Solicitar contraseña

×

Sociedad

Orlando Dovat: Zonamérica y la opinión pública no han sido informados correctamente sobre el proyecto del estadio de Peñarol

El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, declaró que "la gente de Zonamérica ha visto con muy buenos ojos un centro de espectáculos ahí", en referencia a la construcción del estadio de Peñarol en la ruta 102. Para conocer la visión de la zona franca, En Perspectiva dialogó con el contador Orlando Dovat, presidente de Zonamérica, quien dijo que "no está a favor ni en contra" del proyecto porque no tiene la información necesaria para evaluar sus "bondades", por lo que califica de "incorrecto" el comentario de Damiani. Sus principales preocupaciones en torno a este emprendimiento son la contención del público y el tráfico que se generaría en la zona con una concurrencia tan masiva. Dovat cuestiona si Peñarol ha tenido en cuenta estos detalles. Al ser consultado sobre la imposibilidad del desarrollo inmobiliario en Jacksonville, el contador aseguró que "no parece muy coherente que la Intendencia autorice el estadio sin dar paralelamente una autorización a Jacksonville en las mismas condiciones". La negativa a este proyecto fue porque estaba ubicado en una zona rural y tendría un gran impacto en la ciudad.

Orlando Dovat: Zonamérica y la opinión pública no han sido informados correctamente sobre el proyecto del estadio de Peñarol


(emitido a las 8.42 Hs.)

EMILIANO COTELO:
Peñarol parece estar cada vez más cerca de concretar el sueño de su estadio propio.

Luego de varios anuncios que terminaron naufragando, en el mes de setiembre se presentó el nuevo proyecto. Estará ubicado en la ruta 102, entre Camino Mangangá y Camino de los Siete Cerros, sobre tres padrones de diez hectáreas cada uno.

Estamos hablando de un estadio para 40.000 espectadores, que cumplirá con las exigencias de la FIFA, y que costará 33 millones de dólares.

Ayer entrevistábamos al presidente del Club Atlético Peñarol, Juan Pedro Damini, le preguntábamos a propósito de las características de esta construcción. Pero en determinado momento, y atendiendo a lo que ha sido este proceso tan accidentado de los últimos años, nos interesaba saber si ya está aprobado por las autoridades que en ese lugar pueda edificarse un estadio como el que se está previendo.

Damiani decía lo siguiente:

(Audio Juan Pedro Damiani)

JPD - Por supuesto, hemos tenido la aprobación de la Junta Departamental en forma unánime –como no creo que salen muchas cosas– de darle facultades a la señora intendenta de Montevideo para que autorice a Peñarol, obviamente cumpliendo con todos los permisos y todas las cuestiones ambientales. Peñarol y el deporte siempre hacen todos los deberes. Así que estamos trabajando, aparte de seguir vendiendo –hoy justamente viajo a Tacuarembó junto con Tony Pacheco y Fernando Morena a iniciar las ventas en el interior–, mientras se trabaja en la parte financiera y constructiva, Sacem sigue trabajando con Medio Ambiente y con la Intendencia de Montevideo.

EC - El permiso como tal todavía no está.

JPD - Se aprobó darle una autorización a la intendenta de Montevideo, eso fue refrendado por unanimidad en la Junta Departamental, obviamente supeditado a todas las cuestiones ambientales que vamos a cumplir como corresponde.

EC - Por ejemplo, ¿hay que pasar por audiencias públicas en la zona?

JPD - No, porque el terreno es propio, nosotros lo compramos, acá no hay canje de terreno.

EC - Pero a propósito del impacto en el territorio.

JPD - Ya se habló, Peñarol estuvo reunido con el alcalde de la zona. Creo que va a ser un impacto altamente positivo, incluso la gente de Zonamérica ha visto con muy buenos ojos un centro de espectáculos ahí. Así que estamos muy contentos por este tema.


(Fin del audio)

¿Cuál es la posición de Zonamérica? Por la información que recibimos después de la entrevista, no es exactamente como la plantea Damiani. En línea está el contador Orlando Dovat, presidente de Zonamérica.

¿Cómo observan el impacto de un estadio como éste, tan cerca del emplazamiento?

