Activista encadenada

La triste historia del mono Miguelito en zoo de Salto

La triste historia del mono Miguelito en zoo de Salto
Facebook María Cavallo

La activista María Cavallo reclamó a la Intendencia de Salto que muestre al mono Miguelito, de un mes de edad, quien primero fuera expuesto al público y luego retirado por el estrés que sufrió al pasar de brazo en brazo de los turistas y hasta del propio intendente Andrés Lima.

Cavallo dijo a El Espectador que si Miguelito fue sacado del zoológico la comuna debería mostrar una orden judicial ya que se trata de un bien municipal.

La activista denunció que en la jaula de los padres de Miguelito conviven un macho con dos hembras, que se reproducen permanentemente y dan al público un espectáculo “terrible”.

“Vienen los niños y las familias y se ríen del apareamiento de los monos, que además es parecido al de los humanos. Capaz que yo pertenezco a otra generación, pero a mí me impresionan. Las hembras gritan y los niños festejan” expresó Cavallo.

Indicó que una de las monas mata a sus crías y por eso habían aislado a Miguelito, al igual que un hermano mayor que se llama Jesús.

Por otra parte la activista del zoológico salteño denunció que “desaparecen animales muy seguido”, en particular cabritos, que según indicó, se utilizan en rituales religiosos.

Cavallo se encadenó a una jaula y avisó al 911 de sus acciones para prevenir que fueran a “patotearla” como “ocurrió en otras oportunidades. Abandonó la protesta por sus propios medios, una vez que logró llamar la atención sobre la peripecia del monito.

Así describió la situación de Miguelito:

Cavallo dijo no saber dónde se encuentra el monito de un mes de vida:

 

Registro

Suscripciones:
×