien después iba al lugar concreto; no hicimos eso. ¿Alguien puede creer que el intendente pueda estar en 4.500 kilómetros de carreteras municipales y 3.500 de calle, atendiendo cada una de las zonas? No nos alcanzan los minutos y además eso es irreverente, porque los puentes, las calles, la atención rural, son para todos: colorados, blancos y frenteamplistas. Que aparezca algún ciudadano y diga: "Yo fui a ver al intendente, lo llamamos y nos dijo que si no lo votábamos la carretera no se hacía". Por favor, eso no es más que hábiles declaraciones en elecciones internas, que existen.


EC - Claro, pero ese tipo de argumentos se sigue manejando hoy del lado del candidato quincista, Eduardo Chiesa, en plena campaña del año 2000.


TH - ¿Sabe por qué? Evidentemente es un hecho político por el cual se trata de justificar algunas derrotas diciendo que lo que pasa es que tenemos el poder. Pero perdón, ¿hoy vamos a decir nosotros que el doctor Batlle, el señor presidente de la República, está arrimando brasas para su fuego porque atiende a los familiares de los desaparecidos? No, el país precisa caminos; podremos estar de acuerdo -como lo estamos, hay que seguir ese camino- o discrepar, pero se toma actitudes políticas y de gobierno. Y nosotros no las podemos tomar. Así que nosotros no podemos actuar para todo el pueblo; los demás sí.

¿Alguien cree que construimos 460 kilómetros de carpeta asfáltica y bitumen para la gente de los barrios que porque tenía polvo no podía estar en la puerta de su casa tomando mate y que con la lluvia no podía salir por el barro pensando en el frenteamplista, en el colorado o en el blanco? Es evidente que esos son bolazos políticos que se largan, tal vez para gente que quisiera tener todas las soluciones que tal vez no haya.

¿Acaso a nosotros no nos echaron, por política, 550 funcionarios contratados el 16 de febrero de 1990, de los cuales restituimos 250 que se habían presentado a la Justicia? ¿Usted cree que yo iba a recibir a los 250 funcionarios personalmente para decirles "te doy trabajo, vas a comer por mí"? Eso es muy menor.


EC - Se dice que el intendente anterior, José Andújar, dejó a la Intendencia con 2.600 funcionarios y que hoy la plantilla llega a casi 5.000.


TH - No, eso no es cierto. Esa es de las cosas que se dice y entran a la gente porque ésta no puede estar todos los días escuchándonos a todos nosotros. La Intendencia de Canelones tenía 2.700 funcionarios presupuestados; cuando yo recibí la Intendencia había 3.350 funcionarios.


EC - ¿Cuándo había 2.700?


TH - 2.700 son presupuestados. Hay distintos tipos de funcionarios en la Intendencia: están los presupuestados, gente que por lo general tiene muchos años en la Intendencia -algunos no tantos- y luego están los zafrales y los contratados en función pública; en el verano también tenemos 145 guardavidas. ¿O se olvidan de que en una etapa del período anterior hubo en Canelones 27 ahogados? Perdón: 27 personas que perdieron la vida por no tener los elementos necesarios para no cometer los errores que les costaron la vida. ¿Sabe cuántos tuvimos este año? Uno solo. Y cómo lloramos esa vida, porque una vida es muy valiosa y no hay quién la pague. Eso es una realidad, una verdad. Le puedo asegurar que tenemos una Dirección de Promoción Agraria que está permanentemente trabajando para el productor. ¿El ciudadano puede creer que con los casi 2.000 tajamares que hemos construido para el hombre de campo, que tiene sus dificultades, que han permitido ir sobrellevando la seca, el intendente va a hacer lo que se hacía antes, cuando se hacían 10 tajamares y después aparecía el delegado del que gobernaba a decir "mire que se lo vinimos a hacer"?


EC - La pregunta venía por el lado de la cantidad de funcionarios. ¿Cómo compara la plantilla actual con la que había al término del mandato de Andújar?


TH - En la Intendencia hay 4.350 funcionarios, no más.


EC - ¿Cuántos había cuando terminó Andújar?


TH - Cuando yo recibí la Intendencia del señor Rivera había 3.350 funcionarios.


EC - O sea que hubo un aumento de 1.000 funcionarios.


