según informe

Uruguay tiene la menor tasa de mortalidad materna de América Latina

Uruguay tiene la menor tasa de mortalidad materna de América Latina
Javier Calvelo/adhocfotos

El Ministerio de Salud presentó un informe que detalla las tendencias demográficas de Uruguay, que se destaca por tener la menor tasa de mortalidad materna de América Latina y el Caribe, sólo por debajo de Estados Unidos y Canadá.

Así lo resaltó también la subsecretaria de Salud, Cristina Lustemberg, durante la presentación del documento, titulado "Tendencias recientes de la fecundidad, natalidad, mortalidad infantil y mortalidad materna en Uruguay", en un acto que se realizó en la sede del Ministerio.

Según los datos del informe, en 2016 murieron ocho mujeres, cifra menor a la registrada en 2015, cuando fueron once los casos.

"Uruguay viene en los últimos años en un descenso claro en la tasa (de mortalidad materna)", señaló la Lustemberg, que además aseguró que el país cuenta con una "fiabilidad muy grande" en cuanto a los datos sobre esta temática.

Por otra parte, las autoridades presentaron el total de nacimientos en el país, cifra que disminuyó de 48.926 en 2015 a 47.049 en 2016.

En este sentido, la subsecretaria indicó que esos 1.877 nacimientos menos son el producto de la "disminución de la fecundidad de las mujeres en varios grupos de edad", pero "especialmente" entre las adolescentes.

Concretamente, los embarazos de mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años cayeron de 7.371 en 2015 a 6.575 en 2016.

Pese a esta caída, el país continúa con "cifras muy altas de embarazo" en esa etapa de la adolescencia.

Según explicó Lustemberg, se trata de un problema que afecta tanto a Uruguay como al resto de la región y el mundo.

"Es la punta del iceberg de muchísimas inequidades desde el punto de vista de la vulnerabilidad social. Para nosotros este es un problema de política pública", aseguró la jerarca, que además añadió que se trata de una de las prioridades de la Secretaría de Estado que integra.

En este sentido, dijo que el combate al embarazo no intencional de las adolescentes es uno de los objetivos sanitarios del MSP y uno de los compromisos asumidos de cara al 2020.

En tanto, Lustemberg también se refirió a los embarazos en niñas de 10 a 14 años, que fueron 123 en 2016, uno más con respecto al año anterior.

"Casi el 100 % de estos embarazos son productos de situaciones de abuso o de explotación sexual. Realmente este es un indicador en el que tenemos que trabajar muchísimo", subrayó.

Según detalló, tres de cada cuatro mujeres que tuvieron hijos entre los 10 y los 19 años se desvincularon de forma temprana del sistema educativo.

Lustemberg señaló que en 2016 se registraron 9.500 casos de interrupciones voluntarias del embarazo, unos 140 casos más que en 2015.

Pese a este aumento, la subsecretaria de Salud aclaró que "el descenso en los niveles de nacimiento no está vinculado a un aumento de la interrupción voluntaria del embarazo".

"Bajo ningún concepto tiene una incidencia estadística", apuntó Lustemberg.

Registro

Suscripciones:
×