Armada Nacional

Uruguay no puede permitirse desplegar submarinos

Uruguay no puede permitirse desplegar submarinos
efe

Uruguay necesitaría contar con submarinos para proteger su soberanía marina, pero por falta de fondos ha priorizado el despliegue de unidades de superficie y aeronavales, dijo a Sputnik el jefe de relaciones públicas de la Armada uruguaya, Gastón Jaunsolo.

"Uruguay nunca tuvo submarinos, ha priorizado mantener la cobertura de nuestras aguas de acuerdo a las posibilidades, con unidades de superficie y aeronavales; no es que no sea necesario tener submarinos, es que con los recursos que posee la Armada nacional, que es pequeña, hay que priorizar la asignación de los recursos", dijo Jaunsolo.

El Uruguay obtuvo en 2016 de las Naciones Unidas la extensión de su plataforma continental hasta las 350 millas, con lo que pasó a tener más superficie marina que terrestre: 206.000 kilómetros cuadrados de agua frente a 176.215 de tierras.

La Armada patrulla no solo las aguas sino los 2.000 kilómetros de costas, que constituyen "el 70 por ciento de los límites de Uruguay (…) pero además tenemos responsabilidad en búsqueda y rescate hasta el paralelo 10, es decir hasta la mitad del océano Atlántico prácticamente", explicó Jaunsolo.

La tarea se realiza con guardacostas pequeños para cubrir la franja costera y "buques de mayor porte que pueden trabajar en el Río de la Plata exterior, en toda el área oceánica y también cumplir misiones como la que está cumpliendo el ROU Artigas en el reabastecimiento logístico de la base antártica Artigas", dijo el marino.

La Armada posee en total tenemos 12 buques procedentes de Alemania, EEUU, Francia, y todos promedian los 50 años de antigüedad.

La fuerza de mar cuenta con helicópteros alemanes y brasileños y tres aeronaves.

Con estos elementos, la Armada debe hacer respetar la soberanía en aguas uruguayas.

No se trata "solo de controlar la pesca ilegal sino el narcotráfico y el tráfico de armas y personas; velar para evitar la contaminación y dar seguridad al tráfico marítimo comercial, realizando el balizado de nuestras aguas y dando asistencia en caso de búsqueda y rescate ante una emergencia en el mar", relató Jaunsolo.

La cuestión de las fuerzas submarinas de la región se convirtió en un asunto de gran interés público a partir de la tragedia del sumergible argentino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre con sus 44 tripulantes en aguas del Atlántico Sur y que todavía es buscado por buques de varios países, aunque ya sin esperanzas de encontrar a algún marino con vida. (Sputnik)

Registro

Suscripciones:
×