COSECHANDO AMIGOS - ROMPKBZAS

Ir por lana y salir esquilado

Ir por lana y salir esquilado
©Efe/AdhocFotos/INC/Presidencia

    La web de presidencia desbarrancó publicando la situación que tiene con Colonización el pequeño productor Gabriel Arrieta. Y digo desbarrancó porque la información difundida no persigue el interés público sino que es una evidente represalia contra Arrieta quién el día anterior había mantenido un altercado público con el presidente Tabaré Vázquez.

    En esa jornada de lunes, Arrieta se equivocó. Pero también el presidente. Aunque con una diferencia no menor. Arrieta es un hombre de campo, que cuenta con muy escasos recursos, que puede trabajar esa tierra porque tejió una red de amistades por la cual los vecinos le prestan maquinaria y le fían insumos. Ahí en ese campo está desde el 2008.

    ¿Justo ayer a presidencia se le ocurre difundir su situación?

    Arrieta no tiene plata, ni en el banco ni en Panamá. Solo quiere trabajar. Pero tuvo la mala suerte que esa tierra, cercana a la zona costera de Kiyú - San José, ahora vale mucho para ser loteada.

    Si el Instituto Nacional de Colonización hubiera actuado siempre correctamente, tal vez podría entenderse de otra manera la situación.

    Pero en esta columna del 21 de octubre del 2016 revelábamos como actuaba el INC cuando no se trataba de pobres.    

    El 13 de octubre de ese año el semanario Búsqueda informó que el gobierno había firmado un decreto por el cual unos 100 colonos que no cumplen con la ley perderían su calidad de tales. El semanario menciona entre ellos a los intendentes Enrique Antía (Maldonado), Pablo Caram (Artigas), Fernando Echeverría (Flores) y el senador nacionalista Álvaro Delgado.

    Antía es colono hace 36 años y de hecho jamás vivió en ese campo de 47 has. ubicado a pocos kilómetros de Aiguá. Algo que él reconoce. Tampoco estaba al día con los pagos a realizar. Hoy la renta que paga es de algo más de 36.000 pesos por semestre (seis mil pesos por mes). Pero hay dos resoluciones del Instituto Nacional de Colonización - Nº 40 -expediente Nº 2009-70-1-59975 del 21 de mayo del 2013 y la Nº 9 del acta Nº 5189, del 11 de febrero de 2014 – despojándolo del campo y asignándolo a un nuevo colono. Pero Antía jamás se fue.

    El jueves 20 de octubre  el intendente de Maldonado se despachó. En una entrevista realizada por la periodista Daniela Mesón para el informativo de TNU, dijo: “Si usted lo pone en televisión, le voy a contar algo que jamás dije en público”.

    Y entonces relató que cuando era senador (2005-2010) y enterado de “todo un movimiento para despojarme de ese campo, le pedí una entrevista al entonces ministro de Ganadería, José Mujica. El me la dio y me preguntó si podía estar otra persona en la reunión. Ese día le expliqué lo que pasaba y Mujica me dijo que conmigo estaba todo bien, que tenía mi carpeta allí y estaba todo en orden”.

    Entonces esa otra persona que estaba en el despacho del ministro le dijo: “Vos te equivocaste, deberías haber hecho como yo que cuando me nombraron puse el campo a nombre de mi mujer”. Antía dijo rechazar ese procedimiento. Pero cuando la periodista le preguntó ¿quién era ese hombre? Antía contestó: “era el entonces vicepresidente del Instituto de Colonización”. ¿Su nombre?, preguntó la colega….”averígüelo usted”, fue la respuesta.

    Yo lo averigüe, pero no gracias al INC que jamás me contestó

    Marco Humberto Vera Díaz, colono en la fracción número 5 de 147 hás. en la colonia Ing. Agrónomo Augusto Eulacio en el departamento de Soriano, lugar de nacimiento de Vera, era el vicepresidente del INC desde el año 2005 acompañando la presidencia de Gonzalo Gaggero. Poco antes había pasado la titularidad del campo a nombre de su esposa Elena Pacaluk.

    Algo absolutamente irregular de acuerdo a las normas y para peor con conocimiento pleno del entonces ministro de Ganadería, José Mujica. Lo que también permite abrir la sospecha acerca de cierta arbitrariedad en los procedimientos.

    Vera es un íntimo amigo del luego Presidente de la República, tanto que en algunas giras presidenciales Mujica pernoctó en su casa. Integra el MPP y su nombre estuvo en su momento propuesto como candidato a la intendencia de Soriano. En el 2010 dejó el INC. Luego por resolución P/2272 de la Presidencia de la República del 24 de abril del 2013 se lo nombró como “responsable de las Unidades Productiva y de Bosques y Parques del Establecimiento Presidencial de Anchorena”. Pero al final de ese año la Auditoría interna de la Nación estableció graves irregularidades administrativas constatadas en la estancia presidencial.

    “El establecimiento carece de una administración integrada y un adecuado sistema de control y supervisión, que le impide optimizar la gestión de sus sistemas de producción, conocer y aumentar su rentabilidad, lograr un crecimiento sostenido en el tiempo y avanzar tecnológicamente”, señala la AIN.

    Y agrega: la administración de fondos por los conceptos que recauda no se encuentra sujeta a controles externos de los organismos correspondientes. El Jefe del establecimiento dispone de los mismos, ordenando los gastos sin contar con la delegación competente y ejecutando sin seguir en ningún caso los procedimientos formales de contratación. En lo que respecta a la producción ganadera (bovinos): se destaca el buen estado del rodeo y un correcto manejo de los animales. Sin embargo la gestión no es eficiente, dado que en muchos casos los precios de venta fueron inferiores a los del mercado, se efectuaron ventas motivadas por necesidades financieras y el nivel de mortandad declarado es más del doble que el esperado para el sector.

    Asimismo el 35% de los animales recontados no contaban con la caravana de trazabilidad, lo que expone al establecimiento a multas y vulneran la imagen y prestigio del mismo, teniendo en cuenta el estatus de la carne logrado a nivel internacional gracias a la misma”.

    En relación a la producción agrícola, el informe de la Auditoría expresa: “Si bien se observa una adecuada utilización de las chacras y un correcto estado de desarrollo, tanto en las pasturas como en la agricultura propiamente dicha, existen debilidades de control en lo que refiere a lo cosechado, vendido y cobrado. No existe contrato formal con el medianero, ni se han analizado otras alternativas de contratistas y formas de fijar la ganancia y el pago, que permitan asegurar la eficiencia del rubro”.

    Por qué razón Mujica mantuvo a un colono que violó las normas y lo reconoció en su presencia y por qué, aún así, lo nombró y mantuvo en otro cargo en el que se constataron tamañas irregularidades, sólo podría explicarse por razones de amistad o pertenencia política. Que no parece ser la mejor forma de administrar los bienes del Estado.