Pekín

China investiga mercado negro de placentas humanas

Ilustración.. EFE
Ilustración. EFE

Las autoridades de Pekín comenzaron a investigar varios servicios obstétricos y de maternidad en la capital acusados por el diario Beijing News de participar en un mercado negro de placentas humanas, informó el portal televisivo CGTN.

La Comisión de Salud y Planificación Familiar de Pekín inició las pesquisas para averiguar si las filtraciones publicadas este domingo en el reportaje de Beijing News son o no ciertas.

Según el diario, los traficantes pueden obtener una placenta por 400 yuanes (58 dólares o 52 euros) directamente en el Hospital Obstétrico y Ginecológico de Pekín y dobla su valor al procesar y empaquetar el órgano.

Una vendedora, identificada como Li Ping, aseguró a Beijing News que podía conseguir dos o tres placentas diarias -de cada una de las cuales se pueden sacar hasta 112 píldoras- y obtener unos ingresos mensuales de hasta 100.000 yuanes (14.500 dólares, 12.900 euros).

Las píldoras se comercializan por 10 yuanes (unos 1,4 dólares, 1,3 euros) cada unidad.

Sin embargo, la dirección del centro hospitalario desmintió que haya responsables del tráfico ilegal entre su personal y destacó que están cooperando con la policía para resolver la situación.

La placenta humana solo puede entregarse a la mujer que ha dado a luz y, en caso de ésta prefiera donarla o desecharla, es responsabilidad del hospital conservarla y asegurarse de que no se trafica con ella, según una regulación aprobada por las autoridades sanitarias en 2005.

Entre los problemas que pueden derivarse de la ingestión de una placenta de origen desconocido está el riesgo de que porte algún virus de enfermedades como la hepatitis B, el sida o el sífilis.

Comerse la propia placenta tras dar a luz es una tradición con más de 2.000 años de historia en China, donde se cree que ayuda a prevenir el envejecimiento, entre otras propiedades curativas para las mujeres.

Sin embargo, el vademécum de la medicina tradicional china la excluyó de su última versión, publicada en diciembre de 2015, aunque sigue siendo legal conseguir medicinas hechas con placenta en farmacias registradas. EFE

Registro

Suscripciones:
×