Tertulia en La Mañana

Pomiés sobre eliminación de corralito mutual: "es una medida antipática que no colabora en nada y que no parece que arregle los problemas del sistema"

Pomiés sobre eliminación de corralito mutual: "es una medida antipática que no colabora en nada y que no parece que arregle los problemas del sistema"
Mariana Pomiés - Foto: El Espectador

    Estuvieron en La Tertulia de jueves de La Mañana de El Espectador la directora ejecutiva de la Consultora 'Cifra', Mariana Pomiés, el presidente del Sindicato Médico del Uruguay, Gustavo Grecco, y el dirigente del Partido Colorado José Pablo Franzini para hablar sobre las nuevas condiciones que impuso el Ministerio de Salud para que los usuarios de Asse puedan cambiarse de prestadora de salud.

    El Gobierno anunció que a partir de 2018 quienes deseen cambiarse de mutualista deberán justificar las razones con una nota presentada ante la Junta Nacional de Salud (Junasa), que aceptará traspasos únicamente por motivos económicos, por cambio de domicilio o por disconformidad con el prestador de servicios.

    Esta decisión se tomó a partir de la existencia de instituciones de salud que ofrecen dinero a cambio de que los usuarios cambien de prestadora.

    En primera instancia, Grecco aclaró que las condiciones que establece el Ministerio para solicitar el traspaso "no son nuevas. No es una moneda de cambio a la no apertura del corralito. Ya estaba dispuesto desde 2009 que por estas tres causas se podía uno cambiar de mutualista en cualquier momento del año", pero opinó que "debería haber movilidad todo el año y no solamente en un mes".

    Por otro lado, contó que el sindicato es crítico con esta medida porque consideran que "se violenta la libertad del usuario a elegir el prestador donde asistirse", y porque se pierde "la calidad de la información que el usuario recibe, para que pueda cambiar de prestador no en base a la parafernalia que le ofrecen sino a la calidad asistencial, gracias a indicadores objetivos que me permiten rankear las instituciones".

    Pomiés expresó que no se entiende la medida que tomó el Ministerio de Salud ya que "los cambios que se daban en cada febrero no eran tan grandes y no generaban movimientos tan drásticos que fuera necesario intervenir. Es una medida antipática que no colabora en nada y que no parece que arregle los problemas del sistema".

    "A la gente le cuesta cambiar, por lo que cuando deciden cambiarse es porque realmente pasaron por cosas bravas. Estas medidas no son necesarias para el funcionamiento actual del sistema, y generan un enojo en la población razonable, que es innecesario", añadió la tertuliana.

    Por su parte, Franzini dijo que "la falta de libertades es la madre de todos los problemas. Si no soy libre para hacer determinadas cosas, entonces las cosas no están bien. (…) La pérdida de libertades nunca es necesaria" 


      -->