La Tertulia en La Mañana

Pintos: Hay que terminar con la superpoblación de perros

Pintos: Hay que terminar con la superpoblación de perros
Foto: www.perrosdemalaga.com

Esta semana se lanzó el registro nacional de animales de compañía, por lo que a partir del 1 de octubre va a comenzar a funcionar un sistema obligatorio para colocarles chips a los perros, a través de veterinarios habilitados por la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba). Estos chips contendrán información del can y de su tenedor responsable.

Los costos de la colocación del dispositivo rondarán en los $500, y se comenzará a fiscalizar a partir del 1 de enero de 2018.Actualmente en Uruguay hay 1.742.000 perros, según datos oficiales, sin contar los perros callejeros o denominados sin dueños. Para hablar sobre este tema, estuvieron en La Tertulia de este viernes en La Mañana de El Espectador, el director teatral y comunicador Álvaro Ahunchaín, el antropólogo y docente Nicolás Guigou y el gerente de Cotryba, Julio Pintos.

"Hay mucha gente que no se hace responsable de su mascota, ni de su bienestar animal ni de los prejuicios que causan a la sociedad" manifestó Pintos, quien consideró que la superpoblación de perros que hay en Uruguay es una problemática reconocida por el gobierno y por la sociedad.

Por otro lado, el tertuliano contó que esta campaña va a ser acompañada por castraciones y el control de la comercialización. "Vamos a regular y controlar toda la parte de la comercialización y la reproducción indiscriminada de perros, que el Uruguay necesita que esto se termine rápido porque estamos arriba de un problema muy grave", añadió.

Además, sostuvo que no va a volver la perrera y dijo que "nadie está pensando en bajar la población de canina matando perros". También dijo que esto se puede expandir a otros animales, con las mismas características.

Ahunchaín manifestó que está a favor de esta campaña, pero que le genera dudas por qué el Estado obliga a la población a colocarle estos dispositivos a sus mascotas. "Veo preocupante este tipo de cosas. Lo que vale para ponerle un chip a un perro no vale para darle educación a un niño. El Estado va por el camino de la obligatoriedad donde no es necesario y desatiende la obligatoriedad donde sí es necesario", opinó el tertuliano.

"Me preocupa mucho esta gepeización de la sociedad porque significa un control muy fuerte sobre los seres humanos. Cada vez se invade más la esfera de lo privado, que se va desgranando porque la esfera de lo privado está intervenida por diferentes controles", dijo por su parte, Guigou.

 

Escuche La Tertulia aquí:

Registro

Suscripciones:
×