SUENA TREMENDO

Agresiones a peones rurales “se repiten sistemáticamente” según sindicato

Agresiones a peones rurales “se repiten sistemáticamente” según sindicato

César Rodríguez, dirigente de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (Unatra), dijo que la denuncia de un peón rural que fue golpeado por un capataz con un rebenque “no es un hecho aislado”.

Rodríguez aseguró que detrás de esta denuncia “hay una cuestión de fondo”. “Esto es reiterado, no es un hecho aislado. Nosotros queremos hacer hincapié en que este tipo de hechos se vienen sucediendo pero en realidad no se hacen visibles y no trascienden notoriamente a la opinión pública porque no se difunden, se invisibilizan, se tapan”.

“La historia que está debajo es que es un hecho lamentablemente bastante corriente que sistemáticamente se repite cada tanto, a veces termina en muerte, a veces en lesión grave, pero siempre es la idea de ‘Yo soy el patrón y soy el dueño de hasta las personas’. Esa es más o menos la noción con la que se manejan algunos productores, que no son empresarios, porque en realidad no son empresarios capitalistas, son precapitalistas: tienen una visión del siglo XIX de las cosas y así se manejan con la gente” aseguró Rodríguez.

El caso particular

El hecho ocurrió el 18 de septiembre en la estancia “Flor del Ceibo”, en la estación Itapebí, a pocos kilómetros de Salto. El peón de 53 años, Hugo Antonio Leites, denunció al capataz Paolo Rodríguez, quien le habría pegado con un rebenque en la espalda dejándolo lesionado.

Leites explicó en la denuncia policial que en la estancia “desarrollaba distintas tareas, como peón, alambrador, cacero y cocinero” desde el 31 de diciembre del año pasado. En la denuncia, el peón aseguró que cuando comenzó el ataque del capataz "traté de defenderme y alejarme del lugar. En ese momento aparece el patrón Ernesto Estévez quien me amenaza con un puñal, que toma de abajo del asiento de su camioneta, y me obliga a firmar dos documentos en blanco, abusando de mi confianza, amenazándome junto a Paolo Rodríguez de que no fuera a denunciarlos”.

“Fui afectado en mis derechos como persona, recibiendo castigos físicos propios de la época de la esclavitud pero a pocos kilómetros de Salto, en pleno siglo XXI” denunció el peón.

Por último, agregó: "esa noche pasé muy mal y sin atención médica. Téngase presente la quebradura de la costilla y las lesiones que tengo en la espalda fueron muy dolorosas, hasta la mañana siguiente que pude salir del establecimiento Flor del Ceibo y ser atendido en el Centro Médico de Salto por las lesiones sufridas y seguir el control médico debido a los dolores permanentes, es por este motivo que realicé denuncia en la seccional 5ta de Salto”. 

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×