Salud

Descubrimiento permitirá neutralizar el virus del Sida

Un equipo de investigadores del Imperial College de Londres y de la Universidad Johns Hopkins de los Estados Unidos han encontrado una manera de prevenir que el virus del Sida dañe el sistema inmunológico. Los resultados de este estudio de laboratorio fueron publicados en la revista especializada Blood.

Descubrimiento permitirá neutralizar el virus del Sida

El hallazgo tendrá importantes consecuencias para el desarrollo de una vacuna contra esta enfermedad que mata a 1,8 millones de personas al año en todo el mundo y que es la tercera causa de muerte en los países más pobres.

La investigación de este grupo binacional muestra que el VIH no puede dañar el sistema inmunológico si se elimina el colesterol de su membrana. Al infectarse una persona, la respuesta inmunológica del cuerpo provee una defensa inmediata. Pero el VIH hace que el sistema inmunitario innato reaccione exageradamente lo cual debilita la siguiente línea de defensa, es decir, la respuesta inmune adaptativa.

El nuevo estudio probó que, eliminando el colesterol de la membrana que rodea al virus se evita que éste desencadene la respuesta inmune innata. Este hecho llevó a una mayor respuesta de adaptación, orquestada por las células inmunes llamadas células T. Estos resultados reafirman de paso la idea de que el VIH sobreestimula la respuesta innata y debilita el sistema inmunológico.

El doctor Adriano Boasso, autor principal del estudio, explica: "El VIH es muy astuto, evade las defensas mediante la activación de respuestas exageradas que dañan el sistema inmunológico. Esta puede ser la razón por la cual el desarrollo de una vacuna ha demostrado ser tan difícil. La mayoría de las vacunas utilizan la respuesta adaptativa para reconocer al invasor, pero es difícil que esto funcione si el virus desencadena otros mecanismos que debilitan la respuesta de adaptación".

El VIH forma su membrana a partir de la célula que infecta. Esta membrana contiene colesterol -no está conectado con el de la sangre-, que ayuda a mantener la fluidez, permitiéndole interactuar con ciertos tipos de células.

Al aparecer el virus, un subconjunto de células inmunes -las "dendríticas plasmacitoides"- lo reconoce y reacciona de inmediato produciendo moléculas de señalización: los interferones. Éstas activan a su vez procesos que inicialmente son útiles, pero que dañan el sistema inmune si está activo durante demasiado tiempo.

El estudio realizado ahora demuestra que si se elimina el colesterol de la membrana del VIH, las células dendríticas plasmacitoides no se activan. Como consecuencia, las células T, que orquestan la segunda línea de defensa del organismo -respuesta adaptativa- pueden luchar contra el virus de manera más eficaz.

Para eliminar el colesterol, los investigadores utilizaron concentraciones de beta-ciclodextrina, un derivado del almidón. Con altos niveles de beta-ciclodextrina crearon un virus no infeccioso que no pudo activar las células dendríticas plasmacitoides, pero que fue reconocido por las células T.

Boasso y sus colaboradores están ahora abocados a la tarea de desarrollar una vacuna a partir de este virus inactivo.

Registro

Suscripciones:
×