COSECHANDO AMIGOS - ROMPKBZAS

Susana y Leonardo

Susana y Leonardo
©AdhocFotos

    La ausencia de sentido republicano en el manejo de la cosa pública que revelan algunos parlamentarios es algo más que preocupante.

    Por ejemplo: la diputada Susana Pereyra (MPP) calificó como  “patética”, “mala leche” y “bastarda” una investigación del semanario Búsqueda que reveló sus vínculos con empresarios del juego. Pero enseguida confirmó casi en su totalidad lo afirmado en el informe.

    Hoy en el programa Así nos va de la colega Radio Carve, Pereyra relató que le solicitó colaboraciones a los propietarios de los slots para diversas instituciones. A  su entender esto se enmarca en las actividades de “responsabilidad empresarial”.

    Desde Presidencia y el Ministerio de Economía y Finanzas se ha calificado como “delictiva” la actividad de los “maquineros”.  Pero para Pereyra la “prohibición de las maquinitas no va a andar”, y en cambio entiende que lo que se debería hacer es regularlas. Yo estoy en contra del juego – dijo y agregó - el juego es una realidad. Trato de pensar en regularizarlo”. A su entender, el Estado está “perdiendo de recaudar una cantidad de plata” por no definir un marco regulatorio de esta actividad. Reclamó legalizarlas “porque son una industria que emplea a 10 mil personas en Uruguay”.

    Por su parte el Ministro del Interior Eduardo Bonomi (esposo de Pereyra) afirmó que “los maquineros no tienen nada que ver con mi grupo político”.

    En tanto el senador Leonardo De León luego de prestar declaración en Crimen Organizado sobre su gestión en ALUR y el uso de tarjetas corporativas, calificó como “carroñero” a su par del Partido Independiente, Pablo Mieres.

    Justificó el haber pagado un premio de un millón de dólares a la empresa Abengoa “por haber terminado la obra 40 días antes del plazo estipulado” y agregó que eso “permitió una ganancia de 8 millones de dólares”.

    Interesante, si no fuera que por los informes de Ancap sabemos que desde su inauguración en el 2014 y hasta el año pasado ALUR solo dio pérdidas.

    Vale recordar que ALUR tiene en sus depósitos de Capurro un equipo de riego que fue comprado para Bella Unión. Costó unos US$ 600 mil y permanece "embalado". Discuten su venta. También perdió la inversión de unos 700.000 dólares en una micro destilería usando boniatos y que ahora planea venderla. La planta ubicada en Artigas había sido inaugurada en el 2014

    El senador De León afirmó ayer que no existen las misiones oficiales en ALUR porque es una empresa pública que funciona bajo derecho privado.

    Aunque el 91% de ALUR es propiedad de Ancap, quién tuvo que recapitalizarla en varias oportunidades y su déficit es parte importante de los 900 millones de pérdidas que tuvo ANCAP hasta el año 2015.