Crisis en la AUF

José Luis Palma (presidente de Liverpool): La "sana presión" del Poder Ejecutivo "desemboca en el cumplimiento de normas que no estábamos cumpliendo" en el fútbol

José Luis Palma (presidente de Liverpool): La "sana presión" del Poder Ejecutivo "desemboca en el cumplimiento de normas que no estábamos cumpliendo" en el fútbol
Flickr.com/photos/purple-lover/

La continuidad del fútbol este fin de semana depende del acatamiento de las condiciones que puso el Poder Ejecutivo en la reunión de este martes con los clubes. Éstos deberán aprobar un código disciplinario que contemple, entre otras cosas, la quita de puntos en caso de disturbios, y la inversión en cámaras con un software de identificación visual. El presidente de Liverpool, José Luis Palma, conversó con En Perspectiva a propósito de la reunión. Palma relató que lo primero que dijo Mujica fue que "la responsabilidad de brindar la seguridad es del Estado" y que el "Poder Ejecutivo no tiene la más mínima intención de interferir en la política del fútbol". Además dejó en claro, según su postura, que la decisión de no enviar policías a las tribunas del Parque Central y del Estadio Centenario y la renuncia de Sebastián Bauzá "no son vinculantes".

(emitido a las 7.48 hs.)

EMILIANO COTELO:
Procurando destrabar una de las crisis más importantes que el fútbol uruguayo ha vivido en los últimos años, se reunieron en la Torre Ejecutiva el presidente José Mujica, los presidentes de los clubes de primera división y la Mutual Uruguaya de Futbolistas. Si en las próximas horas se cumplen las condiciones que puso el Gobierno, este fin de semana podrá volver a jugarse el Torneo Clausura.

Los clubes deberán aprobar un nuevo código disciplinario que, entre otros aspectos, reincorpora la quita de puntos a aquellos equipos cuyos hinchas cometan delitos o incurran en violencia en un espectáculo deportivo. Cuando ese código esté aprobado, el Ministerio del Interior (MI) volverá a enviar a la Policía a las tribunas del Estadio Centenario y el Parque Central.

Por otro lado la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) deberá hacerse cargo de la compra de cámaras de video de última generación, que junto con el software correspondiente permitan individualizar las caras de los espectadores. Del otro lado el Poder Ejecutivo se comprometió a acelerar la aprobación en el Parlamento del marco jurídico que ampare a los clubes para aplicar el derecho de admisión en las canchas.

No hay que olvidar el contexto: esta reunión ocurrió luego de la renuncia del presidente de la AUF, Sebastián Bauzá, y del Consejo Ejecutivo en pleno, y cuando existe todo tipo de especulaciones, y hasta alguna inquietud que ha venido de afuera sobre si el Gobierno está entrometiéndose en el desarrollo del fútbol de nuestro país.

Vamos a conversar con José Luis Palma, presidente de Liverpool Fútbol Club, uno de los participantes de este encuentro.

¿Cómo se entiende que las cosas se hayan encaminado relativamente rápido? La semana pasada estaba todo trabado, en el fin de semana no se jugó el partido entre Peñarol y Miramar Misiones por decisión de la Mutual. ¿Qué pasó ayer?

JOSÉ LUIS PALMA:
Se entiende esta solución rápida por la importancia que tiene el fútbol para nuestra sociedad. No es ajeno a eso, en primer término, ni este Gobierno ni ningún Gobierno del pasado, se trata de una manifestación de la sociedad uruguaya que es la más importante. Es decir, Poder Ejecutivo, Legislativo, la sociedad en su conjunto tiene en el altar máximo de su identidad al fútbol como el milagro que permite que Uruguay tenga el reconocimiento del resto de los países como en ninguna otra actividad. Somos más conocidos por la calidad de nuestros futbolistas que por la de nuestros granos, carnes o playas.

EC – Pero mi pregunta era qué cambió desde el jueves, viernes, hasta hoy.

JLP – Se aclararon cosas que no quedaron suficientemente definidas en la reunión del viernes. Yo no participé de la primera reunión pero tengo los trascendidos, habían quedado algunas cosas un tanto en el aire y lo que se hizo fue corregir esas manifestaciones que, por ejemplo, admitían más de una interpretación.