TH - Sí señor: 250 por sorteo, 250 restituidos... Si será menor el tema: somos los que tenemos menos funcionarios por habitante de todo el país y los que cobramos los impuestos más baratos por habitante de todo el país. Aparte de esto, creo que nadie protesta por la recolección de residuos que se realiza en Canelones. Por eso se debate tonterías. Está bien que uno dé las explicaciones, pero ¿dónde hay un basural en Canelones? ¿Dónde están las calles sucias? ¿Cómo, de 5.200 toneladas de residuos domiciliarios que recolectábamos en el año 1996, pasamos a 9.300 toneladas mensuales, incluyendo las dos temporadas? ¿Con qué se hace eso? Con empresas privadas y con lo que hace la Intendencia de Canelones.

¿Se da cuenta de que eso no se ataca, de que hoy, cuando recibimos un alumbrado público con un 70% con deficiencia y apagado, funciona un 95% y hemos colocado 4.000 focos más de luz, y estamos trabajando en la seguridad con el ministro del Interior para poder luego hacerlo con la Comisión de Seguridad Ciudadana y el señor presidente de UTE, el escribano Scaglia, para iluminar todo Canelones? Por favor, entonces nosotros también vamos a hacer una pregunta: ¿van a echar a los funcionarios? ¿Van a cerrar el hipódromo? Que lo digan.


EC - ¿Usted está incorporando a funcionarios en estos últimos meses? De eso también se habla en la campaña electoral.


TH - ¿Se da cuenta de que con todo lo que le digo y todo el trabajo que damos -en el hipódromo trabajan 3.000 familias- se están preocupando por 40 o 50 funcionarios? Quiere decir que desde el punto de vista político no saben lo que hacen y no tienen capacidad para ganar una elección sin andar en estas cosas menores.


EC - Usted dice que han entrado 40 o 50 funcionarios.


TH - Y entrarán. Además, yo no llevo la cuenta, ellos saben más que yo, evidentemente. ¿Usted cree que nosotros vamos a estar permanentemente en este tema? Permítame decir algo más: ¿por qué en muchos lugares nos gana el Frente Amplio? ¿Por los funcionarios que puse? No; es una explicación para remontar cosas legítimamente, pero el sistema no es legítimo.


EC - Vamos a escuchar el cuestionamiento de Spinoglio a propósito del manejo del hipódromo de Las Piedras:


(Grabación:)

"ANGEL SPINOGLIO:
No se sabe cuánto costó el hipódromo de Las Piedras, cuánto está costando hasta este momento, qué se pagó hasta ahora, qué se debe, cómo es exactamente un convenio que se hizo con el propietario anterior. Lo único que se conoce con veracidad, porque es una cifra que se hizo pública y porque la pagó Rentas Generales, es que un pleito perdido le costó al Municipio de Canelones 2 millones de dólares que ya fueron pagados en cinco cuotas iguales consecutivas. Esa cifra fue pagada por honorarios profesionales a quien le ganó el pleito del hipódromo a la Intendencia Municipal de Canelones.


"EC - Usted habla de clientelismo y, en definitiva, de corrupción.


"AS - Los nombres los ponen otros, yo digo que las cosas son así acá en Canelones.


"EC - Cuando se plantea ese tipo de denuncias -que no solamente las hace usted- a propósito de la gestión actual en la Intendencia de Canelones, el jefe comunal Tabaré Hackenbruch y quienes lo respaldan responden pidiendo datos concretos. Dicen que se habla mucho pero no se precisa de qué se está hablando.


"AS - Los datos concretos están en los pedidos de informes de los ediles del Encuentro Progresista. Que los conteste y ahí estarán los datos concretos. Mientras tanto, nosotros seguimos esperando esos informes. Hay montañas de datos concretos".

(Fin de la grabación)


"La Intendencia de Canelones no es una feria en la cual usted anota en un papelito lo que va vendiendo y luego lo tira a la papelera o lo guarda en el bolsillo o, si no se quiere comprometer, quema los papeles para que no haya antecedentes"

TH - No, esto no. Se lo digo con mucha tranquilidad y sentido de respeto hacia todos: esto no se me puede hacer. Son informaciones trasnochadas. Creo que es un debate indirecto que no quiero hacer. Le voy a explicar: la operación del hipódromo de Las Piedras costó 4:050.000 dólares, a pagar en 15 años sin intereses, pero nosotros, la Intendencia, por una actitud nuestra, estuvo 10 años en el hipódromo. El pleito se perdió en el interregno en que yo no era intendente -hay que dejarlo ahí- y lo ganó una persona que era ministro del gobierno, excelente persona, excelente abogado. Nosotros no estábamos al frente de la Intendencia.

