Solicitar contraseña

×

Sociedad

Los juegos de rol

Los juegos de rol se basan en que el jugador desempeñe un rol que comúnmente no tiene. La improvisación condimenta la historia que se recrea con el diálogo de los personajes, de tods formas hay pautas y personajes predeterminados. Son una modernización de los juegos de cowboys que tiene décadas. Es un informe de Nicolá Etcheverry

Arranqué este informe preguntándole a distintas personas al azar, si habían escuchado hablar de los juegos de rol alguna vez. Éstas fueron algunas de las respuestas que me dieron:“¿Cómo?”, “Ah, no he escuchado y no tengo interés”, “No te entiendo lo que me querés decir...ni idea lo que son”, “Si, si, más o menos sí, son basados en historias, tipo el Señor de los Anillos, que cada uno se adjudica un personaje y van jugando, pero nunca lo jugué, no tengo idea como es”, “No, no tengo la menor idea. Disculpáme, yo no puedo hablar de estas cosas ahora, disculpáme”.


El juego de rol (en inglés role playing game) consiste, tal como dice su nombre, en desempeñar un determinado rol o personalidad concreta que la persona que juega normalmente no hace. El diccionario de la Lengua Española, define a "rol como el papel que interpreta un actor en una representación teatral". A diferencia del teatro, en los juegos de rol no hay guiones por los cuales regirse y cada jugador interpreta un personaje ficticio, con una serie de características propias que le definen, como ser el carácter de su personaje según sus propios criterios y las acciones de este personaje, mediante la improvisación.

En una partida de rol la "historia" se va creando durante el transcurso del juego, y digo historia porque realmente se está contando y creando una. La manera de hacerlo es describir las acciones que realiza el personaje que se interpreta y hablar por él cuando se trate de los diálogos que tiene con el resto de los personajes. De niños muchos de ustedes seguramente jugaban a poliladron, o a cowboys e indios. Los juegos de rol vendrían a ser adaptaciones modernas de aquellos juegos infantiles. Imaginen dos niños que están jugando a los cowboys; uno le dice al otro "bang” te disparo" y el otro le contesta "y yo te lo esquivo y te tiro un flechazo". Ellos interpretan y deciden el curso de la historia. Mientras que en una obra de teatro, en un libro o en una película la historia ya está escrita y el público va descubriendo poco a poco su desarrollo final, en una partida de Rol son los jugadores los que van creando el relato según van ocurriendo las cosas.

Para jugar al rol se deben reunir por lo menos dos personas, en una o más sesiones de juego. Una es siempre el director de juego (el narrador) o master, que es el encargado de dirigir el hilo argumental. Además de narrar la historia, el master se ocupa de describir lo que ocurre alrededor de los personajes representados por los demás jugadores y preocuparse de la ambientación de una partida. Luego están los jugadores que interpretarán su propio personaje. Se suelen seguir unas pautas de juego preestablecidas conocidas como sistema de juego, aunque pueden existir partidas sin más aporte que el de la imaginación.

Martín es un joven de 28 años que durante una etapa de su vida jugó mucho al Señor de los Anillos. En este juego de rol ambientado en la Tercera Edad de la Tierra Media , se puede jugar en el rol de guerreros, hobbits, magos o exploradores que se enfrentan a ogros, trolls o humanos malos. Es uno de los juegos de rol más populares hoy en día.

