Solicitar contraseña

×
Sociedad

La Intendencia de Montevideo adopta medidas preventivas para evitar accidentes con el arbolado

La desgracia que ocurrió a fines de enero, cuando un eucalipto de una calle de Carrasco cayó arriba de un automóvil y causó la muerte de una mujer y heridas a sus dos hijos. Este accidente puso en cuestión el manejo que la Intendencia de Montevideo hace del arbolado público. Días después de aquel hecho, una columna de luz se derrumbó sobre el pavimento de bulevar España, aunque en este caso sin lastimar a nadie. Consultada por En Perspectiva, Eleonora Bianchi, directora del Departamento de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia de Montevideo, informó que "el diagnóstico, una vez que el árbol se cayó, es que tenía una pudrición interior que no se veía por fuera", y advirtió: "No habíamos tenido nunca la caída de un árbol en que el tronco, las raíces y toda la parte de la copa visible estuvieran en buen estado vegetativo. Fue para nosotros una fuerte sorpresa". La jerarca dijo que en Carrasco ya se estaba trabajando en la prevención, aunque "fundamentalmente sobre aquellos que estaban visiblemente en mal estado". Bianchi contó que la Intendencia tiene "operativa una compra de servicios" para ver si un georradar "que hace una especie de tomografía al árbol" resulta de utilidad para prevenir accidentes.

La Intendencia de Montevideo adopta medidas preventivas para evitar accidentes con el arbolado


(emitido a las 8.36 Hs.)

EMILIANO COTELO:
En Montevideo existen 22.000 árboles detectados en mal estado.

Este dato se conoció en estos días, luego de que el 30 de enero un eucalipto de una calle de Carrasco cayó sobre un auto en movimiento y causó la muerte de la mujer que conducía el vehículo y heridas a sus dos hijos que la acompañaban. Una semana después, una columna del alumbrado público se derrumbó en bulevar España y Pablo de María; en ese caso se comprobó que se encontraba claramente herrumbrada.

Este miércoles, autoridades de la Intendencia de Montevideo comparecieron en la Junta Departamental convocadas por los ediles de la oposición.

¿Qué explicaciones dieron sobre esos hechos? ¿De qué forma trabajan en el mantenimiento de árboles y columnas que puedan implicar riesgos para la población? ¿Qué cambios se hará en esta gestión?

Vamos a conversarlo con Eleonora Bianchi, directora del Departamento de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia de Montevideo.

Empecemos por el hecho que más conmoción generó. Cuando ustedes fueron ahora a la Junta Departamental, ¿qué diagnóstico presentaron sobre las causas de la caída del eucalipto de la avenida Arocena?

ELEONORA BIANCHI:
El diagnóstico, una vez que el árbol se cayó, es que tenía una pudrición interior que no se veía por fuera. Con esos árboles, no solo los eucaliptos de Carrasco, sino en general, tenemos una política de inspección, son inspecciones de carácter ocular de todos los árboles de la ciudad. En el caso particular de esta zona, es además una inspección que está redoblada, porque como es una zona caracterizada de la ciudad, además de trabajar el servicio central de Áreas Verdes, trabaja también la Comisión Especial Permanente [de Carrasco y Punta Gorda] y en coordinación muy estrecha con el club que está en la zona, que tiene una concesión y el mantenimiento es parte de las contrapartidas. Por lo tanto es una cuestión muy afinada.

Veníamos trabajando haciendo relevamientos, incluso se puede ver que tanto sobre avenida Rivera como sobre avenida Arocena habíamos estado haciendo poda bajando en altura y sustituyendo árboles. Estábamos sustituyendo eucaliptos en algunos casos por cipreses calvos y en otros casos por eucaliptos, de la misma manera que en el parque Grauer.

EC - Usted quiere decir que en esa zona se estaba trabajando, que había incluso distintas instituciones trabajando, y que sin embargo no había podido verificarse que este árbol en particular tuviera el problema que tenía.

EB - Exacto.

EC - ¿Por qué? Porque era un problema no visible.

EB - Exacto.

EC - Supongo que no es la primera vez en la historia que un eucalipto tiene una enfermedad de ese tipo, la hipótesis de un defecto o de una enfermedad interna tiene que estar prevista en algún lado, ¿no?

