Aumentar penas: ¿Solución para la inseguridad?

La voz de los presos: a base de palo y más encierro no se soluciona

La voz de los presos: a base de palo y más encierro no se soluciona

Cuatro presos de la Cárcel de Punta de Rieles opinaron sobre la posibilidad de aumentar las penas como solución alternativa para reducir la delincuencia. Los cuatro coinciden: la cuestión no es la pena, sino si te capturan al momento de cometer el delito.

Por Espectador.com

"¿Aumentar las penas es una solución alternativa para reducir la delincuencia?"; con esta pregunta como disparador, Espectador.com entrevistó a diferentes protagonistas para conocer su postura al respecto.

Matías Machado

"En el momento no pensás que vas a perder", dijo Matías Machado. Tiene 23 años y hace 5 está preso. Punta de Rieles le dio "una oportunidad". "Si no me hubiesen atrapado seguiría en la misma (delinquiendo) o capaz que habría muerto".

Fue preso por rapiña e intento de homicidio. En ese momento "estaba drogado y quería la plata". Al momento de cometer el delito no pensás en nada: "No importaba si caía preso o no. En el momento no pensás que vas a perder".

"Antes mi cabeza no pensaba en trabajar ni nada (…) Afuera delinquía, robaba para todo; para drogarme, para vestirme, para comer", explicó Machado que ahora trabaja en la panificadora de la Cárcel de Punta de Rieles: "Esta cárcel me dio una oportunidad que en otro lugar no te lo dan así nomás".

Alejandro González

Alejandro González, de 44 años de edad, que lleva 20 años preso, opinó que "las políticas que se están aplicando hoy a base de palo, encierro, hambre y más años (de cárcel) no van a solucionar nada".

González dijo que a la hora de cometer un delito, "muchas veces pensás y mucha veces no" en las consecuencias que puede traer ese acto. "Son malas decisiones que uno toma en la vida", expresó.

"Yo creo que toda persona que comete un delito cuando lo va a cometer piensa que no lo van a agarrar, o a veces te la jugás", afirmó.

Hace cuatro años que está preso en Punta de Rieles y comentó que el proceso de una pena o una prisión, "te lleva a replantearte un montón de cosas, de valores" e hizo énfasis en que no solo sufre la persona que está presa sino todo su entorno familiar.

Es por esto que dijo que cuando se habla de 10 mil presos (ahora más de 11 mil), habría que considerar a las familias y tener en cuenta que "indirectamente transitan por el sistema carcelario" 30 o 40 mil personas.

"Si todos pensáramos en todo eso en ese momento creo que serían muy pocas las personas que cometerían un delito", reflexionó.

En relación a las políticas carcelarias, aseguró que "están muy mal" y que se toman decisiones que "incumplen los derechos humanos y la Constitución".

Aseguró que cuando un recluso consigue rehabilitarse es porque "toma conciencia de las cosas" y no por lo que el sistema le brinda.

Con respecto a la implementación de una mayor presencia policial en las calles, opinó que eso "nos vuelve a pensar que retrocedimos en los tiempo", y se cuestionó "¿estamos en época de dictadura entonces?".

Indicó que la solución no es "encerrar y endurecer penas" sino fomentar "fuertes políticas sociales" para "arrancar desde donde empiezan los problemas".

"Estamos hablando de endurecer penas ¿para qué? Si las soluciones que hay hasta el momento no reinsertan a nadie en la sociedad".

Destacó que en Punta de Rieles al recluso se le da un espacio en donde "te ayudan, te buscan apoyo, y cuando te querés acordar te generás tu propio sueldo, no precisas que te den nada, te generás un trabajo, y después con un poco más de tiempo generás trabajo para otros compañeros". Remarcó que esa es la oportunidad que debería ofrecer el sistema carcelario.

Finalmente, aludiendo a las medidas que el Gobierno aplica actualmente concluyó: "¿No ven que hay lugares que están mal? ¿Están esperando a que explote?", culminó.

Julio Núñez Cruz

Tiene 46 años y hace 15 que está preso en la Cárcel de Punta de Rieles.

"Cuando vas a hacer un delito siempre está el pensamiento de que o vas muerto o preso una determinada cantidad de años”, dijo Cruz y agregó: "Es mentira que después de que cometés un delito todo es fácil"

"Endurecer más las penas es agrandar un cementerio de personas vivas. Una cárcel es eso", explicó y se refirió a la droga como un factor determinante a la hora de cometer un delito: "Matan a cualquiera por 150 pesos. Nadie piensa nada. La droga le está carcomiendo la cabeza a toda esa gente. Pero, no vamos poner que la droga es el factor de los problemas. No es solo eso".

Tras determinado tiempo de reclusión, Cruz se pregunta: "¿Y el después? No hay nada. Fijate esos gurises que salen hoy en día. Te abren el portón, un pibe de 20 o 25 años que sale después de comerse tres o cuatro años, llega a su casa y no sale con una plaza laboral… ¿Cómo revertís eso? ¿Qué le das para que no vuelva a cometer delitos?".

El mundo fuera de la cárcel "te cierra las puertas". "Ahí hay que hacer hincapié. No hay un trabajo para el privado de libertad. Cuando le das una plaza (laboral) al que estuvo preso y la gente se entera (…) le cierran las puertas".

Para culminar, indicó que subir las penas no es la solución: "Podrán hacer miles de cárceles y siempre van a estar ocupadas".