Paso a relatar lo que pasó en la tarde de ayer. El señor presidente de la República toma la palabra y lo primero que dice es que la responsabilidad de brindar la seguridad es del Estado.

EC – Un cambio muy fuerte, porque las autoridades del MI estaban sosteniendo en estos días que se trataba de un espectáculo privado y que la seguridad estaba en manos de los organizadores.

JLP – Sigue siendo un espectáculo privado, pero a su vez público. Un partido de fútbol donde van decenas de miles de personas con el componente de la pasión por la camiseta y las cosas que se juegan, no se trata de un cumpleaños de 15. Ese reconocimiento del presidente de la República resume en sí todo el valor de la reunión, porque es una definición clara, contundente. Años atrás, con otra conducción del MI, se llegó a decir que la seguridad interna de los estadios es de exclusiva responsabilidad de los organizadores del espectáculo, o sea, de la AUF y de los clubes.

EC – Esta definición del presidente Mujica viene con algunas condiciones.

JLP – Sí, por supuesto. Entre las condiciones está la aprobación de un código de disciplina que ya ha circulado por los clubes. El viernes Bauzá llegó a la AUF después de la reunión y envió a los clubes el proyecto del código disciplinario que es consensuado por todos, ha sido trabajado durante muchos meses y han participado destacadísimos hombres de derecho de fútbol, por ejemplo el doctor Leonardo Goicoechea, proveniente de Danubio, que fue además presidente del Tribunal de Penas durante muchos años, el escribano Guillermo Pena, del Club Nacional de Fútbol, el doctor Horacio Pintos, el jefe del área administrativa de la AUF…

EC – No puede decirse que los clubes no lo conocieran, hace tiempo que está pendiente su aprobación, incluso hubo alguna reunión en la que no se alcanzó el quórum cuando se debía tratar ese proyecto.

JLP – Se convocó una asamblea antes del inicio de este campeonato para que se aprobara y no hubo quórum. Ese mismo código disciplinario es el nos hemos comprometido los presidentes de los clubes a votar de inmediato.

EC – ¿Cuándo se vota?

JLP – Este miércoles hay Asamblea General en la que se designará la integración del Ejecutivo provisorio y después se votará el código disciplinario.

EC – O sea que se vota hoy mismo, es un procedimiento relámpago.

JLP – Hoy mismo, nos pusieron la condición que se vote el código y que se instalen las cámaras que van a permitir la identificación facial de los violentos en las tribunas a las que van las barras bravas de Nacional y Peñarol: las del Estadio Centenario y el Parque Central, no es una obligación para todas las canchas. Eso no se puede cumplir materialmente en esta semana, pero ya hay una reunión entre el presidente de Nacional, Eduardo Ache, el de Peñarol, José Pedro Damiani, el futuro presidente provisorio de la AUF -hasta ahora presidente de Danubio, Óscar Curuchet- y el presidente de la Mutual, Enrique Saravia, hoy se reúnen con el subsecretario del MI Jorge Vázquez para encaminar la compra de esas cámaras.

EC – Pasando en limpio: para que el fútbol pueda jugarse normalmente este fin de semana lo que tiene que ocurrir es que efectivamente antes de esa fecha se vote el nuevo código disciplinario. Por otro lado, se asume el compromiso de instalar cámaras de video de última generación, eso no va a ser antes del fin de semana, y corre por cuenta de la AUF y de los clubes.

JLP – Sí, el dinero sale del fútbol, el Gobierno no tiene compromiso de aportar un peso al respecto. Voy a hacer una puntualización para no confundir a la audiencia: no es seguro que se juegue la etapa número 10 el próximo fin de semana porque reglamentariamente no se puede jugar una etapa sin haber terminado la anterior. Se debería convocar a un Consejo de Liga, que es el único que puede cambiar esta norma, para habilitar jugar la etapa 10 sin haber culminado la nueve. Lo que ocurre es que tenemos tres días hábiles [hasta el fin de semana] y hoy tenemos un tema más importante que convocar a un Consejo de Liga: la designación del Consejo Ejecutivo y la votación de este nuevo código disciplinario.

