Solicitar contraseña

×
Sociedad

Víctor Espárrago: “Uruguay funcionó como equipo a la perfección”

En 1970 la selección uruguaya de fútbol logró estar entre los cuatro mejores equipos de una copa del mundo. Cuarenta años después, la hazaña se repite. Víctor Espárrago, integrante de aquel “team celeste” de cuatro décadas atrás,destacó el funcionamiento colectivo de los dirigidos por Óscar Tabárez durante el mundial de Sudáfrica. “Fue una máquina donde todas las piezas encajaron, un equipo sólido, difícil de vulnerar”, dijo a En Perspectiva. El ex jugador calificó la actuación uruguaya como “altamente positiva” y opinó sobre lo que significa no haber podido llegar a la final. “Siempre hay una motivación, y cuando uno entra a una cancha quiere ganar, entonces se está peleando por un puesto, sea el tercero o el cuarto”.

Víctor Espárrago: “Uruguay funcionó como equipo a la perfección”


(emitido a las 9.02 Hs.)


EMILIANO COTELO:
Les propongo retroceder 40 años en el tiempo y ubicarnos en México 70.

(Audio relato gol Espárrago.)

EC - Estamos escuchando a Carlos Solé en el relato de aquel gol que Víctor Espárrago convirtió a la Unión Soviética en el alargue del partido por los cuartos de final del campeonato del mundo de México 1970.

Con ese gol la selección uruguaya clasificó a semifinales de aquel Mundial. Luego cayó ante el Brasil de Pelé, que más tarde se coronaría campeón. Aquella selección de hace 40 años fue la última en lograr lo que ahora ha logrado esta.

A partir de esos antecedentes, vamos a charlar con Víctor Espárrago, que en enero pasado asumió como director técnico del Cádiz de España, país donde está radicado desde hace años y donde también ha dirigido al Valencia, al Sevilla, al Albacete, al Valladolid y al Zaragoza.

Lo hemos ubicado en Sevilla.

Usted fue protagonista de aquella celeste que fue la última que llegó a las semifinales de un Mundial, en México 70. ¿Qué análisis hace de esta selección 2010?

VÍCTOR ESPÁRRAGO:
Altamente positivo. Hubo un tiempo prudencial para trabajar, y fruto del trabajo han sido estos resultados que ha logrado la selección nacional de la mano del maestro Tabárez. Ha sido un resultado muy bueno, yo decía ayer que Uruguay hiciera lo que hiciera ya estaba entre los cuatro mejores del mundo. Quizás a eso no se le dé importancia, pero fíjese que tuvieron que pasar 40 años para que Uruguay estuviera nuevamente entre los cuatro mejores del mundo. Que eso es decir, fíjese que quedó Argentina, quedó Brasil, Inglaterra, Italia, esos han quedado fuera. Y Uruguay, con los tres millones y medio de habitantes que somos, un poquito más, un poquito menos, hemos estado a la altura, y hoy Uruguay es nombrado a nivel mundial, eso es muy importante. El grupo ha conseguido un objetivo que era difícil de prever antes de salir de allí, y no ha defraudado, ha trabajado bien, ha sido un equipo compacto.

EC - Eso quería preguntarle, porque como usted mencionaba, esta selección se mete entre las cuatro mejores, peleándola con otros equipos mucho más potentes o de países que son potencias en el fútbol. En este mundial no terminaron brillando estrellas como Cristiano Ronaldo o Messi, y sí se ubica entre las cuatro primeras una selección como la de Uruguay cuya cara más visible es la de Diego Forlán. ¿Qué cree que tuvo Uruguay que no tuvieron esas otras selecciones llenas de estrellas?

VE - Uruguay funcionó como equipo a la perfección, fue una máquina donde todas las piezas encajaron, los engranajes funcionaron bien, no se rompió ningún dientito, entonces era un equipo sólido, difícil de vulnerar. Fíjese que antes de este partido teníamos dos goles en contra nada más, y después teníamos pegada arriba. Arriba tenemos a Forlán, a Suárez, a Cavani, a Abreu, y se supo amalgamar ese equipo con un mediocampo sólido, duro, fuerte, agresivo, que sabía cuál era su misión. Y el equipo funcionó como tal, un equipo muy junto, no jugó largo, jugaron en 35, 40 metros, todo el mundo arropadito, muy bien sincronizado, se ve que hubo tiempo para trabajar, no como en las eliminatorias. Porque me preguntaban cómo es que Uruguay tuvo dificultades en las eliminatorias y en el Mundial dio otra cara. En la eliminatoria no hay tiempo para trabajar, en el Mundial hubo 15 o 20 días para trabajar, esto es fruto de ese trabajo.

EC - ¿Y ayer en particular cómo vio a esta selección en ese partido tan difícil que implicó enfrentar a Holanda para tratar de llegar a la final?

