Solicitar contraseña

×
Sociedad

Prosigue la búsqueda policial en Artigas de Belchior

Prosigue la búsqueda policial en Artigas de Belchior

El legendario músico brasileño Belchior está alojado en una pensión en Artigas, luego de ser denunciado por estafa en un hotel cuatro estrellas de esa ciudad.


Belchior, que dejó sin pagar una factura de 15 mil dólares, fue visto en los últimos días en esa pensión, dijo a El Espectador María Da Rosa, gerenta del Hotel San Eugenio del Cuareim.

El artista nordestino había desaparecido de Brasil en 2009 y tras una investigación del programa Fantástico, de O Globo, lo encontraron en San Gregorio de Polanco, en Tacuarembó.

Belchior había dejado en San Pablo un auto Mercedes Benz y otras pertenencias, que nunca recogió.

Tras aparecer en Tacuarembó se volvió a tener noticias suyas en Artigas, pero ahora de carácter policial.

La gerenta del  hotel, María Da Rosa, relató a El Espectador cómo llegaron Belchior y su compañera al Hotel San Eugenio:

“El 15 de julio de 2001 llegó por una visita corta, estaba de pasaje por acá y quería conocer la ciudad, se quedó un año y medio, el año transcurrió con normalidad cumpliendo todo lo que debe hacerse y desde mayo tuvimos el inconveniente de que pidió un crédito de 15 días porque tenia un inconveniente con la Reserva Federal de su país. A lo cual después de un año de haberlo tenido como cliente y el haberlo pagado se le dio el crédito. Cuando se combino el pago de la fecha, media hora antes de lo pactado entregó la llave porque iba al Consulado el 12 de noviembre y lo seguimos esperando”.

Según Da Rosa, Belchior está en Artigas:

Ellos están en Artigas, se hospedaron en otro hotel, le hicimos la denuncia penal y sacamos un comunicado de prensa y se tuvieron que retirar del hotel porque les pidieron que se fueran. Se los ve muy poco pero sabemos que están en una pensión”.

La gerenta del hotel sostuvo que Belchior  ya estafó en Brasil y en Uruguay:

”Creo que por lo que me han dicho los medios brasileños ya lo ha hecho en Brasil, ahora me llamaron de Punta del Este porque algo similar ha sucedido allí. De todo lo que escuchamos de acá y de Brasil los únicos que hemos denunciados fuimos nosotros y de esto surgen los detonantes que deben explotar cuando algo así se denuncia”.

Interrogada sobre cómo se comportaba Belchior durante el año que se hospedó en el hotel, Da Rosa respondió:

“Muy cerrados pero teníamos contacto fluidos porque ellos eran casi compañeros de trabajo. Ella manejaba mucho su vida, cuando el bajaba a dar una vuelta o cuando recibía sus llamadas, lo tomábamos como manejo de agenda. Este fin de semana me llaman de Brasil porque parece que pasó algo similar”.

Para O Globo, la conducta de Belchior es repetitiva con lo que ocurrió en 2009.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×