ORLANDO DOVAT:
Nosotros nos contactamos con Peñarol a través de uno de sus directivos, el señor Lepra, hace ya unos meses, luego no tuvimos más contacto. Se anunció que Zonamérica apoyaría el proyecto y que su directiva iba a almorzar con la gente de Peñarol a efectos de conversar sobre el emprendimiento. Luego, por circunstancias que desconocemos, se cortó el diálogo.

Zonamérica no está a favor ni en contra del estadio de Peñarol. Por una razón muy sencilla: no tenemos información para evaluar como vecino sobre las bondades del proyecto.

EC – Me llama la atención que diga que no ha habido intercambio.

OD – Es incorrecto el comentario de Damiani al decir que Zonamérica está a favor del proyecto. Aclaro que no estamos en contra, pero para contar con más información al respecto, Zonamérica ha solicitado a la Intendencia de Montevideo por vía judicial la vista del proyecto, en particular sus estudios de impacto y estamos aguardando esta información.

EC – ¿Qué dudas tienen?

OD – Creemos que para mitigar los impactos negativos que tiene cualquier proyecto se debe cumplir con una serie de reglamentaciones que da la Intendencia de Montevideo y la Dinama. Para todos los proyectos la Intendencia hace estudios de impacto urbano, ambiental, de tránsito y socioeconómico. Por otro lado, el proyecto debe someterse al control de la Dinama, porque lo anterior es la Intendencia. Y paralelamente deberán celebrarse audiencias públicas, algo que Damiani niega, estas audiencias son con la participación abierta de todos los vecinos de la zona, de la zona del área de influencia del proyecto. En ese ámbito los vecinos plantean los reparos, objeciones, o simplemente requieren respuestas sobre los proyectos.

Zonamérica no ha sido informado sobre este tema, tampoco ha sido informada la opinión pública.

EC – ¿Algún aspecto en particular le preocupa de la información que ha circulado sobre este proyecto?

OD – Sí, por ejemplo una de las grandes preocupaciones es generar el sistema de contención del público. Especialmente de las barras bravas. Todos sabemos las protestas que se generaron en el Parque Roosevelt en su momento. ¿Cómo se regularán los desplazamientos de la gente a lo largo de la ruta 102 y de la 8 cuando haya partidos de fútbol en el estadio de Peñarol?

Otra pregunta: un hincha que se baja del ómnibus en la parada de la rotonda de la ruta 8 y 102, ¿por dónde va a caminar hasta el estadio? ¿Van a hacer veredas? ¿Senderos peatonales? La ruta 102 es una ruta nacional, no es posible estacionar en la banquina, sería bastante peligroso que los peatones cruzaran la ruta y los autos queden en la banquina. No existen las facilidades que hay alrededor del estadio Centenario.

En la página web de Peñarol no se establece la cantidad de parking que habrá en el estadio. ¿Cuál será la capacidad del estacionamiento?

Se ha publicitado que la capacidad del estadio será de 42.000 espectadores, con posible crecimiento de hasta 60.000. En algunas informaciones se publica que hay 1.550 lugares de estacionamiento, y se dijo con bastante orgullo que esto es cinco veces más que lo que tiene el estadio Centenario, que es muy distinto porque hay muchas calles alrededor. ¿Cómo se evacuarán las 42.000 personas del estadio? 1.550 autos significan 6.200 personas, si ponemos cuatro personas por auto. Para transportar 34.000 espectadores se necesitan 680 ómnibus, si es que tenemos 50 personas por ómnibus, que ya es una barbaridad. Sería razonable que todos esos vehículos estén estacionados a la espera del partido para recoger a todo el público. ¿Hay estacionamientos previstos, explanadas proyectadas para estacionar 680 ómnibus? Y si llegamos a 60.000 espectadores, se necesitan más de 1.000 ómnibus parados en la puerta.

En cuanto al servicio de transporte, no hablo de cantidad de ómnibus, sino de los servicios disponibles. Actualmente es escaso el servicio de transporte en la zona, nosotros hemos organizado, con ayuda del Ministerio y de la Intendencia, servicios de ómnibus del DM1. Son muy escasos y cada día hay protestas de nuestra gente respecto al mal servicio que nos da el transporte público. Entonces pregunto, Peñarol, ¿ha hecho acuerdos con compañías transportistas para crear servicios de transporte público de pasajeros?

