Uruguay cerca de tener su ley de Matrimonio Igualitario

Uruguay cerca de tener su ley de Matrimonio Igualitario

    Este año, Uruguay podría tener su ley de Matrimonio Igualitario aprobada a raíz de un proyecto de ley presentado por el oficialismo en abril de este año, que cuenta con apoyos de varias figuras del ambiente político, periodistas, y figuras del ambiente cultural.


    “Todas las personas son iguales ante la ley, no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes”, dice el artçiculo ocho de la Constitución de la República.

    En abril de este año, el diputado del Frente Amplio,  Sebastián Sabini (Espacio 609) presentó un proyecto de ley de Matrimonio Igualitario, en base al borrador presentado a todos los partidos políticos por parte del Colectivo Ovejas Negras y la Federación Uruguaya de la Diversidad Sexual (Fudis).

    La perspectiva que se tiene al respecto, es que el mismo sea aprobado este año, a pesar de ser un proyecto polémico.

    Sabini, comentó en su momento que el proyecto “hace énfasis en el matrimonio igualitario sin distinción de sexo, género o religión. La idea es permitir el matrimonio para todos y no lesionar derechos humanos de algunos sectores de la población uruguaya que hoy no pueden casarse.”

    El proyecto modifica todos los artículos del Código Civil que utilizan las palabras “marido” y “mujer”, y los cambia por la palabra “cónyuges”, “esposos” o “pareja conyugal”, de tal forma que no se diferencia ni sexo ni género como explicó Sabini, lo que “posibilita que personas del mismo sexo o género se puedan casar, incluso personas con cambio de identidad”.

    También introduce otras modificaciones a la normativa vigente, como la posibilidad que cualquiera de los integrantes de una pareja, si no tiene relación biológica con un hijo nacido dentro del matrimonio puede, al momento de inscribirlo en el Registro Civil, firmar una declaración en la que asume la parentalidad, con los mismos derechos y obligaciones de un padre o madre biológicos.

    A su vez incorpora como causal de divorcio la sola voluntad de cualquiera de los cónyuges, ya que hasta el momento sólo está habilitado el divorcio por la sola voluntad de la mujer.

    En relación al divorcio, se agrega como causal el cambio de identidad de género. Actualmente el cambio de identidad se considera una injuria.

    El proyecto, sin tomarlo como tal, considera el cambio de identidad de uno de los cónyuges un motivo suficiente para solicitar el divorcio.

    Otro de los cambios refiere al Código de la Niñez y la Adolescencia, y establece que al momento de inscribir a un hijo la pareja puede acordar el orden de los apellidos que llevará el niño, y en caso de que no logren un acuerdo, se resolvería por sorteo.

    Estas modificaciones también habilitan cambios para las parejas heterosexuales. “La esencia es que sea el mismo matrimonio para todos, es un proyecto que mantiene la universalidad del matrimonio, no es un proyecto por el matrimonio homosexual”, según consigna el portal del Colectivo, Ovejas Negras.

    Si bien con sólo los votos del Frente Amplio alcanzaría para aprobar el proyecto, el mismo recoge adhesiones de legisladores de otros partidos.

    Es el caso del senador blanco Luis Alberto Heber (Unidad Nacional), quien, si bien dijo que esperará a estudiarlo, reconoció que está “predispuesto a favor del matrimonio igualitario. No tengo ningún inconveniente de llamarlo matrimonio”.

    El diputado colorado Fernando Amado (Vamos Uruguay) manifestó que tiene una posición “muy clara”: “Tomo el tema con absoluta naturalidad, sin ningún tipo de prejuicios ni sobresaltos, y me parece algo necesario”. Amado advirtió que ésa es su posición personal y que todavía no analizó el proyecto, pero sobre el matrimonio igualitario dijo que es algo que “cae de maduro ya”. “A igualdad de deberes, igualdad de derechos”, enfatizó.

    El ex presidente  de la República, Julio María Sanguinetti, dijo el pasado jueves, en una reunión convocada por el sector colorado, Propuesta Batllista (PROBA) en la casa del Partido Colorado, que estas “son opciones liberales”.
    Se manifestó a favor del proyecto de ley impulsado por el oficialismo sobre matrimonio igualitario.

    “No creemos de ninguna manera que la familia tradicional vaya a estar herida por esta posibilidad, al revés, es gente que quiere institucionalizarse en un momento en que la familia viene disminuyendo y cada vez son más los divorcios”, aseveró el ex mandatario.Pero también hay opositores.

    Desde el Partido Independiente el diputado Iván Posada dijo estar en contra del proyecto. “Creo que realmente no se puede comparar la institución del matrimonio, reconocida en la Constitución como base de la sociedad, con lo que es una opción sexual -respetable totalmente- a la cual se le dio una salida más que conveniente por el lado de la unión concubinaria”, opinó en diálogo con el matutino La Diaria.

    De la reunión en la casa del Partido Colorado, también participó el diputado emepepista, Sebastian Sabini quien comentó en la oportunidad que aspira a que el nuevo proyecto sea aprobado en los próximos meses por la Cámara de Diputados y pase posteriormente al Senado, donde también la izquierda tiene mayoría, y “ojala logremos que se convierta en ley antes de finales de año”, afirmó Sabini.

    Desde el año 2005 Uruguay ha comenzado un camino de obtención de derechos de igualdad y los frutos son varios. La ley de Unión Concubinaria, la de cambio de sexo registral, la de antidiscriminación y la ley de adopción; son ejemplos claros de los cambios de nuestro país en la materia.

    La Ley de Matrimonio Igualitario es, quizás, el paso que le falta dar a la legislación uruguaya dentro de la agenda de temas pendientes que tiene para con la diversidad sexual.

    Cabe destacar con respecto a esto, que en los últimos 4 años nuestro país ha avanzado a grandes pasos en pro de la igualdad de derechos para las minorías sexuales.