Sistema uruguayo de oftalmología "es muy bueno"

Sistema uruguayo de oftalmología "es muy bueno"

    El pasado 25 de julio el Hospital de Ojos “José Martí”, ubicado en uno de los pabellones del Hospital Saint Bois, concretó la intervención número 50.000. En diálogo con El Espectador, el jefe de la brigada de médicos cubanos, Oreste Mariño, contó en detalle cómo trabaja su sector, bajo qué criterios y cómo ha sido la adaptación a los códigos de los procedimiento locales.

    El Hospital de Ojos tiene como antecedente la “Operación Milagro”: Uruguay aportó la estructura edilicia y los recursos humanos; Cuba proporcionó la tecnología y el personal capacitado para su manipulación y capacitación de los técnios locales.

    Mariño, nacido en Holguín, se sumó a la brigada de médicos cubanos en enero de 2013, en calidad de cirujano y jefe del cuerpo.

    “La oftalmología ha dado un salto muy grande en los últimos 10 años”, indicó. Sus causas, según comentó, se deben al desarrollo de la informática, la cibernética y la ingeniería.

    Consultado sobre la estadía de los expertos cubanos en el país, el convenio alcanzado entre Uruguay y Cuba establece que los médicos permanezcan dos años (aunque puede extenderse un año más).

    Por el momento, hay 22 colaboradores: seis especialistas en oftalmología, un anestesista, dos especialistas en medicina general y el resto del personal “complementan el equipo” (tareas de enfermería, ingeniería, entre otras cuestiones).

    Las operaciones de cataratas son las principales intervenciones “por su alta incidencia en el país”. “Es complicado porque si uno analiza hoy por hoy lo que es la población uruguaya, es la segunda más envejecida del continente; la catarata senil es la principal causade la catarata”, completó.

    Sin embargo, hay otro tipo de servicios: cirugías retroactivas, tratamiento de patologías de párpados y vías lagrimales, especialidad de retina y oftalmología general (atención en policlínicos).

    Según estimó Mariño, “el hospital recibe entre 200 y 250 personas al día (…) y un promedio de 30 cirugías diarias”.

    El trabajo conjunto y la vinculación entre expertos cubanos y oftalmólogos locales, opinó Mariño, “es bastante buena; pese a las diferencias de conceptos y sistema, nosotros tenemos que respetar las normas y protocolos establecidos (…) y hemos tratado de fomentar el trabajo en equipo”. “Estamos en una condición inmejorable en la relación”, sentenció.

    Sobre el sistema uruguayo, agregó, “creemos que es muy bueno”.