¿Y cómo se va a organizar el tránsito? La salida de Zonamérica puede coincidir con la entrada a los partidos del estadio de Peñarol. En Zonamérica trabajan 9.000 personas, dentro del recinto hay 4.000 automóviles. La salida masiva es a las 18.00 horas, de lunes a viernes, sabemos que ciertos partidos internacionales se inician a las 19.00 horas y son entre semana. Zonamérica invirtió en coordinación con el Ministerio de Transporte para que estos 4.000 vehículos salgan en forma fluida y como responsabilidad elemental de un desarrollador privado, todos los emprendimientos deben mitigar sus propios impactos.

¿Se ha considerado el problema de la coincidencia de tráficos? ¿Se ha previsto la necesidad de construir pasos a nivel y sendas de aceleración y desaceleración en la ruta 102? Los pasos a nivel son imprescindibles cuando se enfrenta un tráfico que va al norte y otro que va al sur, hay que hacer un puente por arriba de la ruta en la entrada al estadio, ¿alguien habló de eso? no sabemos.

Usted informaba que hay un predio de 30 hectáreas, tres padrones de 10, ha habido mucho desencuentro respecto a eso. Pero evidentemente que si se necesitan 30 hectáreas, es posible hacer un proyecto muy bueno. Pero yo creo que el público, el vecindario, la gente que vive allí no ha sido informado. En la zona donde se encuentra Zonamérica también está el Instituto Rubino, estará la Facultad de Agronomía, y por las características que le hemos dado al lugar, es un polo de desarrollo para la ciudad, un ejemplo de orden, modernismo, pensamos que un estadio moderno de clase mundial generará mucha visibilidad a esta zona, generará valor a la tierra, y el establecimiento de muchas actividades que dependerán no sólo de Peñarol sino de otras empresas de la zona, generarán una actividad positiva.

Pero sabemos que lamentablemente el fútbol uruguayo ha ido incrementando en violencia, en consumo de drogas, en vandalismo, tanto dentro como fuera de las canchas.

EC – Usted plantea estas dudas y preguntas por el impacto en Zonamérica. Pero por otro lado, también por el impacto en la zona en general. Hay que entender que detrás de esta posición, se pide que se evalúe este proyecto con el mismo rigor con que se evaluó el de Zonamérica, y con el mismo rigor con el que no se le permitió a Zonamérica impulsar el desarrollo inmobiliario de Jacksonville.

OD – Correcto. La opinión pública sabe que Zonamérica fue sometida con una enorme firmeza por parte de las autoridades municipales para que no sea autorizada a construir un barrio abierto con calles públicas en la zona de Jacksonville, aledaño a Zonamérica. El motivo es que estamos ubicados en una zona rural y que eso tendría un enorme impacto en la ciudad. Pues no parece muy coherente que la Intendencia autorice el estadio sin dar paralelamente una autorización a Jacksonville en las mismas condiciones. Yo creo que es una buena noticia para la zona que se instale un estadio de fútbol de clase mundial, y desde hace años que Zonamérica está haciendo enormes esfuerzos para que la ruta 8 y la 102 representen una especie de faro de modernidad y progreso para toda la ciudad de Montevideo.

Nosotros exigimos a Peñarol, a la Intendencia de Montevideo, a la Dinama, y a todas las autoridades competentes que cumplan con lo que establece la normativa. Y cumplirla significa que podemos mostrar al Uruguay y al mundo, incluso porque se habla ahora de la Copa 2030, que el país puede organizar un campeonato del mundo o un evento internacional de prestigio. Pero no podemos pensar en un sistema desorganizado en el cual no estén previstas todas las condiciones. Yo no digo, ni Zonamérica dice, que no estén previstas, pero preguntamos muchas cosas y no hemos tenido oportunidad de hablar con la directiva de Peñarol.


***

Foto: Página oficial del Club Atlético Peñarol

Registro

Seleccionar Newsletters:
×