“Desde los 15 hasta los 20 jugué bastante. Jugué mucho al Señor de los Anillos. Los personajes se armaban tirando dados, y tenías una lista de características. Tirabas dados la primera vez y según lo que sacabas era la raza que te tocaba para tu personaje. Después tirabas de nuevo y se iban formando las distintas habilidades que tenías con diferentes armas. También según lo que sacabas también te tocaba desde cómo corre, cómo come, hasta como luce, si es rubio o morocho, alto o bajo, mujer o hombre. Siempre para que estuviera buena la partida teníamos que ser cuatro o cinco mínimo y por lo general no más de siete u ocho, porque incluso había veces en que algunos jugaban juntos, o había quienes no jugaban juntos, pero sus historias tenían que ver, entonces el Master tenía que tener intimidad con algunos participantes y los demás no podían escuchar lo que estaba pasando en otras historias porque influenciaban directamente”, sostuvo Martín  

Una típica sesión de rol cuenta con estos elementos: una mesa y sillas, donde se sientan los jugadores. Hojas de papel, lápices y elementos para tomar apuntes, hacer dibujos, etc. Dados, que aportan el azar objetivo a los eventos que se suceden en la partida. Libros para consultar normas, aventuras prefabricadas o datos interesantes. Hojas de personaje, una por jugador, en el que se describe al mismo y todo aquello que pueda ser de su interés (historial, descripción física, ropa que lleva, armas, capacidad para usarlas, idiomas que domina y otras habilidades u objetos en su poder). También hay elementos accesorios, como mapas o maquetas, elementos de decoración, como figuras o disfraces para ambientar mejor el juego.

Normalmente el objetivo es cumplir entre todos la misión que ha propuesto el master, aunque el juego se puede matizar con diferentes enfoques, por ejemplo acumular riquezas, resolver misterios o bien conseguir el mayor grado de realismo.

Para facilitar las labores del master, existen editoriales y sitios web que publican lo que se conoce como módulos que son guiones ya armados de partidas de rol que explican a los directores de juego la trama de la partida, lo que deben saber los jugadores antes de comenzar a jugar, describen la ambientación, la interpretación de personajes no jugadores, estadísticas de éstos; e incluso, brindan estadísticas y hojas de personaje específicamente indicadas para esa partida en concreto, pero posteriormente se pueden usar en otras con la misma ambientación. Si entran en la página www.inforol.com, tiene acceso a un montón de información, desde los distintos juegos que existen, los módulos preestablecidos, clubs de juegos de rol en todo el mundo, rankings, literatura en que se basan algunos juegos, etc.

El master, si se cree capacitado, puede escribir las aventuras por sí mismo pero para ello tiene que tener una imaginación y conocimientos de la ambientación y sistema de juego muy desarrollados, dignos de un guionista.

En Uruguay, La Tropa De Mordor es uno de los grupos de juegos de rol que hace más de 12 años juegan en Montevideo, generalmente en un salón ubicado en Mercedes y Rondó. Se reúnen un sábado cada dos semanas y juegan durante cinco o seis horas a El Señor de los Anillos o a Vampiro (donde los jugadores asumen el papel de vampiros y narran historias acerca de los triunfos de los personajes, sus fracasos, sus siniestras fechorías), Ravenloft (los personajes son hombres lobo, fantasmas y zombies que pueblan las 'Tierras de las Brumas'), Tierra de Ninjas (el nombre lo dice todo), Cyberpunk (ambientado en el futuro, concretamente en el año 2020, un mundo con asesinos corporativos, héroes heavy metal y hackers cibernéticos), Aquelarre (ambientado en la península ibérica del 1300 hasta el 1450 DC) y Shadowrun, que es un lugar de magia y alta tecnología. Otros juegos de rol bastante conocidos (al menos para los entendidos) son las Nieblas de Oriana, Séptimo Mar, Planeta Azul o Star Wars.

Una vez al año, generalmente el segundo domingo de setiembre, La Tropa de Mordor hace un evento con juegos de rol, invitados, proyecciones de animé y bandas en vivo. Yo fui parte de esta movida en dos ocasiones, en el 2005 y en el 2006. No jugué a los juegos de rol. Invitaron a mi banda a tocar en vivo, y la verdad es que pasamos bárbaro

Jorge Lima, o el señor Saurón, como lo llaman sus compañeros, hace a veces de master en las sesiones de juego de este grupo y le pedí que me explicara un poco más este rol.

