Entrevista en La Mañana

Las razones por las que el PN se retiró del Congreso de Educación

Pablo da Silveira, asesor del Partido Nacional. Foto: Julieta Añon/ El Espectador
Pablo da Silveira, asesor del Partido Nacional Foto: Julieta Añon/ El Espectador

El Partido Nacional (PN) se retiró de la Comisión Organizadora del Tercer Congreso Nacional de la Educación, que se desarrollará a fines de noviembre, por el rechazo de varias de sus propuestas para un mejor funcionamiento de la misma. Esto deja al descubierto las dificultades que tienen el gobierno y la oposición para trabajar en políticas de Estado.

El director del Programa de Gobierno de la Educación en la Universidad Católica y asesor del PN, Pablo da Silveira, dijo a La Mañana de El Espectador que "la educación tiene problemas urgentes, a los que hay que tratar de responder cuanto antes", pero que a pesar de esto, en las instancias anteriores "se habló mucho sobre dinero, de poder, pero muy poco de educación".

Agregó que en el segundo gobierno de Tabaré Vázquez "no hubo ninguno de los cambios que la educación uruguaya necesita. Vázquez repite el total divorcio entre lo dicho y lo hecho, que ya había ocurrido en el gobierno de (José) Mujica. Sí hubo cambios fuera del gobierno. Hoy como nunca tenemos una consciencia en la opinión pública que tenemos problemas graves y que hay que resolverlos en plazos breves".

"Vamos a tener que esperar hasta el final de este gobierno, y a que se elija otro gobierno en 2019, para que recién ahí empiece a haber cambios grandes", sentenció.

"Tenemos una evaluación muy negativa de las dos primeras ediciones del Congreso de Educación", manifestó el entrevistado.

"Creemos que es campo fértil para que aparatos organizados hagan su trabajo ahí adentro y obtengan las declaraciones que están buscando", expresó da Silveira.

También indicó que presentaron siete propuestas "de las que se aceptó solamente una y media", pero además, "demoraron casi un año en incorporarlo al orden del día". La recomendación completa que aceptó la comisión organizadora del Congreso fue la presentación de un diagnóstico de la situación de la educación en el país, por parte del Instituto Nacional de Evaluación Educativa.

La segunda propuesta que se aceptó "en parte" fue que, justo con el desarrollo del Congreso se instale una feria de "experiencias educativas innovadoras, donde gente que está en cosas interesantes en distintos lugares, pueda mostrar lo que hacen", explicó da Silveira.

El experto contó las otras cinco recomendaciones que presentó el partido, que "fueron rechazadas en bloque, de forma abrumadora". Entre las más importantes destacó la propuesta de que, durante toda la sesión plenaria del Congreso, la mesa estuviera presidida por un legislador, de forma rotativa, que sea un integrante de alguna de las dos Comisiones de Educación del Parlamento. Esto como forma de "mandar una señal clara que el tema educativo es un tema ciudadano y que las respuestas de fondo tienen que provenir de los representantes de la ciudadanía", aclaró.

Otra de las propuestas que rechazó el gobierno fue el cambio la fecha del Congreso para febrero para que no interfiriera con el año electivo.

Destacó que existen luchas por el poder, donde "básicamente hay dos tipos de pujas. La de los representantes de las corporaciones y la de los representantes de los ciudadanos. Creo que de los peores cambios que trajo la ley de Educación aprobada durante el primer gobierno de Vázquez fue que corrió el centro de gravedad hacia el lado corporativo. También hay pujas dentro del oficialismo, ya que algunos están de acuerdo con los sindicatos, mientras otros intentan mantener distancias, pero la cancha quedó muy flechada", manifestó.

Antes de que el PN se retirara, esta decisión la tomó la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y la Asamblea Técnico Docente de Primaria. Por otro lado, el Partido Independiente y Unidad Popular, desde un primer momento, habían rechazado participar en el congreso, argumentando que no estaban de acuerdo con el funcionamiento de los anteriores. Por ello, el Partido Colorado es la única colectividad opositora que sigue presente.

Da Silveira mencionó que además "hay una situación complicada con Fenapes, porque hay una coincidencia de fechas, ya que en la fecha de la sesión plenaria final del congreso y una reunión nacional de Fenapes van a funcionar el mismo día, y ninguna de las dos partes buscó otra fecha, por lo que la participación de Fenapes es una incógnita".

El Congreso es un órgano asesor, según la ley, por lo que las decisiones que emane de este, no son obligatorias. Sobre esto, el entrevistado explicó que hay organizaciones que quieren darle un carácter vinculante al congreso, para que "las decisiones que se tomen en el Congreso mandaten al gobierno o al Parlamente. Es una idea estrafalaria", opinó.

Escuche la entrevista de La Mañana:

Registro

Suscripciones:
×