Eso se pagó por Rentas Generales, el gobierno municipal tendrá que hacerse cargo en determinado momento, pero hoy tenemos 47 hectáreas y trabajo para 3.000 familias, 12.000 personas. Si no hubiésemos estado nosotros, el turf nacional -yo no soy turfista- hubiese tenido un gran problema, lo mismo que la ciudad de Las Piedras. Hemos mantenido el turf nacional, el hipódromo de Las Piedras. La pregunta es: ¿por qué no ayudan a levantar Ituzaingó, el hipódromo de Maroñas, donde la gente vive con grandes dificultades y el turf nacional también?


EC - Spinoglio también señalaba que en el hipódromo de Las Piedras se trabaja en negro, que no se hace aportes al BPS en un instituto que se supone es oficial.


TH - Le voy a decir una cosa: nos quedan 10 años para pagar el hipódromo y en estos cinco años ya pagamos cuatro anualidades de 200.000 dólares, pagamos 800.000 dólares, y además pagamos mensualmente 10.000 dólares y semanalmente 2.404 dólares. Quiere decir que prácticamente ya llevamos paga casi la mitad del hipódromo, 47 hectáreas con todo lo necesario para poder funcionar un hipódromo, y viven 3.000 familias. Esto es muy claro. ¿En negro? De los funcionarios que hoy tenemos hay 130 que son por reunión, tuvimos que incorporarlos por una observación que nos hizo el Tribunal de Cuentas diciendo que tenían que ser funcionarios municipales. Son funcionarios por reunión, que cobran por reunión. Los incorporamos. Son 130, que tienen la seguridad de su trabajo. ¿Que hay funcionarios en negro en una administración pública? Eso no es cierto. Nosotros tenemos el contralor del Tribunal de Cuentas de la República, del Banco de Previsión Social y, por ley, del Servicio Civil. Todos los meses enviamos a todos estos organismos la información a propósito de altas y bajas en la Intendencia de Canelones. ¿Usted cree que el Banco de Previsión Social va a venir y mirar para el costado para favorecer a la Intendencia de Canelones? No, el Banco de Previsión Social viene actuando de una forma muy firme, que todos conocemos, por el grave tema de la previsión social. ¿Sabe qué pasa? Todo esto puede ser comprobado en la Intendencia, en Servicio Civil y también en el BPS.


EC - Spinoglio dice que no se responde a los pedidos de informes presentados por ediles del Frente Amplio.


TH - Sobre estos temas no, por favor. La Intendencia tiene que haber respondido todos; ha de haber algún pedido de informes que da su vuelta por ahí, pero le puedo asegurar que en Canelones nunca nos sentamos seis meses en una Rendición de Cuentas para que no se conociera el déficit, como sucedió en Montevideo. Cuando hay una comisión investigadora somos los primeros en votarla y no en decir que no se vota. Hay una diferencia grande, es muy fácil decir estas cosas. Le voy a decir algo más: la Intendencia de Canelones -con todo lo que le estoy diciendo y la tranquilidad que tenemos; por eso estamos trabajando con mucha tranquilidad- no es una feria en la cual usted anota en un papelito lo que va vendiendo y luego lo tira a la papelera o lo guarda en el bolsillo o, si no se quiere comprometer, quema los papeles para que no haya antecedentes.


EC - Usted está haciendo alusiones bastante fuertes.


TH - Esto no es otra cosa más que una intendencia controlada por el Estado y nosotros somos los primeros en controlarnos entre nosotros.


EC - ¿Puede ser más explícito respecto a lo que acaba de señalar? ¿A qué está aludiendo?


TH - Yo no aludo a nada; digo que esto tiene todos sus controles en forma permanente por el Tribunal de Cuentas y las inspecciones del Banco de Previsión Social. Me refiero a que no podemos tener funcionarios en negro y después tirar el papelito o, si no queremos que alguien lo encuentre, quemarlo.


EC - ¿Usted está diciendo que alguien sí ha quemado papeles?