EB - Este tipo de caída en una situación en la que no había habido tormentas, no había habido vientos y además el aspecto exterior del árbol era saludable es de las primeras veces que se nos plantea. Lo hemos conversado con los técnicos del área, con el director del área. No quiere decir que no haya habido caídas de ramas en momentos en que no había tormentas, porque en alguna oportunidad las hubo, por podas no procesadas. Pero no habíamos tenido nunca la caída de un árbol en que el tronco, las raíces y toda la parte de la copa visible estuvieran en buen estado vegetativo. Fue para nosotros una fuerte sorpresa que esto ocurriera.

EC - ¿Nunca había ocurrido, nunca se supo antes que un eucalipto pudiera tener este tipo de enfermedad?

EB - En todas las consultas que he realizado, en las conversaciones que hemos mantenido y los estudios con los ingenieros agrónomos así nos lo plantearon. Por eso teníamos un cuidado especial en esa zona, muchos de estos árboles ya tienen casi 100 años, estábamos trabajando especialmente porque hay que pensar en la sustitución, pero trabajábamos fundamentalmente sobre aquellos que estaban visiblemente en mal estado.

EC - Si esa fue la causa, podría ocurrir que otros eucaliptos de la misma zona tuvieran la misma enfermedad escondida. Puede ocurrir eso.

EB - Para evitarlo, estamos tomando medidas ahora.

EC - ¿Qué se va a hacer?

EB - En este momento, a partir de esa situación tan grave, empezamos a averiguar qué otro tipo de investigaciones se podían hacer sobre el arbolado para determinar causas no visibles. Empezamos a investigar, y lo que hemos averiguado hasta el momento es que en el Uruguay tenemos por lo menos una empresa que tiene un georradar que hace una especie de escaneo o tomografía al árbol y eso permite ver la parte interior tanto del tronco como de la raíz. Por las averiguaciones que hemos estado haciendo aquí prácticamente no se usa con ese fin, pero nos dijeron que podía dar buenos resultados, por lo tanto ya tenemos operativa una compra de servicios para ver si este aparato nos resulta de utilidad.

En el caso de que así sea, vamos a realizar inmediatamente una licitación, lo que no quiere decir esperar hasta tener el aparato, sino que mientras vamos a utilizar este formato de compra de servicios para llegar a tener uno definitivo. Si eso no se ajustara, continuamos investigando, en los últimos años han aparecido tecnologías de avanzada que permiten hacer este tipo de estudios. El protocolo hasta el momento no había sido de este estilo, siempre había sido de inspección visual, y frente a dudas hacer o poda o corte de raíz o extracciones. Pero de situaciones como esta que está planteada hoy no tengo registro.

EC - Pocos días antes de este episodio de Carrasco, frente al Punta Carretas Shopping había caído otro árbol, en ese caso arriba de un ómnibus, aunque sin provocar victimas.

Y después hubo mensajes de oyentes que llegaban en estos días a En Perspectiva. Alicia, por ejemplo, señalaba: “Hay una palmera altísima y completamente seca en Bulevar y San Martín. Cuando se caiga va a ser un desastre”.

Y otro oyente decía: “Aquí en melilla han caído eucaliptos y aún hay algunos que dan miedo. No se permite cortarlos porque son históricos”.

¿Cómo hay que entender todo esto? ¿La Intendencia no tiene recursos suficientes para el control y manejo del ornato público?

EB - La Intendencia, que en algún momento tuvo recursos escasos para el mantenimiento del arbolado público, ya hace dos años que tomó la decisión de aumentar el monto de inversiones para el mantenimiento del arbolado de la ciudad. Esto se estuvo efectuando en 2011 y ahora en 2012 también. En este momento disponemos de cinco millones de dólares anuales para esta actividad, que se distribuye entre lo que realiza el servicio central de Áreas Verdes y lo que realizan los municipios.

EC - Usted dice que eso es lo que está invirtiendo ahora, luego de que pasara un período de recortes, que, si revisé bien la prensa, fue un recorte que se decidió después de la crisis del 2002 para destinar recursos a las áreas sociales de la Intendencia de Montevideo.

EB - Exacto.

EC - O sea que ahora se está de nuevo en valores de antes, ¿o no? ¿Qué implican estos cinco millones anuales?

