COSECHANDO AMIGOS - ROMPKBZAS

Diputada Pereyra hace lobby para una actividad que el MEF considera delictiva

Diputada Pereyra hace lobby para una actividad que el MEF considera delictiva
©AdhocFotos

    El semanario Búsqueda publica hoy un informe a propósito de las máquinas tragamonedas barriales y en el que una vez más se vincula a Jorge “Jorgito” Rivero, un ex barrabrava de Peñarol, con la diputada Susana Pereyra (MPP) esposa del ministro del Interior Eduardo Bonomi.

    “Son las siete de la tarde del sábado 24, el día es espléndido y 10 personas están encerradas en el pequeño local ubicado en José Batlle y Ordoñez y Héctor Miranda, en la ciudad de Canelones; siete son clientes que alimentan las máquinas billete tras billete, una es la dependienta y dos son periodistas de Búsqueda.

    En la fachada no hay un cartel que anuncie de qué va el negocio y una cortina apenas deja ver su interior. Para entrar hay que tocar timbre. Una joven abre con llave, deja pasar clientes y vuelve a cerrar. Sobre una mesa, un monitor permite ver las cuatro cámaras de seguridad. En ese local hay máquinas tragamonedas y un baño en el que solo está permitido orinar. Nada más. No es un bar ni un almacén que sumó algunos slots para que los parroquianos dejen algo más de dinero. Parece un minicasino”, dice el semanario al comienzo del informe.

    Luego relata todas las vicisitudes que han vivido tanto el presidente, como los ministros y varios legisladores que han intentado oponerse al funcionamiento de los tragamonedas.

    El ministerio de Economía y Finanzas considera que se trata de “una actividad delictiva” pero a la vez reconoce que no hay norma legal que la prohíba.

    Por eso la asociación que nuclea a los “maquineros” recurrió  a “Jorgito” , también maquinero, para que ejerciera su poder de lobby ante la diputada Pereyra.

    Búsqueda afirma que “solo entre abril y noviembre del 2016, el Jorgito ingresó al menos 14 veces al edificio anexo del Palacio Legislativo para ir al despacho de Pereyra, según supo Búsqueda. Las visitas continuaron también en 2017, al menos en dos ocasiones, aun después de que la relación entre ambos desatara un debate político durante una interpelación a Bonomi”.

    Y agrega: “Mientras se daban esas discusiones en el Parlamento, el vínculo entre los maquineros y Pereyra daba frutos. Los principales dueños de tragamonedas barriales concurrieron a una cena en un club de Ciudad de la Costa, que requería el pago de un ticket de US$ 100 y se sentaron con la diputada, el ministro Bonomi y dos integrantes del Ministerio del Interior (ver foto). Fuentes que participaron en esa actividad dijeron a Búsqueda que fue en el marco de la campaña de Sánchez en el Frente Amplio”.

    La pregunta obvia sería: ¿una actividad considerada delictiva por el MEF contribuyó para que la diputada Pereyra lograra un sillón en diputados?