Economía

¿Cómo son los billetes más curiosos del mundo?

¿Cómo son los billetes más curiosos del mundo?
efe

Según su tamaño, el nuevo billete de 50 euros, diseñado a prueba de falsificaciones, es bastante común. En comparación, el billete más pequeño del mundo es apenas como un sello de correos.

Un nuevo billete de 50 euros, el más usado y falsificado papel moneda de la eurozona, comienza a circular este martes 4 de abril de 2017. A simple vista, al menos por su tamaño, su diseño parece de lo más común, pero el Banco Central Europeo (BCE) asegura que cuenta con "avanzados elementos de seguridad" que contribuirán a preservar la estabilidad del euro.

¿Cómo son los billetes más curiosos del mundo? El que aparece históricamente como el billete de banco más pequeño del mundo procedía de Rumanía. El banco central de Bucarest sacó ese billete de 10 banis como divisa de emergencia en 1917.

El más pequeño

Dado que durante la Primera Guerra Mundial escaseaba el metal, materia prima para las monedas, debían usarse los billetes, inicialmente inventados para sustituir grandes cantidades de monedas, incluso para pagos pequeños. Con un tamaño de 27,5 por 38 milímetros, los billetes en verde y marrón tenían apenas el tamaño de un sello de correos.

Para las carteras y bolsillos convencionales no es apropiado el mayor billete, el filipino de 100.000 pesos, que es más grande que una hoja de papel Din-A4. Emitidos en 1998 con motivo del Centenario de la Declaración de Independencia de Filipinas, es particularmente atractivo debido a su valor de coleccionista.

Uno con 14 ceros

Las facturas de todo un año se podían pagar con el billete de 10.000 dólares de Singapur, el de mayor valor nominal del mundo, equivalente a más de 6.000 euros. Introducido en 1973, fue sacado gradualmente de circulación en 2004 para evitar el lavado de dinero.

De Zimbabwe procede el billete con el número más alto: el de 100 billones de dólares, que se introdujo en 2009 en respuesta a la hiperinflación galopante en el país africano. Esta era tan desorbitada que una barra de pan llegó a costar 300.000 millones de dólares locales.

El billete tenía un uno seguido de catorce ceros. En muchos otros países las cifras del billete máximo son mucho menos elevadas. En la República Popular China, por ejemplo, el mayor billete es el de 100 yuanes, equivalente a alrededor de 13,5 euros. Como los chinos suelen hacer la mayoría de sus pagos en efectivo, la compra de un coche o de una propiedad supone que el comprador aparezca con maletas llenas de dinero.

Resistente a 90 grados Celcius

La producción de papel moneda recurre desde hace mucho tiempo a la alta tecnología. Y no sólo para impedir la falsificación de los billetes. Para los billetes del euro, no es ningún problema un lavado a noventa grados en la lavadora, ser fuertemente estrujados  o que les caiga quitaesmalte. Antes de entrar en circulación, son sometidos a rigurosas pruebas.

Como son los que se utilizan con mayor frecuencia, los billetes de cinco y diez euros son los que tienen el ciclo de vida más corto. En general, se retiran de la circulación tras seis meses. Los de 200 y 500 euros, en cambio, están años en circulación. Eso sí, pasan la mayoría del tiempo en cajas fuertes.

Registro

Suscripciones:
×