Entrevista en La Mañana

Presidente de las AFAP: "No a todos los cincuentones les conviene volver al BPS"

Sebastián Peaguda, presidente de las AFAP. Foto: Julieta Añon/ El Espectador
Sebastián Peaguda, presidente de las AFAP Foto: Julieta Añon/ El Espectador

El presidente de la Asociación Nacional de Afaps (Anafap) y gerente general de AFAP SURA Sebastián Peaguda, dijo a La Mañana de El Espectador que los cincuentones deben esperar hasta el momento de retiro para tomar una medida porque "tal vez, les convenga más estar en el régimen mixto por lo que terminan siendo sus últimos años de vida activa".

A su vez, consideró que los 'cincuentones' son personas que "están cargando con el peso de la transición, de manera duplicada, no tienen una carga correcta del peso de la transición".

El entrevistado aseguró que, en la mayoría de los casos, lo mejor es permanecer en el sistema mixto. "No hay, no había y no creo que pueda haber en el corto plazo para el país, una manera de financiar un sistema como el anterior", sostuvo Piaguda.

"Los cincuentones pasaron a un sistema nuevo, sin ningún tipo de reconocimiento a sus aportes, pero no es por tener cincuenta años o más que es un 'cincuentón'", expresó el gerente general de SURA. Además, opinó que es una situación objetiva, que depende de cada caso, pero que tras el anuncio del problema, se produjo un caos porque mucha gente no sabe en qué situación está, aunque en muchos casos la medida no tenga efectos.

El entrevistado aseguró que los perjudicados por el sistema mixto de jubilación vigente desde 1996, el cual creó las Administradoras de Ahorro Previsional (AFAP), son una población "bastante particular", y reconoció que este sistema "no era viable para el país". Según Peaguda, quienes se beneficiarán con el regreso al sistema único del Banco de Previsión Social (BPS) será una de cada siete personas.

El BPS será el que asesore a los trabajadores cuál sistema será el que le convenga a cada uno, anunció el presidente de Anafap, aunque mantuvo que lo mejor es esperar hasta el momento de jubilarse.

Peaguda explicó que los afectados son los trabajadores que aportaban por un monto mayor al que le reconocía el BPS, que eran cincuenta mil pesos. "Son pocas las personas afectadas porque son pocos los que aportaban por más de cincuenta mil pesos. Pero, esos son los cincuentones".

En 1996, "quienes estaban haciendo la ley en ese momento sabían que siempre hay una generación que queda en el medio. Lo que no se tenía bien en claro era este no reconocimiento de los aportes para atrás del '96", determinó Peaguda.

"Si le transferimos los fondos al BPS, mañana este deberá responder por prestaciones todavía superiores, y el déficit que va a asumir va a ser una carga social que deberá salir de otro lado", comentó el entrevistado.

 

Escuche la entrevista de La Mañana:

Registro

Suscripciones:
×