TH - No sé, digo que esto no es así. Esto es una administración seria, honesta y responsable en la que ese tipo de cosas no se pueden hacer. Hubo que regularizar muchas cosas con el Banco de Previsión Social porque veníamos de una actividad privada, había que darle seguridad a la gente que se tenía que jubilar, reconocerle muchos años de trabajo de una actividad privada que ya no existía más en la ciudad de Las Piedras. Pero eso otro lo tenemos que desmentir: no hay absolutamente nada. Lo más importante es que se haga la denuncia ante el Banco de Previsión Social y que éste venga a ver; que vayan al Tribunal de Cuentas de la República y que éste nos inspeccione. ¿Usted cree que no nos hacen inspecciones, que no van al hipódromo? Se trata de lanzar esto para crear una situación de confusión. Por eso nosotros no queremos que la gente de Montevideo, que no tiene conocimiento, se nos instale en Canelones; a la gente se le va a hacer muy difícil animarse a entrar a una administración con la que se quieren quedar para transportarla desde el punto de vista ideológico-político y también en acción territorial aledaña hacia Montevideo.


*************


EC - Usted se estaba refiriendo a las denuncias y cuestionamientos que realizan los candidatos que compiten con usted a propósito del número de funcionarios.


TH - Están atrasados. Después que el funcionario entra tiene seguridad, acá a nadie se le exige que se afilie a un club ni se persigue a nadie. Desde mediados del año 97, para entrar a la Intendencia de Canelones como administrativo hay que tener el bachillerato completo, saber computación y dar pruebas, ya sea del nivel de UTU o universitario, que hoy por suerte están entrelazados. Esto es sumamente importante. Nadie dice que se ha hecho pruebas y llamados abiertos. Fíjese cómo entraron los 80 muchachos y chicas que hoy son inspectores: son todos bachilleres y reúnen todas las condiciones que le mencioné, también en cuanto a la edad. Pasaron por un concurso de oposición y salieron muy contentos. También así ingresaron a la Intendencia de Canelones 25 o 30 funcionarios que egresaron de UTU en el tema de electricidad. Hemos cambiado todo, toda esa gente que ha pasado por el concurso de oposición y méritos ha salido conforme. Contra eso no hay ninguna denuncia. Eso es sumamente importante. Ahora, para llegar a los cargos de subdirección, que son cargos administrativos, también se hace concurso de oposición y méritos. Nadie lo dice ni lo critica.


EC - Usted dice que se critica algunos aspectos pero no lo que hace la Intendencia de Canelones con los empleados. Y señalaba que no se habla de lo que la Intendencia ha hecho en materia de pavimentos, de caminería, de la recolección de basura; preguntaba dónde hay basurales en Canelones. Han venido varias preguntas de oyentes. Por ejemplo, uno señala: "A propósito de los basurales, mi respuesta es que en el balneario La Floresta, que él conoce muy bien, en la calle de Los Pescadores, allí hay un basural muy grande". Otra oyente dice que es una residente de Marindia, que paga en la Contribución alumbrado, retiro de residuos, derecho a la bajada a la playa. "Los vecinos compramos lamparillas y medio tanques con manija para la basura porque el recolector no entra. Y la bajada a la playa la hacemos por dentro de un monte. Las calles son pozos. ¿Cómo va a haber basura en las calles si no hay calles?".


TH - Los que tienen propiedades en nuestros balnearios -bienvenidos sean todos-, cuando hacen limpieza en sus casas tiran ramas; las ramas no son basurales. Nuestra gente demorará tres o cuatro días, o una semana en levantarlas en toda la costa de Canelones, en 70 kilómetros de costa, en 300 ciudades, pueblos y villas. Cuando viene la Dirección de Gestión Ambiental, a la que a veces le faltan funcionarios por la cantidad de gente que vive en nuestros balnearios -cada vez viene más porque se encuentra mejor, por nosotros y por los habitantes que la reciben muy bien- y nos pide cinco funcionarios, nosotros le decimos: "Director, busque la solución mejor, busque a la gente que precise". ¿Usted cree que la mando yo? ¿Alguien piensa que la mandé yo?


EC - Pero a propósito del estado de las calles, toda la Ciudad de la Costa presenta serios problemas en esa materia. Un oyente dice que la caminería presenta dificultades muy complicadas para el tránsito, sobre todo en los caminos no asfaltados; está el problema de los pozos, el que se da cuando llueve. ¿Cómo encara esa situación usted?

