Celulosa

Gobierno y UPM firman acuerdo laboral para la futura planta

El Gobierno uruguayo firmó un acuerdo laboral con representantes de la papelera finlandesa UPM, que pretende instalar su segunda planta de celulosa en el país, estableciendo las condiciones necesarias para la "construcción y montaje" de la futura fábrica.

El acuerdo laboral destaca como primer punto el objetivo de "establecer el marco general de las relaciones laborales", así como el "entorno propicio para potenciar la inversión de UPM en Uruguay".

Además, el documento tiene como espíritu contribuir a la concreción de esta nueva inversión de la empresa finlandesa, que el Gobierno uruguayo negocia desde hace más de un año.

Se prevé que la segunda planta de UPM y la tercera de celulosa en el país será instalada en la cuenca del Río Negro.

En este sentido, las partes que firmaron el documento se comprometieron a "apoyar en lo que sea requerido" para la concreción del proyecto.

"Contribuir a generar las condiciones de comenzar a operar y producir plenamente la nueva planta industrial dentro de los plazos previstos" es otro de los objetivos del escrito.

El texto también reivindica a la negociación colectiva como un "instrumento adecuado" para acompañar este acuerdo laboral, cuya firma se realizó en la residencia presidencial de Montevideo y contó con la presencia del preesidente, Tabaré Vázquez.

La compañía finlandesa emitió un comunicado, posterior a esta firma, en el que expresó que este es un "paso importante para establecer el marco general de relaciones laborales para la construcción de la planta".

Asimismo, aseguró que "sienta las bases fundamentales de relacionamiento futuro que respalden la decisión de inversión".

Vázquez estuvo acompañado en la reunión por miembros de su gabinete, autoridades de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de cámaras empresariales y miembros del Pit-Cnt.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, presente en la firma, calificó a este acuerdo como un "paso trascendente e inédito en el país".

"Por un lado, porque para la posible mayor inversión de la historia se prioriza la negociación colectiva previa entre el Gobierno, la empresa, las cámaras empresariales y el Pit-Cnt", explicó el ministro, según recogió una información de Presidencia.

Por otra parte, Murro consideró que con este acuerdo se establecen condiciones de trabajo, de seguridad, de salud laboral, y de formación de los trabajadores, entre otras garantías.

La etapa de negociación se encuentra actualmente en su segunda fase, que consiste en avanzar en términos de construcción y de adaptación de la infraestructura necesaria para la planta. EFE

Registro

Suscripciones:
×