Violencia en el fútbol

Fabián Pumar (Mutual de futbolistas): La suspensión de partidos de la 9na fecha es un modo de "huelga" con un "justificativo muy importante"

Fabián Pumar (Mutual de futbolistas): La suspensión de partidos de la 9na fecha es un modo de "huelga" con un "justificativo muy importante"

Los incidentes en el partido de Nacional – Newel's de la semana pasada han desencadenado en una serie de hechos que culminaron con la renuncia del Consejo Ejecutivo de la AUF. Entre todo esto, la novena fecha del Torneo Clausura quedó sin terminar por decisión de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales que entendió que no había garantías suficientes para la seguridad de los deportistas. En Perspectiva consultó al respecto a Fabián Pumar, secretario general de la Mutual. En el diálogo aseguró que esta medida "se puede entender como una huelga" con un "justificativo muy importante": "la salud integral, física y hasta la vida de los futbolistas". También agregó que medidas como la que tomó el Gobierno "mueven el tablero" y son un "respaldo".

(emitido a las 7.50 hs.)

EMILIANO COTELO:
Ayer la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales tomó una decisión que tiene pocos antecedentes en nuestros deportes. Resolvió que los jugadores no se presentarían al partido que estaba programado entre Peñarol y Miramar Misiones en el Estadio Centenario porque entendió que no había garantías para la seguridad de esos jugadores.

La decisión de la gremial de futbolistas se conoció este domingo, cerca del mediodía, cuando faltaban pocas horas para el encuentro. Respondía a una medida que en realidad había sido oficializada entre jueves y viernes por el gobierno, cuando comunicó que no dispondría de efectivos policiales en las tribunas del Estadio Centenario y el Parque Central. Lo que el Poder Ejecutivo dispuso fue que en esos dos estadios la policía ingresaría solamente para custodiar a los árbitros y al personal de recaudación.

La fecha del torneo Clausura quedó inconclusa, de todos modos en los partidos que se jugaron ayer de tarde igual hubo que terminar antes de lo previsto por la lluvia, pero el problema más serio se dio en el Peñarol - Miramar Misiones que directamente no pudo disputarse. Es más, el equipo de Peñarol estaba concentrado, el técnico estaba dando su charla en Los Aromos cuando se enteró de la novedad de que finalmente los jugadores no irían.

Vamos a conversar con el secretario general de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, Fabián Pumar.

ROMINA ANDRIOLI:
Conozcamos un poco más de esta decisión que tomaron, ¿por qué decidieron algo tan tajante como que los jugadores de Peñarol y Miramar no se presentaran al encuentro que estaba previsto ayer?

FABIÁN PUMAR:
Lo resolvimos porque todos sabemos que los deportistas son los actores principales de este espectáculo, y en los momentos que estamos viviendo de extrema violencia decidimos que si no hay garantías para su seguridad no se participara. No se juega hasta no tener las garantías necesarias y poder solucionar ese tema para que concurran las fuerzas policiales o algún equipo de seguridad.

EC – ¿Pero qué temen qué pueda pasarles a los jugadores en el Estadio Centenario o en el Parque Central?

FP – Lo que venimos viendo hace meses, quizás años, que ocurre en las tribunas, que lo avizoramos a veces nosotros mismos desde las tribunas cuando vamos a los partidos. Escuchamos cómo se agravia a los futbolistas, pero siempre con el respeto de los policías y sabiendo que hay alguien entre medio no pasa a mayores. No podemos permitirnos la negligencia de dejar que esos gritos pudieran pasar a ser agresiones, y más en contacto directo con los futbolistas debido a que no iba a haber policías. Han ingresado a la cancha montones de veces, así sea para festejos o lo que sea, o sea que accesos hay; si no hay policías, si no hay control, esas personas que agravian y que agreden a los futbolistas verbalmente podían pasar a la cancha. No estamos en condiciones de arriesgar ni de probar nada.

EC – Ustedes tomaron esta resolución entre la noche del sábado y la mañana del domingo. Allí valoraron que existía ese riesgo para los jugadores, pero Peñarol y Miramar Misiones estaban dispuestos a jugar el partido, se vieron sorprendidos por esa resolución, ¿cómo se entiende esa diferencia de criterios?

FP – Eso yo lo he explicado en algún medio. Sinceramente no me avergüenza reconocerlo públicamente, sí un poco ante ellos, ya les pedí las disculpas correspondientes. Cuando nos enteramos de la medida primero estuvo un poco distorsionada la noticia, no sabíamos bien dónde y cómo iba a ser y qué tipo de custodia policial iba a haber en el partido. Después, cuando fuimos bien informados de cómo iba a ser, atinamos a buscarle la manera a la parte política y jurídica para poder solucionarlo. Visto después que iba a ser así, en conversaciones con personas de mi entorno en la tarde-noche del sábado empecé a imaginarme la situación de tener que jugar en esas condiciones, aparte con el mal momento deportivo que están viviendo las dos instituciones podía pasar cualquier cosa. Ahí decidí comenzar la cadena de llamados con la directiva de la Mutual porque ya no nos daba el tiempo para reunirnos, mediante esas llamadas resolvimos parar este partido. En ese instante llamé a los referentes de cada plantel, se los planteé, tomaron conciencia de inmediato de que era bastante arriesgado participar de este espectáculo, apoyaron y se llevó adelante la medida.

