Entrevista en Rompkbzas

Uruguay lumpen

Richard Read.
Richard Read

Richard Read criticó la gestión de los gobiernos de izquierda, el populismo y las prioridades que tiene Uruguay como nación. Para Read ya no está claro qué es ser de izquierda. "Todo hombre que se adjudique un pensamiento de izquierda es para cambiar. Uno no vota a alguien para tener más de lo mismo. Si querés equidad y justicia social, tenés que cambiar", sostuvo el dirigente histórico de la bebida.

"En Venezuela pueden considerarse de izquierda, pero para mí no lo son. En Argentina se habla de la década ganada. Para mí no lo fue", dijo Read sobre los gobiernos kirchneristas.

"La academia se ha retirado de los debates (en la izquierda). Puede haber salvedades como Gerardo Caetano o Beatriz Sarlo. Abrir el debate es hacerle el juego a la derecha. Lo que pasa es que se renovó la tribuna. En una sociedad que no lee que no se interesa, ese discurso prende. ¿Dónde está la izquierda no tengo ni idea? Está en cada trabajador que levanta cada mañana para ser un buen laburante", sostuvo.

Para Read la ciudad de Montevideo tiene muchas realidades, más allá de las claras diferencias entre sur y norte de Avenida Italia. "La sociedad se está lumpenizando", sostuvo el dirigente. El dirigente sindical se refirió a los comentarios como el de Sergio Botana, intendente de Cerro Largo, tomar un vaso de vino o no usar casco, "generan populismo" lo mismo que los comentarios de la Ministra de desarrollo social que propone dar asignaciones familiares sin contraprestaciones.

"Hay gente que viene con problemas desde la década del 90. Chiquilines mal puchereados van a tener dificultades. Llevamos 13 años de crecimiento económico. ¿Se hicieron cosas? Algunas sí, pero se podría haber hecho más. Yo estoy en contra de poner más impuestos. Quiero saber qué se hace con los impuestos hoy. Primero vamos a discutir si la plata de hoy está bien gastada. Tenemos que discutir si vamos a seguir financiando a la multinacionales con 3.500 millones de dólares en las Zonas Francas", reclamó Read.

"Hay chiquilines que viven a 15 minutos de acá y no conocen al mar. Yo tenía una red de brazos familiares que me contenían. Ahora eso no pasa".

Read cree que está al fin de su carrera sindical, se declara como frenteamplista aunque reconoces sus rasgos anarquistas del movimiento sindical. "Sigo pensando en los viejos que formaron un país, sigo pensando en el proyecto Seregnista. Tengo respeto por los compañeros que militan en el Frente Amplio. Hoy es un partido. No me identifico con la gestión del Frente Amplio", indicó.

"Confunden el lumpen con el pobre. Hay ricos muy lumpen", dijo.

Sobre el Vicepresidente, Read considera que "un traspié tiene cualquiera. No me pasa por la cabeza que Sendic lo hiciera a propósito. No jodió a nadie porque no ejerció. Es el famoso bronce que ponían en la puerta de la casa. Tenía que haber pedido disculpas. Pero en uruguay pedir disculpas es una debilidad. No le voy a pegar más palo. Le han dado como a un tambor de llamadas. ¿Pero el plenario? Para mí fue un empujón duro", dijo respecto al respaldo ciego al resplado dado a Sendic.

Dijo que considera que Ancap "está muy mal gestionado. Parece ser el mal de estos gobiernos 'llamados progresistas'. Casi la fundieron. Mirá Petrobrás, Venezuela, YPF en Argentina".

"No hay radiación que les entre", señaló en referencia a los dirigentes de izquierda en la región. "Hay una parte de la sociedad que puede opinar como yo. A otra le importa muy poco. Y otros están detrás del puesto", dijo.

Sostuvo que Marcelo Abdala tiene derecho personal a abrazarse con Nicolás Maduro. "A mí no me representa y él reconoció que no representa a todos los trabajadores. Por mí puede poner una orquesta con Maduro. Puede haber gente muy mala en la oposición venezolana. Pero no puedo creer que ese millón de personas que salen a la calle sean todas iguales", explicó.

Para Read no es preocupante el cierre de fábricas. Sostiene que en los 90’s la situación era peor. "Ni pelado ni con dos pelucas. Uruguay está sostenido en un consumo exacerbado, sin control. Uruguay es caro por razones de escala. Hay que discutir hacia dónde va el Uruguay. Si seguimos esperando que venga el mesías con la tercera pastera o la cuarta pastera".

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×