Álvaro Rico en La Mañana

Fichero del Partido Comunista que “cayó” en 1974 tenía datos de 40.000 afiliados

Fichero del Partido Comunista que “cayó” en 1974 tenía datos de 40.000 afiliados
El Espectador

El decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Udelar, Álvaro Rico, se refirió en La Mañana de El Espectador a la investigación que desarrolló junto a un grupo de historiadores, para relevar documentos sobre detenidos y desaparecidos durante la última dictadura militar.

A fines de abril, el semanario Brecha publicó una nota firmada por Samuel Blixen, cuestionando la investigación y acusando al grupo de manipular la información, sobre todo la referida al Partido Comunista. Rico informó que la misma “respondió a una voluntad institucional en la que confluyó la Presidencia de la República y la Universidad”. Por lo tanto, la supervisión de los archivos y datos también estuvo bajo su responsabilidad, indicó.

El historiador aclaró: “teníamos un tiempo acotado, un año, y un volumen muy grande de archivos a investigar, 17 archivos estatales y 11 de organizaciones privadas. Además de tener que seleccionar los documentos, tuvimos que transcribirlos a mano, es decir en un teclado de computadora y analizarlos, porque no teníamos acceso para fotocopiarlos o fotografiarlos”.

Blixen criticó que existe una dualidad de criterios en referencia al Partido Comunista y al Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros, lo cual tiene que ver con el pasado del rector como miembro del Partido Comunista para hacer esta crítica.

Rico respondió que “quizás son criterios incongruentes pero no duales, ya que el equipo cedió criterios sobre cómo relacionarnos con esos documentos y los nombres de las personas que aparecieron. El criterio que tomamos fue publicar las actas de interrogación y las autopsias de los desaparecidos y poner puntos suspensivos en los relatos de personas vivas para no incriminarlas. Hubo una diferencia de criterios dependiendo de las situaciones”.

Agregó además que “el periodista usó estos aspectos personales para deslegitimar otros aspectos de la investigación”.

En la nota de Brecha se critica una diferencia entre los documentos originales y los publicados en la investigación con referencia al a detención de quien fue secretario general del Partido Comunista, Rodney Arismendi.

Al respecto, el entrevistado declaró: “no comprendo por qué el periodista se basa en la detención del secretario general del Partido Comunista, Rodney Arismendi, y no en el centro de la investigación que son precisamente los detenidos desaparecidos en esa época”.

El entrevistado aseguró que “el archivo de Arismendi pertenece a la Dirección Nacional de Información e Inteligencia y confirma la incautación de un fichero muy importante con datos sobre afiliados en un procedimiento de detención”.

Rico comentó cómo fue el operativo que llevó a la detención de Arismendi y la incautación de un fichero: “En él había datos de alrededor de cuarenta mil personas, que lo utilizaron mucho cuando las personas caían y decían que no tenían nada que ver”.

“El primer detenido va a radio Ariel a realizar una llamada desde el teléfono público. En aquel momento, en las radios había retenes militares o policiales para custodiarlas, encima el primero de mayo, un día que no había actividad. Eso llamó la atención y lo detuvieron. Lo investigan y encuentran una esquela en la que se marca un contacto, día, hora y lugar. Van al lugar ese día y a esa hora, donde llega un médico veterinario que es detenido. Dan con su domicilio, allí llega una mujer, que era la cobertura más directa del secretario. Irrumpen por la fuerza en la casa de la mujer y se encuentran allí con Arismendi y el fichero”, contó el decano.

 

Registro

Suscripciones:
×