EB - En este momento estamos en una cifra similar a la que tuvimos en 2005. Hubo una cifra hasta el 2001, que era algo menor que la actual, entre 2002 y 2004 bajó sensiblemente, y en el 2005 volvió a aumentar, estaba en un valor cercano a los cuatro millones de dólares, aproximadamente. Allí hubo un período en el que bajó levemente, y ahora volvimos a tener una cifra de cinco millones de dólares anuales. Porque el arbolado de la ciudad es muy importante, son 210.000 árboles alineados, eso quiere decir en veredas, que pueden ser de barrios o de avenidas principales, unos 200.000 más en parques y plazas. Por lo tanto, tenemos 400.000 árboles en el conjunto de la ciudad.

Si usted me pregunta si esta es la cifra adecuada, a raíz de la situación de retraso que tenemos, probablemente sea necesaria una cifra mayor. Pero los recursos siempre están acotados y uno debe hacer un equilibrio entre lo que es necesario y lo que debe verter en otras áreas de la administración.

EC - ¿Es un problema de recursos o es un problema de gestión? Lo digo pensando en la cantidad de llamados y denuncias a propósito de lo que demora la Intendencia en cumplir con un determinado pedido que plantea un vecino con respecto a un árbol. Es todo un tema.

EB - Cuando hay situaciones de este estilo siempre se suman más de una cosa. No sería correcto decir que solamente se debe a los recursos de que disponemos, sino también muchas veces a la manera en la que los gestionamos.

EC - El defensor del vecino, por ejemplo, señalaba que 80% de los reclamos por arbolado no son atendidos por la Intendencia dentro del tiempo establecido.

EB - Yo tengo una opinión distinta, pero vayamos a eso. A partir del año 2010, luego de verificar que teníamos dificultades en la gestión y que teníamos atrasos en el arbolado, hicimos primero una descentralización, con recursos, porque si no, no tendría sentido, entonces cada uno de los ocho municipios cuenta con dinero para hacer podas y tratamientos en los árboles. Ya lo están haciendo, si recorren la ciudad lo pueden ver, ha habido intervenciones en más de una zona de Montevideo. Eso es una parte de la mejora, porque a lo largo del tiempo hemos detectado que para aquellas cuestiones que son de mayor interés para los vecinos es importante tener la resolución cerca. Por eso decidimos que los municipios tuvieran esa competencia; tienen la competencia y tienen el recurso. Por otro lado, el servicio central se quedó con todo lo que refiere a avenidas y bulevares y con los parques.

Eso empezó a ayudar a mejorar. Hemos tenido múltiples conversaciones con el defensor del vecino, él nos señalaba que a principios de esta administración el arbolado tenía un retraso tan importante que de la totalidad de las demandas que recibía referidas al arbolado solo 18% se resolvía y que en este momento se resuelve el 38% de las que recibe. Quiero señalar de todas maneras que las demandas que habitualmente recibe el defensor del vecino son las puntuales. Y nosotros hacemos una mezcla, trabajamos con las demandas puntuales y con las planificadas. Porque la demanda puntual, que sin duda es absolutamente respetable, a veces consiste en la poda de un árbol que no tiene un riesgo inminente o que no está ocasionando un problema serio en el entorno, aunque haya que hacerlo.

EC - Pero mire que hay cantidad de llamados y mensajes de texto que hablan de denuncias o reclamos por árboles que los vecinos entienden que están en peligro. No son reclamos por un tema estético nada más.

EB - Por supuesto, no estoy disminuyendo la importancia. Incorporamos esas demandas a las podas masivas, porque hay un tema de rendimiento de los recursos mucho más alto si uno incorpora esas demandas a las podas. Por ejemplo, ahora en octubre estuvimos trabajando en la avenida Rivera y en la avenida Arocena en un tramo muy largo: en el caso de la Rivera empezamos en Bolivia, si no recuerdo mal, y llegamos hasta Lido, y en avenida Arocena también trabajamos en varias cuadras. Ese es el ejemplo en ese lugar, pero estamos trabajando en otros lugares de Montevideo. Tenemos que combinar la demanda puntual con la masiva. Insisto: es cierto que aún tenemos atrasos, eso forma parte de nuestro plan de trabajo.

EC - Pero mi pregunta apuntaba a si no había problemas de gestión, porque puede ocurrir que no haya un análisis cuidadoso de los reclamos de los vecinos, de cuáles son efectivamente urgentes, de cuáles hablan de una situación grave y que corresponde atender de manera individual por más que sea más caro, que no tiene sentido postergar hasta que venga el trabajo de poda en toda esa zona. ¿Eso se hace, usted tiene la conciencia de que se esté haciendo ese análisis cuidadoso, o se está postergando al barrer porque no dan los recursos?

