entrevista con Gerardo Vitureira

Alto índice de cesáreas en Uruguay

Alto índice de cesáreas en Uruguay

En Uruguay, la tasa de cesáreas ocupa el 44,3% de los partos, eso es cuatro veces más de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este es un tema muy polémico porque hay diversas miradas. Unos de los más involucrados son los ginecólogos y para informar sobre su postura nos visitó en La Mañana de El Espectador el doctor Gerardo Vitureira, secretario de la Comisión Directiva de la Sociedad Ginecológica del Uruguay (SGU).

“La cesárea es una intervención quirúrgica que, en comparación con un parto de bajo riesgo, tiene una alta morbilidad”, dijo Vitureira considerando a la morbilidad como el riesgo de sufrir alguna consecuencia.

Vitureira dijo que durante el trabajo de parto, el médico debe tomar la decisión en el momento sin tener en consideración la opinión de la paciente, pero la mejor opción sería analizar riesgos y beneficios antes del trabajo de parto. Pero que eso casi no se practica debido a que es una intervención que se da de urgencia.

El alto índice de cesáreas no es un problema particular de Uruguay, sino que sucede en todo el mundo, principalmente en los países desarrollados. En Uruguay, el porcentaje de cesáreas ha disminuido, pero igualmente sigue siendo alto. Según Vitureira, son varios los factores que hacen a ese alto número: el tipo de control que se tenga sobre el trabajo de parto, el uso de tecnología durante el trabajo de parto, la menor cantidad de hijos que tiene las mujeres hoy, las mujeres tienen hijos después de los 30 años y también la posibilidad de elección que tienen hoy las mujeres en cuanto a la finalización del trabajo de parto.

Hace unos días, la presidenta de ASSE, Susana Muniz, dijo que existe una “mercantilización de la medicina”. Vitureira dijo que Muniz se pronunció con total desinformación sobre el tema. “Hay lugares donde se paga más por la asistencia a un parto que practicando una cesárea”, dijo Vitureira. Por otra parte, agregó que en ASSE no se paga por la asistencia a los partos y sí por las cesáreas, pero es el lugar donde se practican menos cesáreas. Por esa razón, la Sociedad Ginecológica repudió los dichos de Muniz.

La SGU, junto con el Sindicato Anestésico Quirúrgico, presentará al Ministerio de Salud Pública (MSP) una campaña llamada Marketing del Parto. Esto surge a partir del objetivo propuesto por el MSP de disminuir un 10% el índice de cesáreas. “Lo que proponemos es que la anestesia del parto esté disponible y sin costo para todas las usuarias de ASSE”, dijo Vitureira agregando que eso hará disminuir la cantidad de cesáreas, ya que el dolor es uno de los factores que llevan a que se practique esa intervención.  

Registro

Suscripciones:
×