 

"Hoy todos quieren a la niña de 15 años -que es la Intendencia de Canelones- para bailar el vals. Yo ya lo bailé dos veces gracias al pueblo de Canelones, y voy a seguir bailando el vals por tercera vez"

TH - ¿Sabe cuántos kilómetros de calle tenemos en Canelones? 3.500. ¿Sabe cuántos kilómetros de carreteras municipales tenemos? 4.500. Hemos venido superando todos esos problemas, trabajando. Pero nosotros construimos 460 kilómetros de carpeta asfáltica y bitumen, al principio tuvimos muchas dificultades para trabajar. ¿Sabe lo que significa eso en línea recta? Nada más ni nada menos que una carretera que iría desde el kilómetro cero de la Plaza Libertad hasta los límites entre Paysandú y Salto. Nosotros hemos colocado 2:050.000 metros cúbicos de balasto. ¿Sabe lo que significa eso? Una carretera que iría desde el kilómetro cero de la Plaza Libertad a Porto Alegre: 1.000 kilómetros. ¿Sabe que en el período próximo pasado la Intendencia de Canelones rebajó el 50% de la Contribución Inmobiliaria a los productores rurales y este año también, que le cuestan 7 millones de dólares?

¿Sabe que la Intendencia ha preparado 3.000 hectáreas de tierra, con sus equipos y su Dirección de Promoción Agraria, a nuestros productores con más necesidades para que puedan trabajar? ¿Sabe que en la sequía del 97, cuando tuvimos que salvar mucha producción y muchas avícolas, asistimos al productor rural con un convenio que hicimos con OSE y el Ministerio del Interior, siendo la Intendencia la responsable de toda la actividad con 6 millones de litros de agua para el consumo humano y animal? ¿Sabe que en esta sequía de ahora la Intendencia distribuyó otros 6 millones de litros de agua en forma totalmente gratuita para el consumo animal y humano, porque no había agua? Limpiamos todas las cañadas y arroyos.

Y falta, ya sé que falta. (Pero) todo eso lo hicimos. Lo que vamos a hacer son 1.200 kilómetros de carpeta asfáltica y bitumen, vamos a hacer las ciudades de La Paz, Las Piedras, Progreso, Santa Lucía y la Ciudad de la Costa, en la que hemos hecho una obra inmensa cuando todo estaba destruido. Vamos a hacer todo bituminizado para una mejor calidad de vida de la gente. Nadie dice que hicimos todo esto.


EC - ¿Qué es lo que va a estar todo bituminizado?


TH - La Ciudad de la Costa, La Paz, Las Piedras, Progreso, Santa Lucía. Ellos no saben cuántos kilómetros son. Yo sé.


EC - ¿En qué período se van a producir esos cambios?


TH - En los cinco años, si somos reelectos.


EC - Todos los caminos bituminizados.


TH - Todos no, nos van a quedar todavía 1.500 kilómetros. Vamos a ir haciendo todo lo que podamos. Vamos a no decir las cosas que no corresponden. Hoy todos quieren a la niña de 15 años -que es la Intendencia de Canelones- para bailar el vals. Yo ya lo bailé dos veces gracias al pueblo de Canelones, y voy a seguir bailando el vals por tercera vez, porque la gente sabe que vamos a cumplir con lo que estamos diciendo y nadie protesta. Todos son temas puntuales, pero nadie dice que no nos preocupamos del agro, nadie pregunta qué hicimos con la cultura, qué hicimos con el deporte. ¿Usted sabe a cuántos deportistas la Intendencia de Canelones da actividad por año? A 36.000, en una coordinación con profesores de Educación Física y algunas plazas de deportes. Nadie dice que no hicimos nada.


EC - Usted dice que nadie dice que no se hizo nada en relación al sector agrícola o al hortifrutícola, por ejemplo. Ayer Spinoglio fue muy severo en ese sentido; citaba el artículo 36 de la Ley Orgánica Municipal, que dice: "...adoptando todas las medidas que considere favorables para el mayor incremento de la agricultura, la ganadería y las industrias locales", y luego agregaba que " No tenemos noticias de que se haya tomado alguna medida, ni una sola siquiera, de que haya habido una opinión del gobierno departamental de los últimos 15 años en relación a estos gravísimos temas que colocan al departamento de Canelones de alguna manera al borde del abismo". ¿Qué responde?


