Solicitar contraseña

×
Ciencia y Tecnología

Científica uruguaya finalista de premio Whitley

Se llama Susana González y es una de los ocho finalistas por su trabajo en defensa del medio ambiente. La ceremonia del premio se realizará el viernes 14 de mayo en Londres.

Científica uruguaya finalista de premio Whitley


Cuatro científicos latinoamericanos figuran entre los ocho finalistas de los premios del Fondo Whitley para la Naturaleza, según anunció la institución.

La uruguaya Susana González trata de salvar los ciervos de las pampas e invertir la tendencia que ha visto cómo disminuían esos pastos naturales hasta sólo un uno por ciento de la superficie que ocupaban en 1900.

La científica, que este domingo se encuentra en Londres a la espera de los resultados, dialogó con Espectador.com sobre las características del proyecto y lo que significa ser la primera uruguaya con chances de hacerse de este galardón.

“Yo trabajo en las dos poblaciones de venados que hay en la naturaleza uruguaya, en Rocha y en Salto. Yo me presenté para hacer un seguimiento de estos estímulos y poder darle un énfasis más fuerte de apoyo a crear centros de conservación privados en Uruguay”, afirmó González.

La científica explicó que gracias a la colaboración del Ministerio de Ganadería y Pesca (MGAP) y la Universidad de la República (Udelar) pudo, junto a un equipo de trabajo, descubrir aspectos de la vida de los venados que hasta el momento eran desconocidos.

“Hemos logrado incrementar la población de venados (que están en peligro de extinción). De todos modos, los resultados científicos fueron más impactantes que los resultados de conservación. No se sabía que en Uruguay había dos subespecies nuevas para la ciencia; no se sabía que todavía la especie tenía variabilidad genética. Hemos sabido de qué se alimentan, cómo interaccionan”, señaló González.

Por último, señaló lo que para ella significa esta nominación: “Para mí es muy importante, esto sería un reconocimiento al país, a los recursos naturales y a que es posible hacer cambios y que se puedan conservar los recursos naturales”.

Por otra parte, la colombiana Ángela Maldonado fue seleccionada por su búsqueda de fuentes alternativas de ingresos para las comunidades que viven en la frontera entre Perú, Colombia y Brasil, de forma que puedan renunciar a la captura ilegal de los monos de noche para investigaciones biomédicas.

El también colombiano Diego Amorocho enseña a las comunidades de pescadores del Pacífico a reducir las capturas accidentales de tortugas marinas y a convertirse en cambio en sus principales benefactores, ganando dinero como conservacionistas.

Y el argentino Pablo Borboroglu, cuarto de los finalistas latinoamericanos, ha sido seleccionado por utilizar a pingüinos como embajadores de la conservación oceánica y destacar así la urgencia de proteger a la fauna marina de las amenazas de la sobrepesca, las mareas negras y el cambio climático.

Los restantes finalistas son de países africanos como Camerún y Uganda, de Mongolia y de Papúa Nueva Guinea.

Los premios Whitley se conceden desde 1994 y a ellos se presentan anualmente alrededor de un centenar de conservacionistas de todo el mundo.

Su objetivo declarado es identificar a las personas más destacadas en la defensa del medio ambiente y ayudarlas en sus tareas beneficiosas tanto para la fauna y la flora de la región donde trabajan como para las comunidades locales.

El Whitley Gold Award, premio máximo, está dotado con 60.000 libras (88.818 dólares) y también se conceden otros dotados cada uno con 30.000 libras (44.409 dólares) hasta un valor conjunto de 270.000 libras (399.681 dólares).

Los premios los entregará el próximo viernes por la noche la princesa Ana de Inglaterra en una ceremonia que tendrá lugar en la Real Sociedad Geográfica, de Londres.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×