Luis Suárez

Tiene 44 años y se encuentra preso hace seis por un homicidio que según expresó cometió en "un momento de bronca". Suárez dijo que luego de cometer el homicidio llamó a la Policía y se entregó pero la persona ya había muerto.

Comentó que cuando entró a la cárcel pensó en que "ya había perdido todo" y que cumpliría su pena, que iba a "hacer las cosas bien para poder salir".

A Suárez le habían dado 11 años de prisión, y luego de trabajar durante 2 le redujeron su condena 10 meses.

Consideró que el cambio de políticas cada 5 años provoca que no se pueda alcanzar una solución al problema, "la solución siempre queda en el medio" entre cada período de gobierno, opinó.

Para el recluso la solución no es darle "tanta pena a los muchachos, meterlos adentro de una reja y dejarlos ahí, olvidarse de ellos", sino que habría que darles un trabajo "y tener siempre psicólogos para escucharlos", para preguntarles "por qué llegaron a hacer eso o por qué tomaron esa decisión".

"Habría que darle una chance, tratar de rehabilitar a la persona" para que al salir no vuelva a reincidir.

Entrevistas realizadas el pasado 26 de junio del 2016

También te puede interesar:

Comentarios

  • Heber Rizzo

    Seamos claros, sin hipocresías. La mayoría, la amplísima mayoría, de los criminales reinciden. Eso implica, necesariamente, dos resultados incontrovertibles: 1) cuanto más tiempo estén los criminales en la cárcel, más tardarán en reincidir, y por lo tanto el número de los crímenes que puedan cometer descenderá, disminuyendo el número de víctimas. 2) es lógico que los criminales quieran penas cortas. Es más, para ellos lo ideal sería que no hubiera penas, para así poder dedicar más tiempo a su "profesión".

  • Tengoderecho Aprotestar

    Hoy en la mañana argumente que mas de la mitad deberian haber tenido la pena de muerte, pero parece que mi comentario ha sido censurado, festejen muchos festejen, que mientras los siguen matando por dos mangos.

  • Gabriel RC

    Hay un problema, es cierto. Punto. Empezó con el gobierno del fa? no. Viene de antes, delincuencia siempre hubo, las politicas pre y pos dictadura no hicieron mas que agravar la situación, y la aparición del trafico de drogas (y digo tráfico de drogas y no "la droga"), elevó los niveles de delito. Por supuesto, que los medios de comunicación, eternos aliados de la derecha no hacen más que resaltar todo lo negativo que ocurre en el país, porque hay que rellenar 4 informativos de 1 1/2 hora cada día y además explotar el morbo que nos mueve. Ahora, la pregunta es, qué paises son los mas "seguros"? y la respuesta es siempre la misma, aquellos que tienen menor desigualdad, que distribuyen mejor su riqueza. Aquí hablar de "igualdad" y "distribución" parece ser sinónimo de "sacarle a los ricos para darle a los vagos que no trabajan", discurso que a fuerza de repetición han logrado instalar en la gente. Recuerden : igualdad y mejor distribución.

  • Juan Jose Muñiz Rebassa

    Cada delito tiene un mínimo y un máximo de pena. Una de las soluciones es poner siempre el máximo, con la posibilidad de ir al mínimo solamente en casos que se compruebe un arrepentimiento y/o una posible rehabilitación. No se puede pretender que un preso diga que sería bueno que las penas sean más severas, sería totalmente ilógico. Lo que sí debe tenerse en cuenta es que se deben mejorar las condiciones de reclusión aunque si los mismos presos rompen algo, no se debe arreglar. Por otra parte, se les debería cobrar la comida porque al final los honestos tenemos que pagar su reclusión.

  • Lengua D. Vibora

    Es increíble como le tienen lavdo el cerebro a la gente con la "inseguridad". Aclaremos: hay un problema cierto con la delincuencia pero eso no tiene nada que ver con la in-seguridad. Existe un tratamiento exagerado por parte de los medios de comunicación que juegan en equipo con los rosaditos para hacer creer que esto es culpa del gobierno. La instalación de cámaras, patrullajes, eliminación de efectivo en lugares vulnerables es cierto que ha contribuído más a que la delincuencia se traslade a otros objetivos que a su reducción, que ha sido muy poca. Por eso hay que agregar políticas sociales en los lugares menos favorecidos junto con políticas de rehabilitación. Y no esperen que esto cambie si gana por ejemplo el pompita. Recuerdo que en una de las reuniones con la oposición por el tema de la delincuencia el gobierno planteó la aplicación de políticas sociales como modo de prevención y los blancos lo criticaron porque dijeron eso no tenía nada que ver con la "seguridad". Escuchan las palabras "políticas sociales" y salen despavoridos. ¿que otra cosa se puede esperar del hijo del "loco de la motosierra"?

  • Juancho Dalid

    La seguridad del pais no se arregla imponiendo penas mas duras ni sacando a bonomi. estamos ante un problema que no tiene precedentes. obviamente bonomi es parte del problema pero tenemos un presidente que teme removerlo al presidente le preocupa mas mantener la paz dentro de su colcha de retazos que darnos la seguridad que los uruguayos nos merecemos, a los gobbernantes no les importa la inseguridad nunca los toca tienen un batallon cuidando sus casas o cuando salen a la calle. no hay nadie en el pais que pueda reconstruir lo que los gobiernos progresistas han destruido en poco mas de una decada hay que prepararse para lo que se viene una inseguridad cronica y cada dia empeorando tenemos un cancer terminal en el uruguay y todavia no se inventa el remedio, festejen uruguayos festejen.

Registro

Suscripciones:
×