EB - No, no se posterga al barrer, porque otra de las cosas que existen es un relevamiento del arbolado de Montevideo. Hay censos del arbolado de Montevideo, el último terminó en el año 2008, y continuamos alimentando esa información, cada árbol alineado tiene una ficha que establece con claridad cuál es su estado vegetativo, qué intervenciones se hicieron en él y cuáles son los reclamos que tenemos sobre él. Por lo tanto no digo que no se pueda mejorar, siempre se puede mejorar, pero llevamos un ajustado conocimiento de los árboles y del estado en el que están.

***

EC - Rosario, tú tenías una pregunta.

ROSARIO CASTELLANOS:
También tiene que ver con la gestión, y sobre todo con la forma de gestión. Usted ha mencionado un monto del presupuesto asignado a esto y además una forma descentralizada de atender los temas más puntuales. Pero ¿esto es objeto luego de una licitación? Porque cuando hablamos de licitaciones, los plazos son determinados y por lo general largos, entonces, ¿en qué medida no tiene la Intendencia una cuadrilla propia, un cuerpo de inspectores que esté permanentemente al tanto para no esperar un diagnóstico porque se licitó la poda de una determinada avenida? Es decir, en qué medida cada alcaldía no debería tener su personal propio de forma de resolver de un día para otro, no hacer esperar, porque puede ser muy puntual pero al vecino lo puede estar perjudicando y mucho determinado árbol.

EB - Hay un área central y otra descentralizada, pero de todas maneras con mucho gusto voy a responder. El que tengamos licitaciones no quiere decir que tengamos que esperar, porque, al igual que los municipios, tenemos licitaciones en curso en todo momento, por lo tanto cuando hay que actuar de urgencia simplemente se le indica a la empresa que está con la licitación vigente que debe actuar. En el caso de los inspectores, al igual que los municipios, tenemos cuerpos inspectivos específicos, existen técnicos jardineros e ingenieros agrónomos tanto en el área central como en los municipios que hacen un control del arbolado, y cuando además llega un expediente de reclamo inmediatamente se hace la inspección, no queda a la espera. Y si es una situación de urgencia, tampoco queda a la espera de que haya licitación. Antes de iniciar el año ya tenemos las licitaciones para ese año operativas, si no, sí, seríamos francamente deficitarios.

Lo que no tenemos son cuadrillas propias. No tener cuadrillas propias es una opción que se tomó ya hace muchos años. Es simplemente por un tema de mejor utilización de los recursos en la medida que, por el tipo de trabajo que realiza, un podador puede subir a un árbol hasta los 40 años, luego comienzan a existir problemas de equilibrio que hacen que no pueda continuar en esas tareas, por lo que si se dispone de funcionarios municipales hay que reubicarlos y no siempre es fácil moverlos dentro de su carrera. Lo que sí mantenemos en forma permanente es el personal técnico, tanto ingenieros agrónomos como técnicos jardineros. Las cuadrillas que existen son cuadrillas de Áreas Verdes, más destinadas al mantenimiento del verde, al corte de pasto. Pero en poda siempre tenemos licitaciones.

RC - Voy a repetir esta pregunta cuando tratemos el tema columnas, que es un tema de mantenimiento.

EC - Pocas horas después de lo que ocurrió con este eucalipto de Carrasco usted declaró a la prensa que admitía la responsabilidad de la Intendencia en esa desgracia. ¿Qué significa eso en los hechos?

EB - Que la Intendencia es responsable del arbolado público de la ciudad, de todo el ornato público y del arbolado en particular. Por lo tanto tenemos la responsabilidad de actuar, en este caso no lo hicimos porque no lo pudimos prever, pero vamos a llegar hasta las últimas consecuencias.

EC - ¿Qué quiere decir eso?

EB - Determinar primero qué ocurrió con ese árbol y qué medidas alternativas tenemos que tomar en el caso de otros árboles que pudieran estar en estas circunstancias. Con relación a esto último, como le decía al inicio, tomamos la decisión de buscar algo que no estaba incorporado en el protocolo, que son otras herramientas que nos permitan encontrar este tipo de enfermedades. Eso es lo que estamos haciendo. Estamos reuniendo toda la información, se va hacer una investigación administrativa en torno al tema, porque corresponde, debe quedar claro.