“Es como un director de cine o de teatro que te va diciendo y dibujando imaginariamente escenarios. Si es un escenario medieval, vas a ir por un camino de tierra o adentro de un castillo, y según el personaje que vos lleves es como vos vas desarrollando la historia. La historia tiene un principio y un fin, pero entre medio esa historia se puede voltear, es decir dar vuelta según como se manejen los jugadores. Si vos como personaje te encontrás por ejemplo con una viejita, el master tiene que interpretar a esa viejita: si es buena, si es mala, si te puede dar buena o mala información, etc., al igual que también te podés encontrar con un enemigo que te va a decir pocas palabras o directamente te va a atacar. Y ese es el trabajo del master. Es el que más trabaja y el que más se divierte con el grupo”.


En la Europa del siglo XVI, grupos ambulantes de actores presentaban una forma de teatro improvisacional conocido como Comedia dell'arte, con situaciones comunes, personajes comunes y diálogo improvisado. Durante el siglo XIX y a principios del siglo XX, muchos juegos de tablero y juegos de salón, como el jurado, por ejemplo, incluían elementos de interpretación de roles.

Surgieron también los "Juegos Teatrales" creados por una señora norteamericana llamada Viola Spolin, considerada por muchos como la abuela de la improvisación en los años 50. Estos eran simulaciones de juicios y de legislaturas, dentro de los cuales los jugadores tomaban los roles de personajes e improvisaban, pero sin las reglas formales que caracterizarían a los juegos de rol modernos. Hay alguna evidencia de que juegos al estilo del Asesino Podrían haber sido jugados por adultos en el Nueva York de los 1920. Incluso, una versión sencilla del juego en la cual un asesinato era perpetrado diciendo "estás muerto" fue mencionado en la autobiografía de Harpo Marx (hermano de Groucho y los demás hermanos Marx) titulada Harpo Habla en 1961!, en la sección que relata esa época de su vida. Un grupo similar, llamado Markland Medieval Mercenary Militia, empezó a organizar eventos en la Universidad de Maryland en 1969 dedicados en gran medida a recrear de manera realista la historia y cultura medieval, aunque con muy pocos elementos fantásticos.

El primer juego de rol que no contaba ni con fichas, ni tablero, ni siquiera reglas estrictas y tan sólo se basaba en la interpretación, en el diálogo, la imaginación y en el sentido de aventura, apareció en Estados Unidos en 1974 y se llamaba Dungeons & Dragons (en español Calabozos y Dragones o Dragones y Mazmorras). El juego original fue diseñado por dos tipos llamados Gary Gygax y Dave Arneson. Fue publicado de la mano de ellos mismos porque ninguna editorial confiaba en que se vendiera. En este juego se utilizó por primera vez el término de master. Originalmente se lo llamaba Dungeon master (amo del calabozo), pero luego fue simplificado a "master". A partir de este momento, siempre pasó a ser un nombre genérico aplicado a otros juegos de rol sin relación con este.

Muchos juegos de rol se basan en la literatura o el cine. Sin ir muy lejos basta recordar los libros de "Elige tu propia aventura" que en formato literario, prescinden de la figura del director de juego y permite vivir la emoción del rol individualmente, eligiendo al final de cada página una dirección o decisión que te lleva a vivir distintas aventuras, saltando de página en página. En los juegos de rol propiamente dichos, las historias se arman generalmente en torno a los géneros de ciencia ficción, horror, superhéroes, dibujos animados, westerns, espías y muchos otros escenarios ficticios.

Una de las características que diferencia a los juegos de rol de otros juegos convencionales es que en el rol el principal objetivo es colaborar, no competir. En casi todos los juegos conocidos (ajedrez, pictionary, el ludo, War, etc) el objetivo final, aparte de divertirse, se basa en la victoria de un jugador respecto a los demás, o como mucho, la de un grupo de jugadores respecto a otros. En los juegos de rol se sustituye el concepto de competición por el de colaboración. Los jugadores no sólo deben interpretar a su personaje, sino que además deben cumplir una misión y para lograr ese fin no pueden haber ganadores o perdedores sino grupos o equipos que se apoyan mutuamente para lograr el objetivo.