O sea hoy por hoy lo que se puede jugar el fin de semana son los picos y el partido Miramar-Peñarol, que están pendientes. En caso de votarse el código disciplinario podrá disputarse en el Estadio Centenario; de no ser así tendrá que disputarse en otro escenario, como fue el partido entre Liverpool-Nacional en el Franzini.

EC – El Poder Ejecutivo también asume compromisos: se comprometió a acelerar la aprobación en el Parlamento de un marco jurídico que ampare a los clubes para aplicar el derecho de admisión. Efectivamente entonces se va por ese camino que los clubes han resistido muchas veces.

JLP – Se va por ese camino. El Ejecutivo va a generar el impulso para que el Poder Legislativo apruebe lo antes posible la norma.

Otra definición importantísima de Mujica es que el Poder Ejecutivo no tiene la más mínima intención de interferir en la política del fútbol. Es decir, el presidente nos dijo: hagan lo que quieran, voten a quien quieran, no nos importa quiénes sean las autoridades, el fútbol es de ustedes.

EC – Está bien, es una definición clara, pero sobre esto hay mucha discusión en los últimos días. Pregunto: el solo hecho de exigirle a los clubes que aprueben ese código disciplinario que está pendiente, ¿no es intromisión del Gobierno dentro del fútbol?

JLP – No, porque es en el tema de la seguridad, que es un valor supremo, que además se trata de imponernos algo que tarde o temprano nos iba a imponer FIFA, porque el código es un aggiornamiento de las normas al respecto dictadas por FIFA muchos años atrás. Nos estamos adecuando muy tardíamente a la normativa FIFA.

Es un código muy extenso que sería imposible abarcar en su totalidad en una entrevista de este tipo, pero hay puntos que me gustaría atender. En el artículo primero el código establece que todo lo que no esté previsto expresamente por este código se aplicará el código disciplinario de FIFA, es decir que FIFA está siendo contemplada. Esta sana presión que ejerce el Poder Ejecutivo desemboca en el cumplimiento de normas que no estábamos cumpliendo.

EC – Por otro lado ese es el código que incluye la posibilidad de que pierdan puntos aquellos equipos cuyas hinchadas participen en hechos violentos en los partidos, ¿no?

JLP – Sí, respecto a esto yo quiero expresar que estamos en presencia de un código de equilibrio. Es decir, tuvimos un código de penas anterior al que rige actualmente, que desprotegía a los clubes, era demasiado severo. Por ejemplo, para que el oyente entienda, ahora están más definidas las responsabilidades: todo lo que ocurre fuera del estadio no es responsabilidad de los clubes. Para que sea aún más claro voy a poner el triste ejemplo del asesinato del hincha de Cerro, Hector Da Cunha, con aquel código se le quitaron 12 puntos a Peñarol y por un apuñalado tras el mismo partido, por el que se atribuyó la responsabilidad a hinchas de Cerro, se le quitaron seis puntos a Cerro. Con este código no habría sanciones, porque es de sentido común que una institución no puede ser responsable por lo que ocurre a 15 cuadras del estadio, escapa de sus manos.

Este nuevo código limita la responsabilidad de los clubes y de sus dirigentes a lo que acontece antes, durante y después del espectáculo pero dentro del escenario.

EC – Es una puntualización importante, me queda otra pregunta para formularle a propósito de la eventual injerencia del Gobierno en el fútbol. Usted recién contestaba que el hecho de exigir la aprobación de este código no entra dentro de esa lectura. La otra lectura que se está haciendo es que ese sacudón que el Poder Ejecutivo impulsó entre jueves y viernes, cuando decidió que la policía no custodiaría las tribunas del Estadio Centenario y el Parque Central, terminó incidiendo directa o indirectamente con la renuncia de Sebastián Bauzá del Consejo Ejecutivo de la AUF, ¿cómo observa usted ese resultado?

JLP – No, para mí no son vinculantes, entiendo que fue un elemento más que se sumó a una serie de hechos anteriores y posteriores que determinaron vencer la resistencia a la que apeló nuestro expresidente de la AUF, que había dicho públicamente que iba a permanecer en el cargo hasta el último día de su mandato después del Mundial Brasil 2014. Yo no vinculo la decisión de no enviar policías a las tribunas del Parque Central y del Estadio Centenario a la renuncia del doctor Sebastián Bauzá.