EC - ¿Es el propio Departamento de Acondicionamiento Urbano quien se investiga a sí mismo?

EB - No. Nosotros debemos reunir las pruebas; por otro lado solicitamos externamente el estudio de las raíces y del fuste, del tronco de ese árbol para que se determine en forma externa el motivo de la enfermedad, que es un hongo. No están terminados los informes, nos entregaron el informe a los siete días porque hubo que hacer cultivo de cepas, y ahora falta otro informe que estará dentro de 15 días, aproximadamente. Aunque estamos haciendo nuevas consultas, nos parece importante que haya más de un lugar que se exprese sobre el tema y que sea externo a nosotros.

EC - ¿Y cabe la posibilidad de sanciones?

EB - Si hecha la investigación se constata que hay que aplicarlas, por supuesto que se hacen, y no lo hacemos nosotros. Luego esa investigación la continúa la División Jurídica de la Intendencia, que es quien corresponde que actúe en casos con estas características.

EC - La Intendencia está expuesta a una demanda en lo civil que va a perder, ¿no?

EB - Si de así entenderlo los vecinos o la familia afectada establecen la demanda, nosotros vamos a actuar como corresponde, y también lo analizará Jurídica de la Intendencia.

EC - Lo que digo es que si es tan claro el caso cuesta entender que no haya responsabilidades.

EB - Lo que pasa es que cuando uno administra se analiza si hizo todo lo que estaba al alcance y que estaba establecido como forma de actuar, a partir de ahí se determina si hay o no omisión. Lo que hicimos hasta ese momento es todo lo que desarrollábamos en el arbolado público del conjunto de la ciudad.

Usted comentó una cosa que le quiero contestar brevemente, pero que está vinculada con esto. En otras zonas de Montevideo los vecinos también nos plantean dificultades con los eucaliptos, por ejemplo en la zona de Colón. En Colón tenemos alineados sobre la calle Garzón 800 árboles, de los cuales 400 son eucaliptos, y ya hemos retirado 40 de ellos.

EC - ¿Está hablando de Garzón o de Lezica?

EB - Estoy hablando de Lezica; me equivoqué.

EC - Tenemos una política que no digo que sea la mejor, pero actuamos sobre el arbolado. Todo es perfectible, además situaciones de este estilo nos deben llamar a la reflexión y nos indican que debemos mejorar, de eso no hay duda. Pero insisto en que habíamos estado trabajando permanentemente. Es más, habíamos hecho dos recorridas en esa zona, una con el Municipio y con el conjunto del equipo de gobierno cuando se inauguró el club que está allí cerca. Habíamos estado conversando sobre el conjunto de esos árboles, y sobre ese árbol en particular no hubo intervención. Hubo una fatalidad que nos duele mucho. No tenemos respuestas para la familia en ese sentido.

***

EC - Días después de la caída del eucalipto que cayó sobre un vehículo y mató a la mujer que lo conducía e hirió a sus dos hijos, se conoció que una columna del alumbrado se derrumbó sobre el pavimento de bulevar España. En este caso afortunadamente no hubo heridos, pero pudo comprobarse que se encontraba claramente herrumbrada. ¿Qué dice a propósito de este otro frente, de lo que el caso de la columna vino a dejar de manifiesto?

EB - Una alta preocupación. Ya estábamos trabajando en ese tema, el alumbrado público tiene un sistema de mantenimiento preventivo y quizás algunos vecinos hayan tenido la oportunidad de ver que ya estábamos trabajando sobre las columnas tanto de bulevar Artigas como de la rambla. Pero la ciudad tiene muchas columnas de hierro, de las antiguas columnas de hierro de los troles, que ya no existe y que vamos a tener que retirar en su mayoría. Y estamos actuando también sobre las columnas de hormigón, que también se deterioran.

En ese caso lo que puedo decir es que estábamos trabajando, lo que estamos haciendo ahora es apurar el trabajo. Teníamos ya una licitación en curso por la cual estábamos trabajando, estábamos retirando las columnas en mal estado, pintando otras, etcétera. Lo que acabamos de hacer con esta situación es ajustar el tipo de relevamiento que se hace y además contratar –que ya está operativa– una licitación que nos permita actuar con más celeridad en el cambio de columnas de la ciudad.