Los jugadores de rol creen firmemente que la finalidad del juego de rol, no es sólo pasarlo bien, sino evolucionar como persona, psicológica y creativamente, a la vez que evoluciona el personaje que representan. A veces, ese personaje permanece en uno incluso después de terminada una partida.

Le pregunté a Martín si alguna vez le había pasado de irse a dormir y seguir en el personaje del juego. “Seguís colgado, sí claro. Seguís colgado y a ver qué vas a hacer al otro día, sí, sí, pasaba obviamente. Podés estar de repente meses jugando a la misma historia, que era lo bueno porque no tenías ni idea de cómo podía llegar a terminar. Era así: jugabas de repente uno o dos meses con un personaje, cuando te aburrías te hacías uno nuevo y empezabas una historia nueva. Hay mucho de imaginación, y hay que tener paciencia también”, estableció.

Esto fue lo que me dijo el master de La Tropa de Mordor: “Yo soy muy adicto a los  guerreros. Siempre me ha tocado interpretar guerreros como jugador y realmente me ha colgado uno muy bueno, que ha sido un noble guerrero que fue uno de mis primeros personajes que tuve que rolear: el famoso Arturo, un caballero español, que bueno, lamentablemente en los juegos de rol tu personaje vos lo llevas tanto que te encariñas, pero igual que la vida misma suele sufrir la consecuencia de enfermedades, o incluso de fallecer. No llegó a fallecer mi personaje pero sufrió una maldición: la famosa maldición del lobizón. Pero bueno, lo tengo muy presente y muy querido a ese personaje porque fue uno de los primeros”.

Lula juega a los juegos de rol hace dos años. Se acercó un día a un evento para ver cómo era la movida y se terminó enganchando de a poquito. Desde entonces se junta con otros jugadores para interpretar roles, cumplir misiones, y dejar volar su imaginación.

“Nosotros a veces jugando nos imaginamos como estamos vestidos, o depende del personaje, las características, pero en general cuando se juega al rol en vivo, la gente se disfraza. El otro día tuve un pequeño problema: se me murió el personaje y ahora como que resucitó un poco ahí, lo pudimos modificar algunas cosas y ta. Como no quería cambiarme de personaje me lo modifiqué, inventamos un poco para que no me tuviera que hacer otro”. ¿Cómo fue que murió? “Me tiré a un pozo que no sabía lo que tenía, y estaba lleno de veneno y me morí envenenada. Yo no sabía lo que era y como quien dice, el Master me lo mató. Ahora por lo menos lo pudimos resucitar ahí un poco al personaje, y bueno ahí quedó, un poco cambiado, pero ahí va marchando”, aclaró Lula.

Los Caballeros de Montevideo también forman parte del movimiento de juegos de rol en Uruguay, concretamente y bajo este nombre, desde el año 2002. Quien habla a continuación es Magnus, un joven de 27 años que juega al rol hace 10, y es uno de los alma mater de Los Caballeros de Montevideo.

“Los caballeros de Montevideo se dedican a organizar jornadas para difundir los juegos de rol y para tratar de ayudar dando una mano juntando ropa, comida, libros, juguetes, lo que toque según la jornada que hacemos. También nos dedicamos a la difusión de los juegos de rol mediante lo que pueden ser notas de prensa, algún informe que hemos colaborado con monografías para gente de facultad de sociología o comunicación. Todo lo que pueda servir para promocionar el rol, estamos ahí. Estamos jugando muchos juegos de superhéroes de Marvel y DC Comics ambientados en esos universos, Star Trek, Star Wars; tenemos un poco dejado de lado, pero también jugábamos juegos de mundos de tinieblas, de vampiros, todo eso, hombres lobo, y lo que hace un buen tiempo que no jugamos, y que estamos extrañando, a ver si un día volemos a jugar es Dangeons & Dragons, Dragones y Calabozos, el clásico”.