EC – Lo que pasa es que no fue solo la decisión del Poder Ejecutivo, después intervino otro actor, la Mutual Uruguaya de Futbolistas, que decidió entre la noche del sábado y el domingo que los jugadores de Peñarol y Miramar Misiones no fueran a jugar el partido previsto en el Estadio Centenario. Eso colocó a su vez a las autoridades de la AUF en un brete sobre qué hacer, si suspendían o no el partido porque eso podía tener consecuencias a su vez en que perdieran puntos o no los equipos… La decisión que terminó tomando el Consejo Ejecutivo de la AUF lo enfrentó a Nacional, que reaccionó molesto, y eso implicó socavar el apoyo político de Bauzá, etcétera. Después, sale la lectura de que el presidente de la Mutual es un hombre vinculado a Mujica y al Movimiento de Participación Popular (MPP). ¿Qué dice usted de todo ese análisis que se está haciendo en el mundo político y el del fútbol?

JLP – No digo nada porque los hechos hablan por sí solos.

EC – ¿Qué quiere decir con eso?

JLP – Lo que acabo de decir: estos y otros hechos son suficientemente elocuentes como para que yo tenga la necesidad de agregar algo más. Yo soy de los que apoyé la permanencia, el lunes por la mañana hice todos los esfuerzos posibles para que mi amigo no renunciara, pero fue una gestión imposible ya que él estaba siendo afectado en su vida personal, familiar. Hubo un incidente en la calle en el que un automovilista paró cuando él bajaba de su auto con su señora y lo insultó. Comprendo al hombre, al ser humano que a veces en la vida hay que decidir, o la familia o la actividad privada o el fútbol.

EC – ¿Usted habla de que Bauzá estaba amenazado?

JLP – No, no, fue un insulto con presencia de la señora. El hombre tomó la decisión correcta, yo lamento por el extraordinario dirigente que de ninguna manera merece retirarse de este modo. El Consejo Ejecutivo presidido por Bauzá logró el cuarto puesto en Sudáfrica, el decimoquinto campeonato de la Copa América de Selecciones, el vicecampeonato mundial de la Sub-17 y Sub-20; logró llevarnos después de 80 años o más a los Juegos Olímpicos, y a todos los campeonatos mundiales de selecciones juveniles.

Además económicamente revalorizó lo que tuvo para vender: las eliminatorias de Brasil, algo que antes se pagaba por equis plata ahora se pagó por tres. Eran ocho partidos sin Brasil, y se vendieron en la suma de 12 millones de dólares, siendo que eliminatorias anteriores, con el agregado de incorporar los derechos de todas las selecciones nacionales, la camiseta, la estática, etcétera, se había comprado por valores mucho menores. Entonces, que este presidente se tenga que ir de esta manera, cansado por el acoso, la quita de confianza… Fue denunciado penalmente ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el primer presidente en no votar un balance en toda la historia de la Conmebol, se le retiró la confianza…

EC – ¿Pero entonces cómo se entiende? Usted dice: debió haberse ido de otra manera.

JLP – Debió haberse ido el día que se terminaba su mandato…

EC – ¿Por qué se fue así? ¿Cuáles fueron las presiones? ¿Tiene que ver con los derechos de televisación, etcétera? ¿Presiones de ese estilo estuvieron detrás?

JLP – Presiones de todo tipo en las que no voy a entrar en detalles, cuando me pidieron la entrevista dije que me iba a remitir a contestar todo lo que fuera relativo al tema de la violencia y la salida de esta crisis. Hoy tenemos una asamblea, yo normalmente reservo mis opiniones para expresarlas en primera instancia dentro del ámbito de la AUF.

EC – La forma en que se fue Bauzá se va a discutir hoy.

JLP – Por supuesto que se va a discutir, nosotros no podemos permanecer en silencio ante algo que consideramos injusto.

EC – ¿Se corre el riesgo de que cambie el rumbo Bauzá en la AUF?

JLP – El rumbo Bauzá se cortó con su renuncia. Habrá un nuevo rumbo, hay un nuevo rumbo.

***

Registro

Suscripciones:
×