De Posadas: "Sanguinetti se portó muy mal con el gobierno de Lacalle"

De Posadas: "Sanguinetti se portó muy mal con el gobierno de Lacalle"

    "Las empresas públicas son un fenómeno de otra época, en el siglo pasado uno podía discutir que servían para proteger los intereses del país. Hoy en día es insostenible. Básicamente los efectos que producen los monopolios estatales son o fiscales, que es lo que estamos viendo ahora con la utilización de las empresas para recaudar, o los beneficios sectoriales para las corporaciones que están a la sombra de los monopolios” dijo a La Mañana de El Espectador, el abogado Ignacio de Posadas, exministro de Economía entre 1992 y 1995, a 25 años del referéndum que derogó varios artículos de la Ley de Empresas Públicas.

    "Más allá del plebiscito, del referéndum en contra de la ley, donde cometimos algunos errores políticos, las cosas que sobrevivieron todavía están", manifestó el exlegislador nacionalista.

    "La izquierda con gran habilidad nos dio vuelta el argumento diciendo que estábamos vendiendo las joyas de la abuela, eso hizo mucha fuerza en la campaña, a lo que luego se subió al carro Sanguinetti, viendo los réditos políticos que podía sacar", añadió.

    El abogado opinó que el expresidente de la República, Julio María Sanguinetti, "se portó muy mal con el gobierno de (Luis Alberto) Lacalle", y recordó la situación que se generó en la última Rendición de Cuentas del gobierno nacional: "habíamos hecho mucho hincapié en equilibrar las cuentas públicas, bajar un déficit que en el comienzo del gobierno estaba en seis puntos del producto, algo descomunal, con una inflación que llegó al ciento treinta y pico por ciento. Veníamos bajándolo, y en el tercer año dimos superávit fiscal. En la Rendición de Cuentas del cuarto año, empezaron a inflarnos el gasto en el Parlamento, manijeado por legisladores del Partido Colorado, y terminamos dando un déficit mucho más de lo que era bueno para el Uruguay, eso lo hizo a ojos vistos".

    Contó que cuando se generó esta situación, se fue a visitar a Sanguinetti para "que pare con esto, porque era un daño para el país, y le dije: usted cree que va a ganar las elecciones y quiere ser presidente, yo voy a hacer lo posible para que no lo sea, pero todo este gasto que está aumentando lo voy a atajar lo máximo que pueda, pero lo voy a soltar al final, o sea que le va a pegar el grueso al gobierno siguiente, o sea a usted si cree que va a ganar. Me dijo una cosa que no voy a olvidar: ustedes no entienden al Uruguay, solo dos inmaduros como Luis Alberto Lacalle y Jorge Batlle se les ocurre cambiar el país", relató el exministro.

    "El Partido Colorado estaba dividido en cuatro sectores, Pacheco que hizo una oposición súper leal, que cuando tenía objeciones era con temas de fondo y demás, y que fue transparente. Millor en la otra punta que no le interesaba nada y estaba en contra, y luego en el medio, un juego de pinzas muy difícil, que era Sanguinetti con un pie en el muelle y otro en el bote, permanente, y Jorge (Batlle) con ese estilo que tenía, jugaba en la otra punta", enfatizó.

    "Estamos quedando cada vez más atrás en el funcionamiento del mundo, porque estamos aferrados a cosas que dejaron de estar vigentes a mediados de los cincuenta. (…) El libre comercio favorece a las sociedades, y mejora las condiciones económicas. Si son sociedades chicas mucho más. Sostener que acercarse a la Alianza del Pacífico es aproximarse peligrosamente al abrazo del imperialismo americano, son cosas de otra época", agregó el abogado.

    El entrevistado analizó el futuro económico del país, sobre el que expresó: "la economía que parecía que se iba a enfriar mucho, en determinado momento paró de caer y está repechando, todo indicaría que en los próximos dos o tres años vamos a tener un crecimiento, no muy espectacular, pero crecimiento al fin, pero lo curioso es que eso se da simultáneamente con una caída de la inversión y del empleo, lo que augura que en el mediano y largo plazo no va a aguantar".

    Por otro lado, Posadas expresó que está "totalmente fuera de la política" y que ya no mantiene ninguna actividad aunque expresó que sigue con su afinidad hacia al Partido Nacional.

    "El gobierno está muy mal. El desgaste que está teniendo es muy grande. Es muy posible que lo que ocurra sea que el Frente va a perder las elecciones más que la oposición vaya a ganarlas. El resultado electoral es el mismo, pero las consecuencias no. Me da la impresión que es el escenario más factible", enfatizó Posadas.

    Sobre la situación del intendente de Soriano, Agustín Bascou, acusado por haber comprado combustible para uso de la comuna en una estación de servicio de su propiedad, el exministro dijo que "es un hecho híper menor, que no va a sacudir la raíz de los árboles", pero que daña la imagen del Partido Nacional. En su opinión, esto se hubiera evitado si Bascou "hubiera hecho un pequeño sacrificio".