VE - Yo lo vi bien a Uruguay, fíjese que no salían por ningún lado, no podían llegar, tenían que retrasar el balón atrás, estaban jugando en el campo de ellos, tenían todas las puertas cerradas, y fíjese por dónde sale ese tiro lejano y la mete en la escuadra, la mete en el ángulo. Ante eso ¿qué se podía hacer? Uruguay reaccionó, siguió igual, no se descompuso, siguió trabajando bien, viene el gol de Forlán, un golazo también, y después tenemos el gol que fue fuera de juego. Me decía hoy un periodista argentino que me hizo un reportaje “pero fue por poquito”, le dije: “Mire, el fuera de juego no es ni poquito ni muchito, es fuera de juego o no es”. Entonces, estaban fuera de juego, y fíjese, no les vamos a echar la culpa a ellos, pero ayuda a poner un rival, mientras no estaba quizás llegando, el partido estaba muy controlado, Uruguay estaba bien plantado, nos creaban problemas cuando Uruguay atacaba y nos agarraban un poquito la contra, pero después Uruguay estuvo muy bien, sólido, firme.

EC - Vinieron dos goles seguidos de Holanda, y alguno pudo temer, creo que más de uno de nosotros temió, que Holanda siguiera de largo, pero Uruguay se las ingenió para frenar esa goleada que pudo haber existido.

VE - Hubo un momento, esos minutitos de desconcierto fueron fatales, pienso que ahí no se terminó el partido pero nos tocó mucho ese segundo gol. Y después viene el otro enseguida, quizás un despiste, no llegamos a la jugada, llegamos un poquito tarde. Ahí fue donde tuvo los mejores momentos Holanda, y después Uruguay no se entregó, siguió trabajando, fíjese que hasta el último minuto podríamos haber empatado también. Uruguay ha hecho un gran Mundial, ya con ser cuarto hay que festejarlo como tal, o tercero, vamos a ver, y Holanda fue un equipo que tiene buenos futbolistas, pero como equipo no fue más que Uruguay; quizás pesaron algunas individualidades, y lamentablemente fíjese que cuando el partido estaba más controlado fue cuando hacen el primer gol de lejos, un zapatazo, la meten en el ángulo, ante eso no hay nada que hacer. Uruguay se repuso de eso y después el gol de fuera de juego. En fin, hubo muchas circunstancias, también la parte anímica puede haber afectado.

EC - Hablando de lo anímico, ahora jugamos el sábado por el tercer puesto. ¿Cómo es la experiencia de tener que jugar por el tercero y cuarto puestos? Usted tiene esa experiencia. ¿Es un partido que puede motivar realmente a una selección después de perder en semifinales, después de saber que no se va a poder jugar la final, que era el gran sueño?

VE - Hay motivación, mucha, porque al perder esa situación que usted dice, llegar a jugar la final, es lógico que el futbolista esté tocado, sigue tocado, pero descansa, valora todo lo que ha hecho, puede dormir tranquilo porque ha hecho todo y más por la causa, y cambia el chip enseguida, a las 24, 48 horas ya está de vuelta para la lucha.

EC - Hay quienes dicen que ese partido ni debería jugarse.

VE - No es lo mismo ser cuarto, tercero… Yo pienso que sí, en la experiencia que tuve salimos a ganar, y recuerdo que en aquel entonces erramos como cuatro o cinco goles, nos ganó Alemania con un gol de Overath, y los tuvimos ahí contra las cuerdas también. Yo erré un par de goles, Ancheta erró otro, erramos goles imposibles contra Alemania. Pero siempre hay una motivación, porque el fútbol es ilusión, es motivación, y cuando uno entra a una cancha quiere ganar, entonces se está peleando por un puesto, sea el tercero o el cuarto. Usted me dirá que si no es ser campeón… pero siempre hay algo de motivación, una ilusión, y el futbolista cuando entra a un campo de fútbol quiere ganar. Quiere ganar, y aparte estamos representando a un país que tiene que estar agradecido a estos chicos, porque han hecho un Mundial sensacional. Nadie esperaba, ni el más optimista, este resultado que ha tenido Uruguay, entonces tenemos que agradecer, disfrutar, y esta gente tiene que tener un gran recibimiento cuando llegue a Montevideo.

EC - Graziano Pascale quiere hacerle una pregunta.

GRAZIANO PASCALE:
Simplemente, escuchándolo, una reflexión: se puede repetir el partido que ustedes jugaron en México por el tercer puesto, porque Alemania puede perder hoy y puede repetirse la revancha, ese Alemania-Uruguay del 70.

VE - Sí, otra vez, si España gana; España también la tiene complicada porque Alemania está fuerte.

GP - Los españoles ya les ganaron a los alemanes por la Copa Europa.

VE - Sí, con gol de Torres, pero esta es otra Alemania, esta Alemania está fuerte. Incluso aquí no se quería ir a una final con Uruguay, preferían Holanda a ir a una final con Uruguay. Eso dice mucho de Uruguay. Quizás se repita ese tercero y cuarto puestos, se reedite lo del 70.

GP - Ir por la revancha.

VE - Un abrazo para todos los oyentes, y que los uruguayos disfrutemos de esto, que somos muy pequeñitos, que demográficamente hay países impresionantes, que nos llevan una ventaja impresionante, y nosotros seguimos ahí. Como buenos uruguayos, pocos pero buenos. Y que le den un buen recibimiento a esta gente que se la merece, y hay que disfrutar que nos han dejado el pabellón bien alto.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Foto: web.cadizcf.com

Registro

Seleccionar Newsletters:
×