INFORME RPK

Perro, PIN y Verde

"Chipeados" desde el 1º de Octubre.
"Chipeados" desde el 1º de Octubre

Desde el lunes comienza el plan de identificación de perros domésticos con microchips por parte de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (COTRYBA). Hay 816 veterinarios habilitados para colocar los dispositivos y cuestan en el entorno de 500 pesos cada uno. Hay 8 importadores habilitados y es parte de un plan estratégico para reducir la superpoblación canina en Uruguay. Conozca los detalles.

Desde el 1° de enero de 2018 todas los perros y sus respectivos tenedores deberán estar inscriptos en el Registro Nacional de Animales de Compañía (RENAC). 

La fiscalización del cumplimiento de esta norma correrá por cuenta del Ministerio de Ganadería, el de Interior, Zoonosis y el Renac. Primero se hará una campaña de sensibilización y luego, con el correr del tiempo se establecerán multas y sanciones para quienes las incumplan.

A partir del 1º de octubre comenzará a ser obligatorio el registro de la población canina del país. Para controlarlo, se empleará un sistema de chipeo que permitirá la identificación del perro y la de sus propietarios, que deberán hacerse cargo de su tenencia de una forma responsable.

El chip para los perros tiene el tamaño de un grano de arroz y se colocará por única vez en el animal. El aparato, que se aplica de forma subcutánea, tiene un código de 23 dígitos y funciona para asociar a cada canino con su dueño.

Julio Pintos gerente de Cotryba dijo a Rompkbzas que no se optó por otro tipo de tecnología como la que incluye GPS porque podría ser perjudicial para los animales.

La veterinaria Madelón Álvarez, de Microchips Uruguay, dijo a Rompkbzas, que los chips son inocuos para el animal.

Al perro que ya tiene un chip no hay que colocarle uno nuevo. Sin embargo, debe concurrir al veterinario para actualizar su información en el sistema.

Al día de hoy hay 816 veterinarios que están habilitados para el chipeado de los perros. El servicio tiene un costo que va desde $ 424 a $ 514.

El chip cuesta unos 300 pesos y el resto es el cobro por acto médico que agrega el médico veterinario.

La Doctora Álvarez explicó a Rompkbzas que para ser operadora RENAC autorizada por la Cotryba tuvo que entrenarse y agregó que cualquier veterinario puede colocar el chip pero no cualquiera puede subir los datos.

Según las cifras presentadas por la Cotryba, se estima que en Uruguay hay más de 1.700.000 perros y se busca controlar su reproducción para evitar la transmisión de enfermedades que causan, además de los accidentes de tránsito en los que se ven involucrados y las mordeduras, de las que actualmente hay unas 5.000 al año, según datos de Salud Pública y denuncias policiales.

Hasta ahora, solo tenían chip perros de algunas razas que lo tienen exigido por los criadores y aquellos que fueron castrados por la Comisión de Zoonosis. 

El titular de la Cotryba y sub secretario del Ministerio de ganadería, Enzo Benech dijo en conferencia de prensa que este es uno de los pilares para resolver el problema.

Para proveer los chips, la Cotryba hizo un llamado público para fijar las normas para la importación de chips según explicó Pintos a Rompkbzas. Ocho empresas entraron al mercado con precios muy similares pero en competencia, explicó.

En E Bay, la página de compras por Internet, los kit de aplicación de chips para mascotas tienen un costo similar, sin embargo los precios varían mucho si se consulta en venta por mayoreo.

Ahí, de 10 dólares los precios bajan hasta los 5 centavos de dólar por 100 kits hasta un dólar con 32 centavos si se compran solo 10.

En España, la colocación del chip cuesta 30 Euros, en Nueva Zelanda 100 dólares y en Japón cuesta entre 75 y 150 dólares. En todos estos países es obligatorio su uso y manejan códigos numéricos de 15 cifras, el de Uruguay usa 23 dígitos.

Según el portal ECOS, la mitad de las empresas habilitadas manejan un valor de $ 159 más IVA por chip y lo venden en paquetes de a diez.

