Solicitar contraseña

×

Ciencia y Tecnología

"Drones" en Uruguay: una experiencia que reduce costos

En diálogo con En Perspectiva los responsables de las empresas "Geofly" (Abelardo Aldabadle y Antonio Villaluenga) y Agronegocios del Plata –ADP- (Marcos Guigou) relataron su experiencia a través de la utilización de "drones" (o aviones no tripulados) en las áreas que sus organizaciones abarcan. Los entrevistados coincidieron en que "aún queda mucho por ajustar" aunque destacaron que "la experiencia es sorprendente" porque además permite "bajar costos".


En los últimos tiempos los ciudadanos nos hemos acostumbrado a escuchar que en Pakistán o Afganistán un avión no tripulado vuela en busca de terroristas y bombardea una cierta zona, dejando decenas de muertos y heridos.

Estos “drones” (o aviones no tripulados) se han convertido en protagonistas importantes de la información internacional, y han provocado debates fuertes, tanto en lo político como en lo jurídico.

Afortunadamente lo relatado anteriormente no es el único lado por el que se puede observar la realidad. Estos aviones o helicópteros no tripulados también tienen aplicaciones pacíficas y constructivas. Tan poco se informa sobre este hecho que seguramente casi nadie conozca que varios de estos drones vuelan sobre nuestro territorio.

Se trata de pequeños aviones que sobrevuelan un determinado espacio para tomar imágenes, que permiten conocer el estado de una carretera, controlar el desarrollo de un cultivo o trazar la cartografía de un lugar específico.

Dos empresas en Uruguay ya son ejemplo de la utilización de estas tecnologías. Por un lado “Geofly”, una empresa dedicada a vender este servicio y por otro ADP (Agronegocios del Plata), que tiene su propio avión no tripulado.

Sobre la experiencia de utilizar este tipo de aeronaves los representantes de “Geofly”, los ingenieros Abelardo Aldabadle y Antonio Villaluenga, expresaron que esta tecnología “ha marcado una avance impresionante”, avance “que nosotros ya observamos hace unos años que se venía y que empezamos a investigar y la información era muy poca y escasa hasta que el año pasado adquirimos un drone de origen francés y ahora con este nuevo que tenemos se nos abrió un panorama impresionante”.

Por su parte, Villaluenga agregó que en estos momentos “la tecnología se usa para la forestación, para la agricultura, para saber el volumen de acopio de rolos, por ejemplo, dado que al hacer maquetas en 3d producto de estas fotografías que saca el avión se cambia la forma de trabajar”.

Otro de los usos está en “las obras viales, la construcción”, donde “estos aviones son una herramienta que ha cambiado la manera de trabajar, bajando los costos que tradicionalmente tenía esta actividad”, señaló.

Por su parte, el director de ADP, el ingeniero agrónomo Marcos Guigou, expresó que donde la empresa ha puesto el foco con estos drones fue “en clasificar los tipos de suelos y donde se desarrollan las producciones para ser más eficientes, respetuosos del ambiente y en ese camino empezamos a andar”.

“Para lo que más aprovechamos ahora esa tecnología es para entender donde están los lugares problemáticos u optar por los mejores fertilizantes, etc., en el desarrollo de los cultivos esta dando un interesante resultado”, sentenció.

La transcripción de esta entrevista estará disponible en las próximas horas aquí

Registro

Seleccionar Newsletters:
×