Solicitar contraseña

×
Sociedad

Repercusiones ante el traslado de Mariana Mota

Repercusiones ante el traslado de Mariana Mota

Continúan las repercusiones por la decisión de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) de trasladar a la jueza Mariana Mota del juzgado penal que ocupaba a un juzgado en lo civil.


Este miércoles, desde la SCJ, se informó que este movimiento es habitual dentro del Poder Judicial, y que es un cambio horizontal que no implica una disminución de categoría.

Sin embargo, la noticia generó suspicacias respecto a si este es un mecanismo habitual o si existe una intencionalidad de quitarla de ese cargo.

Un hecho central es que la jueza Mota tenía a su cargo 50 casos por violaciones a los Derechos Humanos. Su traslado implica que no sigan a su cargo, por eso las organizaciones de derechos humanos cuestionan y ponen en tela de juicio que hay una intencionalidad en el cambio.

Pero también este jueves en el Semanario Búsqueda se informó que un magistrado de la Suprema Corte de Justicia informó que se “le habían sacado varias tarjetas amarillas”, haciendo referencia a algunas actuaciones que Mota tuvo en su cargo en el Juzgado Penal y que generó polémica.

En 2011 hubo dos importantes que involucraron a esta jueza. Los cuestionamientos del expresidente Jorge Batlle, y Gonzalo Aguirre respecto al fallo del caso del coronel Carlos Calcagno.

Además, ese mismo año se la cuestionó por su participación en la marcha de Silencio, que abrió una investigación administrativa, que se cerró sin consecuencias.

Finalmente la nota que la magistrada brindó al diario Página 12, de Argentina, en donde habló sobre cómo analizaba el apoyo del Gobierno uruguayo al proceso de Verdad y Justicia en su país.

Mota dijo que “no hay una promoción de los Derechos Humanos para que esta situación, que es nacional y nos marcó a todos, se esclarezca. Es bien diferente al Gobierno argentino en esa materia. Mujica y el ministro de Defensa fueron rehenes de la dictadura. Tal vez por eso no puedan ver con objetividad un proceso dictatorial que los tuvo como víctimas”.

Estos dichos generaron una respuesta por parte del presidente Mujica, que dijo que le había llamado la atención que la Suprema Corte no hubiera hecho algo. En ese momento también se abrió una investigación, que luego se archivó porque consideró que no fueron dichos de carácter político.

En diálogo con El Espectador el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Rául Oxandabarat, explicó el procedimiento de traslado:

“Este es el primer traslado de jueces para 2013. En 2012 se hizo un importante traslado de magistrados que en este caso podría contarse por centenares. En cada traslado siempre son decenas de jueces, es probable que se superen los 200 traslados. Esto lo hace la SCJ para lograr el mejor funcionamiento del servicio con los recursos humanos de los que dispone”.

Sin embargo, la magistrada Mariana Mota mostró sorpresa ante la noticia, y dijo que ella no pidió el traslado. Consultado al respecto Oxandabarat señaló:

“Los traslados son inherentes a la función de los jueves. Cualquier juez y ha tenido entre seis y ocho traslados. Lo común es que el magistrado comience su carrera en juzgado de menor jerarquía. El magistrado asciende por experiencia y crecimiento. Esto es lo normal cuando alguien asume el peso de la magistratura y sabe que su vida va a correr en estos carriles”.

Según Oxandabarat, Mota puede recusar este traslado:

“El juez puede plantear un pedido a la Corte para que revise la decisión. No puede plantear un recurso de superior jerarquía porque la Corte es el organismo de mayor jerarquía. La decisión ya ha sido tomada, se espera por el juramento de sus cargos y el servicio se siga desenvolviendo con normalidad”.

Este viernes a las 11 horas, se le tomará juramento a todos los magistrados que fueron trasladados. Según explicó Oxandabarat luego de esta ceremonia los jueces estarán habilitados para desempeñar sus nuevos cargos.

De momento la jueza Mota indicó que no quiere hacer declaraciones, pero sí confirmó que este viernes estará presente en el acto, ya que no tiene otro camino. Además explicó que continuará en el Poder Judicial, porque es su medio de vida.

Los hechos relatados generaron reacciones en varias personalidades vinculadas a los Derechos Humanos. Por ejemplo, la jueza Mirtha Guianze, quien tuvo a su cargo varios casos, y que  actualmente es directora del Institución Nacional de Derechos Humanos,  publicó en su cuenta de Facebook:

“Lamentablemente nos enteramos hoy que la Suprema Corte de Justicia, intempestivamente, trasladó a la Dra. Mariana Mota a un juzgado de la materia civil. El viernes jura en su nueva sede. Pensemos un poco ¿que significado le podemos asignar a este inexplicable traslado? ¿Por que ahora, con tantos asuntos a resolver? ¿Es que no llevaba bien los juicios? ¿Cuando podremos conocer las motivaciones reales? ¿Que podemos hacer, cada uno en su lugar, o todos juntos?”.

Por su parte, Óscar Goldaracena, abogado defensor de varias causas relacionadas con violaciones a los DDHH durante la dictadura, dijo que le llama la atención que se tome esta decisión cuando se están por resolver casos importantes en la materia:

“A mi me resulta o sorprende que la SCJ adopte esta decisión cuando era inminente la finalización de varias causas entre ellas el homicidio de Perrini, o las torturas a presos de la base aérea de Boizo Lanza. Si el motivo fue apartarla de la causa de DDHH es una decisión desacertada que desprestigia”.


Goldaracena comentó en qué situación se encuentran la causas de Aldo Perrini y las torturas en la base área Boizo Lanza:

“En el caso de Perrini se esta a la espera de una inminente sentencia de la suprema Corte de Justicia a nuestro juicio que va a rechazar los pedidos de inconstitucionalidad que se presentaron por la defensa de Barneuix e inmediatamente el juez a cargo debe resolver sobre los pedidos de procedimiento de la Fiscalía. En el caso de Boizo Lanza ya la causa esta instruida habiéndose demostrado la presencia de presos allí y siendo objetos de sádicas”.

El presidente del Centro Militar, coronel Guillermo Cedrez, dijo que cree que esta decisión se tomó por los pedidos y recursos que ellos como institución  plantearon a la Suprema Corte de Justicia, por lo que la institución cataloga como falta de objetividad por parte de la magistrada:

“Es muy claro que si una persona va a una marcha y tiene contactos permanente con la otra parte y los trata muy diferente a nuestros asociados es obvio que tiene falta de objetividad. Nunca se ha juzgado a nadie con retroactividad, la ley penal es no es retroactiva, es un disparate que una persona totalmente flechada podría cometer”.

Este viernes habrá una manifestación frente a la Suprema Corte de Justicia. Una hora antes de la toma de posesión, la organización de Familiares de Detenidos Desaparecidos convocó a una movilización frente a la Suprema Corte de Justicia.

Oscar Urtasún, vocero de la organización, dijo que este cambio “lesiona el camino de búsqueda de Verdad y Justicia”, y perjudica  la imagen de la Justicia:

“Si bien nos tomo de sorprensa, después uno ve que no es sorpresa. Hay toda una orquesta entorno a la justicia en donde cada uno toca su instrumento. El poder es el poder, presumíamos que la jueza mota y su afán de justicia molesta a mucha gente dentro y fuera de la Corte de Justicia”, sentenció.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×