TH - Me da la impresión de que estos, en lugar de ser candidatos a intendente, tendrían que ser (candidatos a) ministro de Ganadería, y el ministro ya está nombrado. El gobierno nacional es el que tiene toda la estructura. Pero nosotros atendimos a 4.000 productores, sin aumentar los impuestos en un 400%. Los hemos atendido desde el punto de vista de la comercialización y la asistencia técnica. No dicen que no hicimos nada; vienen a decir lo que habría que hacer si fueran ministros de Ganadería.

Por ahora nosotros, en la Intendencia de Canelones, hemos hecho todo esto que nunca se había hecho. Y lo tenemos proyectado. Si alguien quiere decir algo, que venga a decírnoslo a nosotros. Que alguien diga si cuando se hizo los tajamares el intendente lo fue a ver para decirle: "Mire que vinimos nosotros, esto nunca se hizo...". No señor, Canelones es muy grande para cosas tan pequeñas como las que están planteando ahora. Canelones es un gran departamento, es un departamento de una gran importancia -si no el más importante del país- por su población y su producción.

Nosotros compramos Comargen y vamos a construir -ya está la licitación pronta- un centro de distribución hortícola y frutícola. Hay quienes dicen que no es necesario; nadie dice que el Mercado Modelo ha ido cayendo y cada vez hay menos productores. Nadie lo dice, no sabemos si había 120 funcionarios; dicen que hay 240, cuando el mercado tiene 30% menos de productores que concurren a él. Nosotros vamos a hacer un mercado acá, que dé fuentes de trabajo y posibilidades al productor de comercializar él directamente, no con comisiones administradoras. El productor va a ser el dueño, el que va a trabajar, con el apoyo de la Intendencia de Canelones.

En la Junta Departamental se acaba de votar un proyecto de un polígono industrial para traer hacia Canelones gente que dé más trabajo; el que votó en contra fue el Frente Amplio; salió gracias a colorados y blancos. Pero eso no se dice. Estamos haciendo todo esto sin aumentar los impuestos un 400%, sin ir de una forma fiscalizadora. Nosotros contemplamos a todos, llevando un camino por el medio de mucho trabajo, mucho sacrificio, para esa clase media de Canelones. Hay muchos que dicen "yo pago si me hacen la calle", pero la calle no es sólo para el que la puede pagar, tenemos que hacer la obra social para todos y todos tenemos que pagar lo que podemos para que los que tienen dificultades tengan su beneficio para una mejor calidad de vida.


EC - Sus allegados han declarado que de puertas para afuera la gestión en la Intendencia de Canelones ha sido buena, pero que el "debe" está de puertas para adentro. ¿Usted está de acuerdo?


TH - Es cierto, estoy de acuerdo.


EC - ¿A qué se refiere, concretamente?


TH - A la gestión. Nosotros recibimos una Intendencia muy atrasada. Le puedo asegurar que hoy todo el departamento de Canelones, donde tenemos las bocas de atención al público y de recaudación, está computarizado y estamos regionalizar para tener una mejor gestión. Esto lo hablamos con el presidente de UTE, el escribano Scaglia; haremos convenios para que haya una mejor gestión, para que Canelones esté todo iluminado y el contribuyente pueda hacer efectivos sus pagos en cualquier lugar del departamento, en muchas bocas.

Nadie habla de educación y cultura: hemos ayudado a construir liceos y escuelas. Nadie habla de la parte cultural, de nuestras bibliotecas que están permanentemente al día, con los textos y libros para los que no los pueden adquirir, desde los preescolares hasta los que cursan los primeros años de la enseñanza superior. Gastamos decenas de miles de dólares por año. Eso nadie lo dice. Porque un pueblo sin educación, sin cultura y sin posibilidades de que nos podamos ir desarrollando todos, no puede avanzar. Tampoco si no tiene arte. En Canelones, por primera vez, tenemos el conservatorio musical al que van más de 300 chicos de la ciudad de Canelones. Tenemos casas de cultura en muchos lugares de Canelones; son miles de ciudadanos de Canelones. Faltan, ya lo sé. Habrá que hacer otro conservatorio en otro lugar de Canelones. Empezamos por la experiencia. Ya lo tendremos, pero tenemos muy claro hacia dónde vamos.

--------------
Transcripción: María Lila Ltaif Curbelo
Edición: Julieta Sokolowicz