Le pregunté a Magnus si él era de quedarse colgado con alguno de los personajes que interpreta durante mucho tiempo y me dijo lo siguiente: “No, no, no, no. Esto es simplemente un juego. Aparte estas sentado en una mesa o en un sofá con tus amigos, permanentemente con la cabeza con que no es algo de verdad. Te pasa sí  de “pá, que buena que estuvo la sesión de hoy”. Por ejemplo, el sábado un personaje mio terminó de rebote adoptando a una niña de 9 años, y no está ni preparado para ser padre, y te quedás pensando en eso, pero colgado con el personaje nunca porque siempre estás consciente que lo que estás haciendo es jugar. Quedarte colgado con lo divertido que fue la aventura y todo y quedarte charlando, o pensando uno, sí más vale, como cuando ves una buena película o lees un buen libro, pero quedarte colgado con el personaje no, no es algo que pasa”, manifestó.


Todo juego es en general fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje. El juego permite acceder al conocimiento de forma significativa, pues convierte en relevantes aquellas informaciones que serían absurdas de otra manera.

En los juegos de rol se debe aplicar mucho cálculo mental, aprendizaje de accidentes geográficos y nombres, adquisición de soltura a la hora de esquematizar y tomar notas, y como ya vimos, improvisación. Hay quienes creen que los juegos de rol son un gran beneficio del desarrollo educativo, en la promoción de la lectura como medio lúdico y recreativo, lo que a la larga favorece la motivación además de que ayudan a desarrollar una gran riqueza de vocabulario, otro de los grandes déficit que suele ser origen de muchos fracasos escolares.

Los defensores de los juegos de rol en su vinculación con la educación alegan también que colaboran al desarrollo de la empatía y la tolerancia, ya que mediante estos juegos se aprende a meterse en la piel de “otro” y empezar a plantearse qué sienten los demás en situaciones que pueden ser ajenas en un principio. El juego de rol fomenta el apoyo mutuo y la relación en términos de igualdad. Además, ayuda a la potenciación de habilidades no explotadas y comprensión de aspectos no desarrollados de la personalidad, al encuentro de intereses y gustos personales, a la toma de conciencia y responsabilidad en el individuo, que adquiere una consciencia más amplia de sus actos y a la capacidad de trabajo en grupo y toma de decisiones, habilidades que son de gran importancia en la sociedad.

Un estudio publicado en la página web www.dreamers.com (soñadores) habla sobre los efectos psicológicos de los juegos del rol en el desarrollo social y cognitivo de los menores. Tal parece, los juegos de rol de fantasía han servido para ayudar a grupos de niños entre ocho y nueve años socialmente inadaptados. Estos desarrollaron habilidades de cooperación mutua. Tras pasar un test de personalidad en jugadores habituales a este tipo de juegos, no se encontró ninguna desviación de la personalidad, con la posible excepción de un incremento en el factor Q1 (inclinación a la experimentación, liberal, librepensador).

Los resultados obtenidos de la investigación sobre el valor de los juegos de rol de fantasía como estrategia para desarrollar la escritura creativa de los niños, demuestra un mayor desarrollo para alumnos de Primaria y Secundaria en las habilidades de escritura, vocabulario y organización de estructuras verbales.
Se usaron cuestionarios y test de factores de la personalidad para evaluar a jugadores y a no jugadores, y no se encontraron diferencias, a excepción de una puntuación significativamente más alta entre los no jugadores de cierta tendencia al “psicotismo”, que se relaciona con la criminalidad.

