Entrevista en Rompkbzas

Río revoltoso

Juan Riva Zucchelli.
Juan Riva Zucchelli

La industria de la pesca comenzó un juicio contra ANCAP en busca de obtener un resarcimiento económico por los daños y perjuicios que, según los empresarios del sector, produjo para ellos la prospección de petróleo en las aguas uruguayas.

Unas 30 empresas, agremiadas en la Cámara de Armadores Pesqueros del Uruguay y en la Cámara de Industrias Pesqueras del Uruguay, iniciaron la demanda a fines del año pasado con el argumento de que gran parte de la caída en la captura registrada en el país tuvo su principal causa en las operaciones destinadas a encontrar crudo, publica hoy El Observador.

Juan Riva Zuchelli, presidente de la Cámara de Industrias Pesqueras del Uruguay dijo en Rompkbzas que "la demanda que hemos hecho las empresas, no es una demanda millonaria. No existe una cifra. En función del resultado se determinará".

Las prospecciones se hacen a través de un barco que emiten onda de gran intensidad con alto valor de decibeles, se propagan por el mar y penetran la superficie y vuelven. Los barcos tienen 8 kilómetros de cables con sensores que envían la información para su análisis. "¿Eso mata a los peces? No, no los mata. Pero es como si usted tiene pajaritos, tira un tiro, probablemente no mate a ninguno, pero no va a quedar ninguno", explicó.

"Las especies son migratorias. Hay un ciclo. Acá hacen el desove. Los cardúmenes se encuentran con eso y se dispersa. Estamos cortando un ciclo natural", dijo. En 2014 las cifras de captura bajaron un 40% según datos de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos.

"Desde que nos enteramos empezamos a conversar. Pedimos información. Creo que DINARA realmente nos defendió y tuvo una interacción con Ancap y no obtuvo información ni concreta ni a tiempo de Ancap. No es que nosotros no queremos que haya petróleo. No queremos perder. El mar está muy contaminado por las prospecciones, los cables submarinos, las zonas de fondeo. El Río de la Plata donde se pesca es el estacionamiento de los que van a entrar al puerto o van a Buenos Aires. Nadie controla sus efluentes ni el hecho de que estén con sus generadores prendidos. Los pescadores encuentran todo tipo de desperdicios", denunció.

4.000 personas trabajan de forma directa en la industria de la pesca. "Vivimos de espaldas al mar, ¿y qué hacemos? Nada", se preguntó.

La Cámara de la Industria Pesquera del Uruguay está preocupada por la eventual llegada de capitales chinos para la explotación d ela anchoíta en el departamento de Rocha. “Se los acusa de depredar los mares. Yo no tengo elementos para decirlo. Todo esto es una idea, ni siquiera una idea. Es una intención de una industria de Cihina de evaluar la posibilidad de pescar y explotar un permiso para la captura de anchoíta. Uruguay necesita inversiones. Uruguay no pesca anchoíta desde hace más de 10 años. Hay una biomasa de un 1 millón 600 mil toneladas de anchoíta. Se estima que la captura sostenible es de hasta 200 mil toneladas en la zona común (con Argentina) de esa zona se reservaron 80.000 y se repartieron 40.000 toneladas para cada país y Argentina se reservó 40.000 en su mar. Si vienen Uruguay tiene que controlar de la misma forma que nos controlan a nosotros, si llega a suceder. Yo tengo mis dudas", expresó.

Registro

Suscripciones:
×