Diego Fischer contó su versión sobre la demanda a Zíngaros

Diego Fischer contó su versión sobre la demanda a Zíngaros

    Diego Fischer, periodista y productor teatral uruguayo, envió este miércoles una carta en donde detalla el proceso que lo llevó a demandar al conjunto de carnaval Zíngaros por la parodia sobre Juana de Ibarbourou que realizó el conjunto, basada en su obra “Al encuentro de las Tres Marías” sin su autorización.

    Durante el carnaval 2016 el conjunto Zíngaros, competidor en la categoría parodistas, fue acusado de vulnerar los derechos de autor del periodista, escritor, guionista, productor teatral y cinematógrafo uruguayo Diego Fischer, al basar parte de su espectáculo en una obra de su autoría sin su permiso.

    Zíngaros realizó una parodia sobre Juana de Ibarbourou y, entre otros textos, el libreto del espectáculo se basó en el libro bibliográfico escrito por Fischer sobre la poetisa uruguaya titulado "Al encuentro de las Tres Marías", sin autorización ni comunicación al escritor.

    Fischer demandó al libretista del grupo, Marcelo Vilariño, por 100.000 dólares de indemnización, por considerar que fueron vulnerados sus derechos de autor. Por su parte, el conjunto argumenta que la parodia no es sobre su libro sino sobre la vida de Juana de Ibarbourou.

    El escritor cuenta en la carta que luego de inútiles intentos de negociación con el director responsable del conjunto, Ariel "Pinocho" Sosa, ha decidido romper su silencio explicando su versión de los hechos y los motivos que lo llevaron a ir a la justicia.

    "La serie de falsedades, inexactitudes e improperios que ha expresado el titular de la agrupación carnavalera en distintos medios de comunicación", fueron algunos de los motivos que lo impulsaron a escribirla.

    "Accedí al libreto de la parodia titulada Juana de América y debo decir que mi indignación fue muy grande", expresa en la carta.

    Al escritor le aconsejaron seguir determinados procedimientos legales pero por respeto a los integrantes del conjunto y a la audiencia decidió no llevarlos a cabo. "Yo, sigo apegado a mis principios y continúo transitando con serenidad el camino de la ley y de ahora en más, aguardaré el veredicto de la justicia", concluye la carta.

    La semana pasada se realizó la audiencia de conciliación en la que no se llegó a ningún acuerdo. De no haber un entendimiento entre las partes el asunto continuará en un juzgado civil.

    Vea la carta completa