Falleció Mario Forni, primer juez destituido por la dictadura uruguaya

    El Poder Judicial informó hoy de la muerte en Montevideo del exmagistrado Mario Forni, el primer juez que fue destituido por la dictadura militar uruguaya (1973-1985).

    Hasta su fallecimiento, el pasado 12 de marzo, era el único vivo de los jueces destituidos por el Ministerio de Justicia durante el régimen militar.

    Forni se inició en 1965 como procurador en la Defensoría de Menores y después de pasar por varios destinos, en 1970 comenzó a desempeñarse como juez letrado en el departamento de Rocha, cargo del que fue destituido siete años después.

    Según un comunicado del Poder Judicial, en 1973 dos vecinos de Rocha, ambos médicos, informaron a Forni que las Fuerzas Armadas le habían entregado a familiares el cadáver de un estudiante que había sido detenido previamente y que falleció, según el forense militar por un "edema agudo de pulmón".

    Sin embargo, uno de los familiares, anátomopatólogo, inspeccionó el cadáver y constató varias hematomas y heridas, por lo que Forni, basado en las normas procesales de la época, dispuso una intervención de urgencia y una segunda autopsia.

    El nuevo informe dijo, entre otras conclusiones, que la muerte se debió a un hematoma extradural de origen traumático y que las lesiones fueron provocadas "por distintos mecanismos".

    Por ello, el magistrado le dio trámite al expediente y lo remitió a un juzgado de instrucción de Montevideo, tras lo que la justicia militar planteó una contienda de competencia.

    Un fiscal dijo que la actuación del juzgado de Rocha era nula y poco después la Suprema Corte de Justicia amonestó a Forni, quien acabó recibiendo la disposición de destitución en 1977.

    "En ningún expediente constan las razones de las destituciones, porque en ningún lado podía decir que se lo destituía por haber actuado con dignidad y honestidad".

    Tras ser destituido, Forni Bell se dedicó al ejercicio de la abogacía. EFE