EC - Usted dice que se va a ajustar el procedimiento. ¿La Intendencia sabía que había que cambiar esa columna en particular?

EB - Por eso le hablé de ajustar el procedimiento. Esa columna estaba relevada, sin embargo no estaba indicado con precisión el tipo de riesgo que tenía. Por eso señalo que hay que ajustar el procedimiento. Uno tiene que tener mucho cuidado en que el tipo de tarea que se realice no pase a ser parte de una rutina en la que paso, miro pero quizás no con el detenimiento adecuado.

EC - Ese es un punto. Muchos tenemos esa sensación a propósito de este tipo de servicios de la Intendencia, que son fundamentales pero que da la impresión de que terminan haciéndose de manera rutinaria, sin considerar la gravedad de lo que está en juego.

EB - Sí.

EC - Eso es grave.

EB - Por supuesto, es muy grave. Es una de las cosas sobre las que hay actuar.

EC - Rosario en sus crónicas no sé cuántas veces en los últimos años ha manejado ejemplos de columnas en mal estado.

RC - Además también hemos hablado de la falta de cultura de mantenimiento, porque en este caso, más allá de lo que puntualmente se haga –tú hablabas de una licitación–, Montevideo debe estar permanentemente bajo inspección barrio a barrio, cuadra a cuadra, de esas situaciones. Durante años se mantuvieron hasta las columnas de los tranvías, esas ya desaparecieron, pero hay otras en la rambla, que acaban de ser retiradas, que fueron soporte de cartelería que hacía años no se usaban. ¿Eso necesitaba ser visto por una determinada empresa que licitaron, o pudo haber sido una inspección de la Intendencia que actúa de inmediato? Porque en todo trabajo de mantenimiento yo preferiría la rutina.

EC - La rutina atenta.

RC - La rutina efectiva.

EB - Quizás no me expresé con claridad. Las empresas no hacen relevamiento, los que hacen relevamiento son los propios servicios municipales.

RC - ¿Y acá no hay cuadrillas para eso?

EB - No hay para retirar, pero sí hay cuadrillas para hacer mantenimiento de otro orden y deben estar alertas para el caso de que debamos retirar rápidamente.

RC - Y por ejemplo, cuadrillas para pintar, cuadrillas para retirar todas esas columnas peludas que quedan, ¿eso no hay?

EB - Somos nosotros los que estamos pintando.

RC - Yo sé que ustedes sacan los carteles, pero así quedan después también. Y sé que hoy están pintando, pero me gustaría saber si eso es sistemático.

EB - Estamos intentando que se incorpore eso. Es cierto, no hay la sistematicidad que la ciudad merece y que merecen los ciudadanos en lo que refiere a mantenimiento. En este momento estamos trabajando en ese sentido, por eso ya veníamos trabajando antes. Ahora todas estas situaciones muy desgraciadas permiten aflorar, hablar públicamente, verbalizar esta situación que todos veíamos y que tenemos que mejorar.

EC - Usted dijo recién “no hay una sistematicidad”. Ayer cuando discutíamos este tema en la Tertulia del jueves varios de los integrantes decían “la Intendencia ha ido desatendiendo lo que son sus funciones básicas”, porque mantener en buen estado las columnas, mantener en buen estado los árboles vaya si es elemental en una intendencia. Después se podrá pensar en otras cosas, la limpieza, etcétera, pero estas son las elementales. ¿Cómo se entiende que esté pasando eso, que se desatienda lo elemental cuando el presupuesto de la Intendencia es altísimo y cuando además se mejora de manera permanente el sueldo de los funcionarios municipales, como hemos visto ahora mismo con un nuevo convenio? ¿Cómo se entiende eso?

EB - El presupuesto de la Intendencia, si bien es altísimo, no es el que necesita esta ciudad. Eso es una cuestión central a plantear, necesitaríamos bastante más dinero que el presupuesto del que dispone la Intendencia. Los recursos propios de que dispone la Intendencia están vinculados a contribución, patentes, impuestos, esos no aumentan porque el país mejore desde el punto de vista económico. Hay otros impuestos que sí están vinculados directamente con el crecimiento económico. Y esta ciudad se ha extendido mucho, si bien no tiene una enorme cantidad de habitantes sí tiene una enorme extensión en el territorio, lo que ha obligado a extender mucho todos sus servicios.

