Personal penitenciario

Cárceles uruguayas necesitan formación para tratar con internos LGBTI, según expertos

Cárceles uruguayas necesitan formación para tratar con internos LGBTI, según expertos
Ricardo Antúnez/Adhoc fotos

El director del Polo Industrial de la Unidad Penitenciaria número 4 Santiago Vázquez, Jaime Saavedra, aseguró que las cárceles uruguayas deben preparar mejor al personal penitenciario para tratar con la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

"En la currícula de formación de los operadores penitenciarios hay que dar formación consistente para que se puedan afrontar todas las complejidades que supone la vida en prisión y en particular con esta población", dijo Saavedra a Efe.

El jerarca subrayó que el personal del ex Comcar, no tuvo "formación ninguna" en este aspecto.

"Lo fuimos haciendo con buena voluntad y a medida que los hechos se fueron precipitando", explicó el responsable del programa de integración y educación, que desde el año 2014 también incluye a las personas pertenecientes a la comunidad LGBTI.

El doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de la República, Diego Sempol, respaldó esta opinión y declaró a Efe que "falta un sistema más garantista de protección de derechos".

"Falta mucha formación al personal penitenciario, falta mucha más conexión entre el sistema penitenciario y los sistemas de salud y educación", recalcó el especialista en el marco de la actividad "Intersecciones: personas LGTBI privadas de libertad", que se realizó en el Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo.

Sempol detalló que en la actualidad solo existe "una especie de guía" con "carácter de sugerencia", que fue lanzada por el Ministerio de Interior, en la que se detalla cómo debe de darse el sistema de revisión a las personas transexuales.

"Hoy por hoy, se logra que en la revisorias las o los trans puedan decidir por quién prefieren ser revisados, por una mujer o un varón", explicó al añadir que antes había tanta confusión que cuando venía a visitar una persona transexual la cárcel "la parte de arriba la revisaba una mujer y la de abajo un varón".

Hecho que Sempol describió como "una forma muy humillante de trato".

Ambos expertos destacaron que en los últimos años se ha logrado mejorar la situación de la comunidad LGBTI en las cárceles uruguayas.

Destacaron medidas como que se permitan "visitas intimas" no heterosexuales o que se derive a una persona a una cárcel femenina o masculina según el sexo que indique su documento legal y no con relación al sexo con el que nació.

Además, Sempol anotó que aquellos transexuales privados de libertad que no cambiaron sus documentos de identidad pueden optar a acceder a un "pabellón trans", como el que está en la Unidad Penitenciaria número 4 Santiago Vázquez, en donde en la actualidad se encuentran 17 personas pertenecientes a la comunidad LGBTI.

El experto uruguayo señaló que este tipo de espacios fomentan la "estigmatización", pero que en materia de seguridad son efectivos. EFE

Registro

Suscripciones:
×