EC – ¿Hay que entenderlo como una huelga?

FP – Se puede entender como una huelga, pero tiene un justificativo muy importante, estamos hablando de la salud integral, física y hasta la vida de los futbolistas. Hemos visto muertos en la cancha y la verdad que es una tranquilidad levantarse el lunes, yo ya podía imaginarme una desgracia en un partido de esos.

RA – Más allá de que usted entiende que se afecta la seguridad de los jugadores, ¿cómo vieron la decisión del gobierno de hacer este llamado de atención? Evidentemente las medidas que se anunciaron son drásticas y generaron mucha tensión, justamente para reflexionar de un tema que preocupa. ¿Qué evaluación hicieron?

FP – Dejame corregirme, miramos la parte de los futbolistas, pero también la del público en general. Porque cuando hablamos de los problemas que hay en las tribunas es el 5% de las personas que concurren a un espectáculo, o menos, el que puede generar esos disturbios. También buscamos salvaguardar y cuidar a los otros aficionados, a los periodistas también, que han sido agredidos y muchas veces no sale al aire la cantidad de veces que son agraviados, y ni que hablar de los cuerpos técnicos, personal que está en los vestuarios. Hay un montón de gente que está descuidada en el espectáculo.

En cuanto a cómo lo vemos, a mí me gusta cuando el gobierno toma decisiones drásticas -o no tanto- pero sí importantes, que mueven un poco el tablero. Nos sentimos respaldados, muchas veces decimos que al fútbol no se le da importancia a pesar de ser algo muy importante en la sociedad si bien no es algo vital, distrae y nos tiene a todo con diferente humor casi siempre. Y ver que están preocupados por cuidar el tema de la violencia en el deporte y que se hacen cosas me da mucho gusto y me dan ganas de comenzar a trabajar con ellos. Porque me parece que es un tema de todos, no solo de los futbolistas, los técnicos, los periodistas y el gobierno: es la sociedad en general porque todos concurrimos en algún momento a un partido, muchas veces lo hacemos con la familia y a veces da mucho miedo en partidos en los que puede pasar algo.

EC – Usted decía “ponernos a trabajar todos”, viene demasiado demorado este asunto, parecería que debía haberse puesto a trabajar todo el mundo hace más tiempo de manera concreta en busca de soluciones que se implementaran. Pero yendo a lo que a los propios jugadores compete hay una pregunta muy interesante que plantea un oyente, Gustavo: “¿Qué opina de los jugadores que hacen colectas para las barras bravas?”. Eso fue denunciado por José Luis Chilavert cuando pasó por el fútbol uruguayo.

FP – No son colectas, a mí no me consta porque no tuve la oportunidad de jugar en un equipo grande y las veces que me pidieron sinceramente no lo compartí en ese momento y tuve problemas con algún muchacho de la barra de algún equipo. Pero te digo la verdad, muchas veces les damos cabida porque los necesitamos, por apoyo, porque logramos el objetivo y los dejamos ingresar al vestuario y al grupo de los futbolistas; generamos un vínculo, un compromiso, y después es difícil sacarlos del medio. Muchas veces esa colecta no es ni por miedo ni por nada, sino porque piden por el ómnibus, para una bandera…

EC – Pero a veces es por miedo, viene chantaje incluido

FP – Sí, han sido presionados montones de veces y sabemos de varios jugadores que han tenido incluso problemas con algún muchacho que se les acerca a pedir dinero. Pero creo que es una manera de incentivar a tenerlos ahí, cerca del plantel, y muchas veces en eso equipos los hinchas son una parte importante, lo que pasa es que hay que saber manejarlos y poner una distancia porque obviamente que una cosa son los hinchas y otro el grupo de deportistas.

EC – Queda para saber cuáles son las soluciones que la Mutual propone para el problema de la violencia, lo dejamos para otra conversación cuando empiece el debate más a fondo, ¿le parece?

FP – Sí, estamos a las órdenes. Comienza un camino importante, porque así como el gobierno puso un punto de inflexión en alguna situación, nosotros tenemos que hacer lo mismo. No en contra del gobierno sino en cuanto al trabajo y empezar a trabajar coordinadamente, como decía usted. No sé si no lo hacíamos de forma seria, pero de repente no alcanza el tema de campañas publicitarias, reuniones con los futbolistas y todo. Creo que hay un tema de fondo que habla de todo el sistema de educación en nuestro país y un poco también de los valores. Lamentablemente por falta de tiempo los padres a veces dejamos a nuestros hijos a la deriva y por eso los que tienen 16 ó 17 años son los mayores inconvenientes en las canchas y en la sociedad en general.

***

Registro

Suscripciones:
×