EC - La Intendencia ha tolerado esa extensión. Con el tema de los asentamientos, por ejemplo, no ha habido una política de prohibición de construir en tales o cuales lados, más bien se tiende a regularizar después, a convalidar ese crecimiento. Pero dejemos esa discusión para otro momento.

EB - Dijo una cosa que le quiero contestar porque yo trabajé en una zona periférica por muchos años y la Intendencia no toleró los asentamientos, hemos hecho múltiples denuncias sobre el tema. Pero una vez que una tierra se ocupa no solo decide la Intendencia, decide la Intendencia y decide la justicia, a veces hay desalojos y a veces no. Y por otro lado los asentamientos no solo son producto de que la Intendencia no inspeccione, los asentamientos empezaron a crecer fuertemente en la década de los 90, eso está fuertemente vinculado a una política económica que fue muy expulsiva de los ciudadanos. Lo que sí hacemos después, y también sale mucho dinero y en eso estamos trabajando, es regularizarlos y llevar infraestructura a esos lugares.

EC - Ahí se consagra un ensanche, un agrandamiento de la ciudad, por lo tanto de las necesidades de presupuesto, etcétera.

EB - Y sí, pero ¿qué haríamos con esos vecinos? ¿Los corremos? ¿Los llevamos al límite departamental?

EC - No, tantas veces se ha hablado de la relocalización, hay lugares céntricos de Montevideo que tienen toda la infraestructura ya montada y se encuentran vacíos.

EB - Es cierto; por ejemplo, lo que estamos haciendo en Goes, en este momento estamos trabajando sobre esas manzanas trayendo nuevos vecinos. Lo mismo que se está haciendo en parte de Ciudad Vieja. Pero es cierto, eso podría ser mucho más agresivo si dispusiéramos de los recursos.

EC - Usted decía que la Intendencia no tiene el presupuesto que requeriría –pese a que es alto– teniendo en cuenta las características, el tamaño de la ciudad. De todos modos, dos cosas, usted recién hablaba de problemas que no tienen que ver con el presupuesto sino quizás con la forma de trabajo, con una sistematicidad con la que no se cumple, etcétera. Y por otro lado, yendo al tema del presupuesto, ayer decían algunos integrantes de la Tertulia, por ejemplo, ¿por qué no se pasan al Ministerio de Salud Pública, a ASSE, las policlínicas de la Intendencia, un rubro del presupuesto que es discutible que tenga que manejar la propia Intendencia? O, decían algunos oyentes, por qué no recurre con más intensidad al Ejército para algunas de las tareas, las de poda de las que hablábamos hace un rato, por ejemplo.

EB - Al Ejército se recurre; de todas maneras eso se paga, no son tareas que se hagan en forma gratuita. Se pagan tanto el trabajo de los soldados como todos los insumos que se utilizan. Tuvimos la última experiencia, yo no estaba en este departamento, pero el director Espósito sí, en los años 2008 y 2009 se trabajó en poda, se hizo un muy buen trabajo, lo que no significa que sea un trabajo que no tiene costos. En este momento hay una propuesta que hicieron los señores ediles, se hicieron las consultas correspondientes y hoy está en el Ministerio de Defensa sobre la posibilidad de que un pago que debe hacer el ministerio que tiene que ver con la tasa de saneamiento sea canjeado por trabajo de poda de los soldados. Es bienvenido, pero, insisto, no es un trabajo sin costo.

Y en el caso de las policlínicas, Salud Pública está pasando la cápita que corresponde, lo estaban trabajando los compañeros del área, por la atención primaria en salud que realizan.

EC - De todos modos, van a continuar existiendo dentro del presupuesto municipal.

EB - Sí, claro.

***

EC - Hemos manejado varias preguntas que vinieron por mensaje de texto y por correo electrónico, pero los oyentes plantean hay una enorme cantidad de casos concretos. Por ejemplo, de columnas o de árboles, reclamos que están demorados, que no se atienden, que implican riesgos. Obviamente, no hemos podido mencionar todos esos ejemplos. Le paso todo ese paquete de mensajes para que ustedes puedan actuar, para que tengan la información y en la medida de lo posible se tomen medidas en esas situaciones.

EB - Se lo agradezco mucho.

Transcripción: María Lila Ltaif

Foto: archivo

Contenidos relacionados:

Video de la entrevista

Registro

Seleccionar Newsletters:
×