SUENA TREMENDO

Pasquet advierte por desigualdad entre Fiscalía y Defensa Pública con el nuevo código

Ope Pasquet, diputado colorado / . El Espectador, Enzo Adinolfi
Ope Pasquet, diputado colorado / El Espectador, Enzo Adinolfi

El diputado colorado Ope Pasquet explicó en Suena Tremendo algunos de los reparos que mantiene con el nuevo Código del Proceso Penal (CPP) que comenzará a regir a partir del miércoles próximo. Durante su discusión en la Cámara de Representantes, el legislador opinó que era necesario postergar su entrada en vigencia para el mes de febrero. Si bien reconoce que “es un avance muy importante”, opinó que con las últimas modificaciones introducidas “quedaron cabos sueltos”. En particular, se mostró preocupado por las garantías a la hora de determinar la prisión preventiva de un eventual acusado, y el momento previsto por el proceso para diligenciar la prueba.

A partir del 1º de noviembre empezará a regir el nuevo CPP. Sin embargo, Pasquet propuso en que la entrada en vigencia de la normativa se postergue hasta febrero para poder estudiar con más detenimiento algunas de las modificaciones que se le introdujeron en la última etapa. En relación a esto, en entrevista con Suena Tremendo, se preguntó “¿por qué tanto apuro? Si vamos a hacer el cambio más importante del país, damos vuelta el sistema como una media, pasamos del inquisitivo al acusatorio, ¿qué diferencia hay entre pasar del 1º de noviembre al 1º de febrero?”.

De todos modos, el legislador expresó que el nuevo CPP “es el avance más importante en el plano del proceso penal que ha pasado en el Uruguay desde 1830” pero que “quedaron varios cabos sueltos”.  

Pasquet advirtió algunos de los problemas que tiene el nuevo código. Según el legislador, anteriormente, “primero se producía la prueba (testigos, funcionarios, víctima) y después con todas las cartas sobre la mesa el fiscal acusaba y la defensa contestaba. Entonces la defensa y el fiscal  estaban en un pie de igualdad”. Sin embargo, “ahora cambió la estructura, primero es la acusación, después la contestación, y luego la prueba (como en el juicio civil). Y la gente va a decir que ‘es lo mismo’ y no, en los hechos no va a ser lo mismo porque en el 90% de los casos la defensa es pública, es de oficio”.  “El fiscal va a conocer la prueba porque es el que hace la investigación, si él no tiene la prueba, no acusa. Acusa cuando él cree que tiene todos los elementos necesarios como para fundar su caso. Con la defensa no va a pasar eso, entonces eso es una desigualdad real que no está en el plano teórico y que conceptualmente podés pensar que está equilibrado, porque uno puede acusar, otro puede contestar. Formalmente, cada cual tiene la prueba que tiene para ofrecer, pero igualdad concretamente no va a haber”, agregó.

Por último, a Pasquet “no le convence el juicio abreviado”. “Lo acepté en su momento porque hacía hincapié en que era indispensable para que algunas cosas marcharan rápido. Implica no diligenciar pruebas”, añadió.

Registro

Suscripciones:
×