 “100% creo que estimulan cosas que son muy positivas. Desde desarrollar cualquier tipo de pensamiento, ya sea matemático y no sé, de la vida en general. Te ayuda a entrenar el cerebro, creo que es lo más importante, no?”, señaló Martín

 “El juego de rol en sí es una gran descarga. Estás trabajando, estás estresado, llegas al fin de semana como hacemos nosotros y te metés  en el rol de otro individuo y es como algo terapéutico. Una buena terapia para sacarte esos miedos, para sacar lo que tenés oculto ahí y no te animás a decirlo. Es una buena forma que el que lo juegue sea liberal, y se saque esos miedos”, estableció el master

 “Yo lo recomendaría porque está bueno, es un juego diferente a los que vemos normalmente de mesa, viste, yo que sé, el ludo o esos juegos que se juegan con dados también, pero es un juego diferente que tenés que usar mucho la lógica, y para jugar principalmente tenés que tener imaginación, porque sin imaginación, marchaste. Es un juego bastante divertido, podés jugar en distintas épocas, tenés mucho para elegir”, agregó Lula.

 “Te ayuda a usar la imaginación, te estimula mucho la imaginación, si te gusta pasar un rato con amigos es bueno, no es algo caro (bueno, lamentablemente acá tenés que piratear los libros y eso) pero aunque no tuvieras que piratearlos, con uno o dos libros por grupo de cinco o seis personas y unos cuantos dados estás bien. No es algo que tengas que gastar, como cuando querés jugar al Playstation, y no tenés, tenés que ir y pagar en el cyber para jugar. Esto no. Te juntás, ponés unos pesos para una cervezas, unas cervezas y unas pizzas para comer con los amigos y es una buena forma de pasar unas cuantas horas divertido. Es también un buen lugar para desarrollar lo que es la parte de actuación; si a uno le gusta actuar, pero no le gusta hacerlo en un escenario en frente a otra gente, y no le gusta estar regido por un guión, está bueno porque vos interpretás a un personaje como querés que te da un buen uso de la imaginación y te hace interesarte, si no lo estabas ya de antes, a leer sobre temas muy variados, más allá de los juegos mismos”, sostuvo Magnus.

Además de los juegos organizados por los propios grupos, como Los Caballeros de Montevideo o La Tropa de Mordor, Montevideo Comics, evento que se lleva a cabo anualmente en Uruguay, también se encarga de darle difusión a esta modalidad lúdica. Marcelo Sánchez, uno de los productores, dijo lo siguiente sobre los juegos de rol: En Montevideo Comics, los juegos de rol tiene una parte bien importante porque por ejemplo, se les reserva un salón. Los últimos dos años que lo hicimos en el Cine Plaza, uno de los pisos estaba dedicado por entero a lo que son las actividades de juego de rol. Esto es así porque los juegos de rol porque viste que los juegos de rol necesitan cierta tranquilidad, no demasiadas personas circulando entre medio, porque hay que seguir al master, hay que escuchar un poco la historia, y atender el desarrollo. En ese piso tiene unas 10 meses por lo menos de rol que están permanentemente llenas, tiene muchísima concurrencia y es una actividad que se realiza durante todo el día, desde que abre Montevideo Comics hasta que cierra, permanentemente hay gente jugando. Para el que no conoce es bastante extraño ver a la gente disfrazada de los personajes del juego al que están jugando en ese momento. De repente podes ver en una mesa cinco personas disfrazadas, maquilladas, con espadas, o un hacha o alguna cosa así, que para los curiosos es bastante interesante y quedan bastante impresionados al respecto. Y después todo el tema de ambientación es bastante interesante porque se va ambientando con cosas creadas por ellos mismos en base a las historias y los personajes de cada uno de los juegos. Yo particularmente no soy un gran fan, un gran amante de los juegos de rol, si bien la historia es muy copada, es muy interesante, el tiempo que lleva jugarlo de repente soy un poco más nervioso digamos, no puedo estar sentado en una mesa tanto tiempo desarrollando la misma historia”, concluyó Sánchez.

Para aquellos interesados en saber más sobre este tema pueden entrar en la página www.inforol.com donde van a encontrar material.

 

Registro

Seleccionar Newsletters:
×