Pero hay distintos precios, que oscilan los $ 130 y los $ 200, ya que existen distintas calidades. El valor en origen, según datos que manejan algunas veterinarias, es de unos $ 20.

La diputada Cecilia Eguiluz presentó un pedido de informes ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) por la polémica medida del gobierno de colocar un chip a perros. La legisladora por Salto considera que hay muchas dudas sobre esta medida pero que la única certeza es que se aplica con un fin recaudador.

La decisión del gobierno generó muchísima preocupación en miles de ciudadanos por el costo del chip.

Se estima que hay cerca de un millón de perros para registrarse. Si todos lo hicieran y pagan el máximo de 500 pesos, al tipo de cambio actual, son casi 18 millones de dólares.

La diputada considera que hay, además de al afán recaudador, un interés de control sobre los ciudadanos.

La mayoría de las empresas habilitadas a importar los chips ya trabajaba con estos dispositivos, pero enfocados a ganado vacuno y ovino, aunque algunas, como Universal Lab y Datamars, por ejemplo, ya trabajaban con caninos.

Para habilitarlas, Cotryba realizó un análisis previo de los chips que importan, de modo de comprobar que tuvieran la calidad necesaria. “Son europeos y cumplen con la norma ISO 11784/85”, informó Julio Pintos, gerente de la comisión, y señaló que además en el mercado hay otros chips muy baratos, de origen chino, por 50 centavos de dólar o un dólar, “pero no tienen la calidad que requerida”.

Además de servir para el registro, el sistema de chipeo cumple otras funciones. Ante situaciones diversas, permite identificar a sus dueños y confirmar su tenencia responsable.

Pintos explicó que los dueños podrán acceder y modificar la información de sus animales online. Dijo que si bien está prevista la rebaja en la patente, esta etapa aún no se ha puesto en funcionamiento.

Es necesario que todos los perros sean identificados para cumplir con un aspecto legal, inclusive los perros de zonas carenciadas a los que se les buscará la forma para que sus dueños no queden omisos. Tanto en esta situación, como en los perros abandonados en la vía pública de centros urbanos, se tratará de alojarlos en albergues transitorios –para lo cual se espera que se faciliten los recursos– hasta tanto se logre su adopción.

Entre otras situaciones que se van a atender para que pueda cumplir con la ley, se tendrá en cuenta el problema de los refugios, que muchas veces tienen serias dificultades para mantener los perros que están albergando. Igualmente deberán ser chipeados y por lo tanto se buscará la forma de que se pueda llevar a cabo allí esta práctica de identificación.

La identificación canina es el primer mecanismo que se pone en marcha de una serie de medidas estratégicas a aplicarse y que integran el Programa Nacional para la Gestión de la Población Canina en Uruguay.

Desde la organización “Animales Sin Hogar” están de acuerdo con chipear los perros, tienen en su albergue a unos 850 caninos y todos tienen el chip. Sin embargo rechazan la forma en la que está previsto.

Juan Echeverría, integrante de la organización, entiende que el principal problema del país en la materia es la superpoblación. Actualmente hay 1 millón de perros sin castración, mientras que unos 300.000 tienen menos de 3 años, es decir que en los últimos tres años, nacieron 300.000 perros.

Entienden que es un error que se empiece a combatir el problema identificando los perros, cobrándole a la gente, en vez de hacer castraciones masivas.

Investigaciones de Harvard afirman que para incidir en la población canina hay que castrar entre un 60 y 80 %. Esto implicaría en Uruguay, una castración masiva de al menos 600.000. Con menos de eso, según “Animales Sin Hogar”, no se verán los resultados.

Según Echeverría, la Cotryba no tiene planes ni objetivos en materia de castración, sino que se plantean hacerlas con la recaudación de los chips, pero tampoco dicen que va a ser exclusivamente para eso.

Julio Pintos, gerente de Cotryba, aseguró que sí tienen planes en ese sentido y dijo que en paralelo las otras etapas del plan se están desarrollando, pero aclaró que esta, es la más visible en este momento. La castración es uno de los objetivos para reducir la superpoblación canina.

Link al RENAC

Fuentes Rompkbzas - El Observador – Ecos - Cotryba

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×