Inventiva uruguaya

María Victoria, la historia de una ingeniera emprendedora

María Victoria, la historia de una ingeniera emprendedora

En diálogo con En Perspectiva la ingeniera María Victoria Alonsopérez, joven emprendedora uruguaya que sorprende con su ingenio y capacidad inventiva, dijo que a futuro su sueño sería tener una empresa que diseñe y construya naves espaciales. Agregó que Uruguay "tiene futuro" en la ingeniería aeroespacial y pidió a la Facultad de Ingeniería una mayor preparación empresarial para los estudiantes que egresan.


La Organización Internacional de la Propiedad Intelectual entrega todos los años a nivel mundial el premio al Mejor Joven Inventor. La premisa es que los aspirantes “aporten una solución a un problema”. Este año, el reconocimiento le correspondió a una patente presentada por una uruguaya: María Victoria Alonsopérez.

María Victoria diseñó un dispositivo que permite monitorear el ganado a distancia y tener información al instante de la ubicación de cada animal  y de su temperatura. El productor podrá así controlar en tiempo real cualquier cambio y prevenir cualquier contingencia.

Se llama Chipsafer y ya había tenido un primer reconocimiento importante el año pasado, cuando recibió el premio a los Jóvenes Innovadores de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, para lo cual compitió con 400 candidatos de 77 países.

Pero en realidad estos son sólo los últimos eslabones de una larga cadena de proyectos a los que María Victoria ha estado vinculada, pese a que tiene sólo 26 años y que su norte es desarrollarse en la ingeniería aeroespacial.

Interrogada sobre qué es Chipsafer, María Victoria indicó que se trata de "un dispositivo que puede monitorear distintos parámetros en el ganado y a distancia". Este invento "se le coloca al animal en el cuello y posee diferentes sensores que permiten detectar distintos parámetros y toda esa información pasa a una computadora o dispositivo móvil".

Con Chipsafer se puede "analizar la temperatura, el movimiento, la posición exacta del animal, etc. La aplicación depende de lo que se quiera saber. Si se quiere monitorear las enfermedades alcanza con una muestra, si se quiere controlar el abigeato todos los animales deberían tener el sistema con ellos", explicó su creadora.

Este invento, ya patentado, tiene demanda a nivel nacional pero también ha recibido algunas solicitudes internacionales, en especial desde África. María Victoria relató que a partir de 2014, en fecha a confirmar, estará a la venta y que en Uruguay se apoyará en la red de telefonía móvil. En el exterior la idea es que Chipsafer funcione vía satélite para garantizar el servicio.

María Victoria es fundadora de dos empresas. La primera es IEET con la cual impulsa y desarrolla su principal invento: Chipsafer. La segunda se llama Sky Presition, que es la que está dedicad a la utilización de Drones para uso agrícola.

En este último caso María Victoria relató que la idea surgió de su estadía en California en donde, al ver funcionar a estos aviones no tripulados, pensó en aplicarlo a la realidad agrícola uruguaya: "Usamos los Drones para monitorear la agricultura y damos recomendaciones a los productores de cómo mejorar sus cultivos".

Al cierre de sus declaraciones la joven ingeniera emprendedora confesó que todos estos inventos en los que está trabajando ahora se enfocan en ayudar a profundizar su pasión profesional por la ingeniería aeroespacial.

"Ese norte se mantuvo siempre en mi vida desde chica. Yo siempre dije de pequeña que iba a ser ingeniera aeroespacial y para eso me estoy preparando. Creo que no sólo es importante que, como forma de iniciarnos en ese mundo, Uruguay se apreste a poner en el espacio su primer satélite, sino que además hay futuro de que el país desarrolle y hasta exporte programas espaciales".

"La idea a futuro es seguir con Chipsafer, desarrollar la tarea con los Drones y a futuro crear una empresa que construya naves espaciales", concluyó.

La transcripción de esta entrevista estará disponible en las próximas horas aquí.

Registro

Suscripciones:
×